Jardines verticales, una tendencia original

Jardines verticales

Los jardines forman parte de las actuales ciudades y también de muchos hogares. Es agradable tener contacto directo con la naturaleza y por eso disfrutamos cuidando al detalle los jardines. Hoy veremos una tendencia que está en alza y que resulta sorprendente y agradable. Nos referimos a los geniales jardines verticales.

Veremos qué son y qué ventajas tienen, además de cómo podemos crear uno de estos jardines verticales en nuestro hogar. Aunque los hay que son elaborados por auténticos profesionales en el tema, todos podemos hacer nuestra versión casera de un jardín vertical.

Qué es un jardín vertical

Jardines con macetas

Los jardines verticales son precisamente jardines que se plantan en zonas verticales como las paredes. Tanto se pueden ver en interior como en exterior, ocupando pequeñas o grandes superficies. En la actualidad incluso hay empresas que diseñan esos jardines, para crear auténticas obras de arte de la naturaleza. Se han convertido en una gran tendencia porque nos permiten disfrutar de un entorno natural envolvente en cualquier parte aprovechando las paredes.

Ventajas del jardín vertical

Jardines verticales

El jardín vertical tiene una gran ventaja, y es que apenas ocupa espacio, ya que lo que se aprovecha es la pared. Hemos vistos este tipo de jardines incluso en fachadas de pisos y casas, para poder humanizar y añadir un poco de naturaleza a los entornos más urbanos y despersonalizados. El jardín vertical aporta relajación y aromas a un espacio si es interior. Aplicados en las fachadas tienen la propiedad de poder regular mejor las temperaturas, evitando el excesivo calor en verano y el frío en invierno, lo que se traduce en un gasto menor de energía.

Los jardines verticales dentro de casa o en el jardín ayudan a purificar el aire, absorben los contaminantes que hay en el aire, sobre todo en las zonas urbanas, para mejorar la calidad de este. Si queremos disfrutar de un ambiente mucho más sano para toda la familia, esta es una de las mejores soluciones. Ocupan poco espacio y son aptos incluso para añadir a una terraza o a un piso pequeño. Este ahorro del espacio también es otra de sus cualidades, por eso son tan utilizados en las zonas urbanas que ya no cuentan con demasiados metros de suelo para jardines tradicionales.

Cómo hacer unos jardines verticales

Los jardines verticales profesionales son llevados a cabo por empresas que se dedican a ello y que ya cuentan con todo el material necesario. Además, cuentan con plantas adecuadas para interior o exterior. Suelen añadirse a las paredes por módulos con plantas ya cultivadas. En los módulos hay un sistema de riego para aportar los nutrientes y el agua necesaria a las plantas. Gracias a esto se mantendrán siempre en perfecto estado.

Jardines de interior

Jardines caseros

En muchas ocasiones se hacen jardines verticales para el interior. Estos se pueden ver en casas pero también en algunos negocios como restaurantes, ya que aportan originalidad y un ambiente agradable. Estos jardines tienen que tener unas condiciones y un tipo de plantas de interior para que se mantengan sanas. Las empresas que crean estos jardines pueden recomendar la mejor forma de cuidarlos, aunque con los sistemas que aplican resulta bastante fácil mantenerlos. El resultado puede llegar a ser incluso espectacular, ya que se pueden ver jardines poblando las paredes y añadiendo colorido y frescor a los ambientes.

Jardines caseros

Jardines caseros

Si en casa también queremos aprovechar una pared para hacer nuestro propio jardín, podemos hacer un jardín vertical casero. Es posible hacer el jardín añadiendo macetas en unas paredes, aunque hay quien los hace con botellas recicladas de plástico o con tuberías de plástico. Es importante que tengan un sistema para poder filtrar el agua y que dispongan de las condiciones de luz y temperatura. Estos jardines han permitido a muchas personas que tiene poco espacio en su jardín o una terraza pequeña el poder plantar cosas como lechugas o fresas, pero también el poder tener plantas con bellas flores. Tanto se pueden hacer con materiales reciclados como con macetas y paredes de madera con entramados en los cuales colocar estas macetas. Ocuparán poco y tendremos una gran cantidad de plantas disponibles.

Jardines con palets

Jardines verticales

Los palets pueden ser una gran ayuda para hacer un pequeño jardín vertical en nuestro hogar. Hay quien añade plantas aromáticas e incluso pequeñas plantaciones con lechugas y otras plantas. Esto lo elige cada persona, pero estos palets pueden ser perfectos para un jardín casero. Se pueden utilizar sus tablas para ponerlas en las paredes y atornillar diferentes macetas. También se pueden tapar parte de los huecos para que queden espacios que se pueden usar directamente como macetas. Es un concepto un poco más rústico de jardín vertical pero es perfecto si no podemos permitirnos añadir uno profesional o no tenemos el espacio suficiente para ello. ¿Qué os ha parecido la idea de añadir un bello jardín vertical a vuestro hogar?

Decora tu casa con Vinilos
Si buscas Vinilos baratos para decorar tu hogar. No te pierdas esta gran colección.
Los mejores Vinilos

Un comentario, deja el tuyo

  1.   Pepe Ruiz dijo

    Es increíble tener un jardín en casa, ya que además de todo esto, puedes optar por comprar camas elásticas para mejorar la diversión del jardín.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.