Kokedama, otra forma de cultivar tus plantas

Kokedama es una antigua técnica japonesa para cultivar plantas con mas de 500 años de antigüedad. La planta se cultiva en una bola compuesta usualmente por musgo, turba y akadama (koke = musgo y dama = bola);  un hábitat natural expuesto en su totalidad con una estética creativa y sorprendente.

Esta técnica te permite aportar un toque natural a tu hogar de forma poco convencional. Las kokedamas pueden apoyarse sobre diferentes superficies o colgarse del techo, ofreciendote un mundo de posibilidades para decorar espacios interiores. Además son fáciles de cuidar; si te has dado por vencido con las plantas aqui tienes una nueva oportunidad para intentarlo.

Esta técnica se adapta incluso a las manos más torpes. Eso dicen quienes la trabajan, aburridos de que se compare esta técnica desconocida con la del bonsai de la que es prima hermana. Ambas cultivan las plantas en una pequeña porción de tierra pero, mas allá de esa y otras similitudes, los cuidados de las kokedamas son mucho más sencillos.

Plantas apropiadas para kokedamas

Quienes llevan años dedicándose a la creación de Kokedamas aconsejan utilizar plantas que tengan las mismas necesidades que el musgo. O dicho de otra forma, plantas que se adapten bien a condiciones de semisombra y requieran un nivel alto de humedad. No son condiciones esenciales, pero si recomendables si deseamos que su cuidado resulte mucho mas sencillo.

También es importante que la planta elegida tenga un crecimiento lento. Esta técnica da prioridad estética a la planta y a la raíz y no queremos que, esta última, ocupe todo e sustrato y termine saliendo al exterior en un corto periodo de tiempo.

Teniendo en cuenta lo anterior, helechos, hiedras y plantas que viven bien en condiciones de semisombra son las que mejor se adaptarán. Hay, sin embargo, muchas plantas que quedarán realmente bonitas en una kokedama como: Ficus ginseng, Crotón, Asplenium nidus, Echeveria, Asplenium nidus, Bonsai de conífera, Chamaerops humilis, Pilea peperomioides, etc.

Cuando las necesidades de humedad del musgo son incompatibles con las de la planta, como ocurre con las crasas, se puede utilizar musgo muerto para solucionar el problema.  El éxito está en encontrar el equilibrio entre el gusto personal y las condiciones del lugar que habitas.

Cómo hacer una kokedama

¿Has escogido ya la planta para tu kokedama? Para hacer una kokedama se parte de la planta, pero son necesarios otros materiales. El principal es la akadama, una arcilla 100% natural que ayuda a que la masa sea más plástica y retenga la forma, el agua y los nutrientes.  Además tendrás que comprar turba, musgo e hilo de algodón. Recuerda que el musgo es una especie protegida y por tanto no se puede coger de la naturaleza, está prohibido.

Una vez tengas todos los materiales, hacer una kokedama no te resultará complicado con nuestro paso a paso. Eso si, tendrás que ensuciarte las manos.

  1. Elimina parte de la tierra de la maceta agitándola suavemente para que esta se desprenda de las raíces.
  2. Prepara el suelo mezclando la akadama con la turba en proporción 1:3. Humedece la mezcla con agua y forma una bola de un tamaño apropiado al tamaño de la planta.

  1. Abre la bola de tierra e introduce las raíces de la planta. Ciérrala y presiona ligeramente para compactar la bola, asegurándote que las raíces quedan bien escondidas.
  2. A continuación, cubre la bola con el musgo. Puedes utilizar diferentes tipos de musgo, tanto vivos como secos. Uno de los mas apropiados es el musgo sphagnum ya que es capaz de retener 20 veces su peso en agua.
  3. A continuación sujeta con el hilo de algodón el musgo, dándole vueltas a la bola y haciendo pequeños nudos de vez en cuando. Lo ideal si deseamos que el hilo pase desapercibido será escoger uno del mismo color que el musgo. Si por el contrario se desea que este destaque pueden utilizarse cordones gruesos en llamativos colores que contrasten con el color del musgo.

Existen, además de esta, otras formas de elaborar una kokedama. Hya quienes utilizan una esponja en esfera de jardinería para darle forma, y quienes en lugar del musgo utilizan fibra de coco para mantener la humedad de la planta

Cuidados de las kodedamas

Las kokedamas se riegan por inmersión. Es una de las particularidades de esta técnica; nada de regaderas ni de platos con agua. Cuando el sustrato este seco, se sumerge la bola en un cubo con agua, dejando que absorba durante unos minutos la que necesite para posteriormente escurrirla sobre una esponja o una rejilla.

Durante las épocas mas secas o cuando las plantas no requieran riegos frecuentes, será necesario además pulverizar la bola entre riegos para conservar el musgo en buen estado. Ten en cuenta que tanto la luz como la humedad o la frecuencia de riego dependerán del tipo de planta que hayas escogido.

Para proporcionarle el mejor cuidado será necesario además retirar las hojas secas asiduamente, abonarla cuando sea necesario utilizando abono líquido en el agua de riego y controlar periódicamente la aparición de hongos e insectos que puedan afectar la planta. No te olvides tampoco de girar la kokedama sobre su eje para que las hojas no vuelquen hacia un lado buscando la luz.

Ahora que sabes algo mas sobre las kokadamas, ¿te animaras a cultivar alguna planta utilizando esta técnica?

Decora tu casa con Vinilos
Si buscas Vinilos baratos para decorar tu hogar. No te pierdas esta gran colección.

Los mejores Vinilos


Categorías

Decoración

Aunque he dirigido mis estudios hacia el campo industrial y la ingeniería, hay muchas otras cosas que me llenan como lo son la música, el interiorismo o la cocina. Decoora me da la oportunidad de compartir con todos vosotros tips, ideas y DIYS sobre decoración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.