Lámpara Tiffany, un clásico para iluminar tu hogar

Lámparas Tiffany

La lámpara Tiffany es la más famosa lámpara de vidrio emplomado. Fue concebida no solo para iluminar las habitaciones sino también para ser un bonito artículo decorativo de interiores. La forma en la que los cristales tamizan la luz imprime carácter y un estilo único a cada habitación.

Consideradas parte de movimiento Art Nouveau, las lámparas Tiffany presentan preciosos diseños geométricos o inspirados en la naturaleza. Las originales son artículos de lujo, inalcanzables para la mayoría de nosotros. Sin embargo, existen tanto reproducciones como versiones contemporáneas mucho mas asequibles para decorar nuestros hogares. ¿Quieres saber cómo sacarles el máximo partido?

Un poco de historia

Dicen que la lámpara Tiffany nació de un afortunado encuentro entre Louis Comfort Tiffany (1848-1933) y Thomas Edison (1847-1931). El primero de ellos pensó que podría producir sus exquisitos vitrales en miniatura para servir como pantallas de lámparas que iluminarían el vitral, gracias a la luz que produciría la bombilla que había inventado el segundo. Y así fue como nació la lámpara de Tiffany.

Lámparas Tiffany

La primera lámpara Tiffany fue creada alrededor de 1895. Cada lámpara era hecha a mano por hábiles artesanos que debían seleccionar cuidadosamente y con esmero las mejores secciones de vidrio cortadas entre millares. Estos pequeños trozos de vidrio sde utilizaban para crear motivos geométricos o naturales entre los que destacaban flores, libélulas, mariposas y plumas de pavón.

Las lámparas Tiffany tuvieron su época dorada entre 1885-1920. Ganaron una gran popularidad gracias a la Exposición Mundial Colombina de 1893 en Chicago, en la que captaron la mirada de Wilhelm Bode y Julius Lessing, directores de los museos estatales en Berlín, y responsables de su introducción en el mercado alemán primero y en el Europeo, después.

Tras la muerte de Louis Comfort Tiffany en 1933, la popularidad de sus lámparas disminuyó. Los gustos de la época cambiaron y sus lámparas resultaban demasiado llamativas para estos. Pero todo vuelve y en la década de los 60 se hicieron populares otra vez llamando la atención de museos y coleccionistas.

Características de las lámparas Tiffany

Si por algo se caracterizan las lámparas Tiffany son por su pantalla compuesta por vidrio de colores. En sus orígenes estos eran cortados, pulidos a mano y soldados a plomo para componer el vitral. Y aunque hoy las técnicas con las que se fabrican han evolucionado, las originales y coloridas composiciones de la pantalla siguen siendo su rasgo mas identificativo.

Lámparas Tiffany

La base es también parte importante del diseño de estas lámparas. La mayor parte fueron hechas con fundición de bronce en la misma fábrica de Tiffany en Queens. Hoy, la mayoría de diseños siguen fieles a esa estética aunque existen excepciones.

Otra característica de las lámparas Tuffany es la luz. Este tipo de lámparas no aportan demasiada luz a la estancia, pero pueden utilizarse para crear distintos ambientes dentro de una sala. Recordemos que fueron creadas con la intención ser ser además un objeto decorativo.

Un número y una firma en la parte inferior identifican las lámparas originales, fabricadas en Tiffany Studios en Nueva York. Estas alcanzan importes de seis cifras cuando se venden en subastas de antigüedades en EE.UU.

Decorar con lámparas Tiffany

Asociamos a menudo las lámparas de estilo Tiffany con interiores opulentos muy alejados del estilo actual con el que la mayoría decoramos nuestros hogares. Sin embargo, estas pueden encajar a la perfección en espacios modernos aportando a estos carácter y proporcionándoles un ambiente único.

Lámparas Tiffany

Las pequeñas lámparas de mesa se convierten en una propuesta muy acertada para imprimir color en dormitorios sobrios y con una paleta de colores neutra. De la misma forma pueden utilizarse en el salón, situadas junto al sofá sobre una mesita auxiliar que no les robe protagonismo.

Este tipo de lámpara encaja también a la perfección en despachos de estilo clásico. Colocadas sobre una mesa de madera robusta y junto a elementos en madera o metal que sirvan para organizar todos los útiles de trabajo, aportarán un ambiente cálido, familiar y acogedor.

Lámparas Tiffany

La lámparas Tiffany colgantes, por su parte, son una gran opción para decorar cocinas y comedores. Colocadas sobre la mesa, aportan una luz íntima y acogedora, suficiente para ambientar una comida o cena en familia. Escoge una lámpara de gran tamaño y formas redondeadas para iluminar una mesa redonda u ovalada y combina varias lámparas con líneas mas rectas sobre una mesa rectangular.

Las lámparas Tiffany  resultan muy apropiadas para decorar ambientes clásicos en los que los muebles de madera oscura y los sofás o butacas con tapizados florales cobren relevancia. Pero también resultan idóneas para imprimir color a estancias sobrias o llamar la atención sobre un rincón concreto en estas.  Hoy en día, además, el diseño de las lámparas Tiffany se ha diversificado. Es posible encontrar lámparas con estilos y colores muy diferentes y por tanto, resulta mucho mas fácil integrarlas en una habitación concreta, sea cual sea el estilo de esta.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

Decora tu casa con Vinilos
Si buscas Vinilos baratos para decorar tu hogar. No te pierdas esta gran colección.
Los mejores Vinilos