Qué lámparas usar para los techos bajos de la casa

Lámparas para techos bajos

Una buena iluminación es esencial para lograr que nuestro hogar resulte agradable, que se respire un buen ambiente. También es imprescindible para ganar funcionalidad y poder llevar a cabo con comodidad cada una de las actividades que queramos desarrollar. Si tienes una casa con los techos demasiado bajos, sin embargo, elegir la iluminación adecuada para cada una de las estancias puede resultar complicado si no sigues una serie de consejos.

Con unos techos bajos deberás evitar en todo momento usar lámparas colgantes demasiado grandes o voluminosas, ya que no solo harán parecer la estancia más pequeña sino que, además, podrían entorpecer el paso en determinadas zonas. Así, en términos generales, lo más adecuado será apostar por lámparas pegadas al techo de pequeño tamaño que contribuyan a lograr un espacio limpio y despejado.

Por mucho que nos guste una lámpara esta puede no resultar adecuada para iluminar un espacio. Ocurre especialmente en espacios con los techos bajos. Estos limitan su elección, pero no debes desesperarte. Teniendo en cuenta un par de cuestiones y tras leer algunas de nuestras propuestas, no tendrás problema para identificar qué lámparas usar para los techos bajos de la casa.

Casas con techos bajos

¿Cuáles son esas dos cuestiones que mencionamos? ¿Qué debes tener siempre presente a la hora de elegir la iluminación para un hogar o una estancia techos bajos?

  1. Los expertos aconsejan que cualquier elemento que cuelgue del techo debe tener una separación mínima de 2 metros del suelo. Teniendo en cuenta estos datos, en un techo de 2.30 metros, por ejemplo, solo podremos colocar lámparas de 30 centímetros de altura. Esta ecuación nos garantiza el óptimo funcionamiento del espacio, aunque como verás más adelante, podemos permitirnos excepciones en lugares concretos.
  2. La altura afecta también al radio de incidencia de la luz. A mayor altura, mayor radio. A menor altura, menor radio. Por eso, escoger lámparas con un gran ángulo de apertura del haz de luz será clave para disfrutar de un mayor espacio iluminado.

Focos empotrados

Una forma muy interesante de ahorrar espacio y conseguir que nuestros techos parezcan más altos de lo que en realidad son, es apostar por focos empotrados. Estos se empotran en el falso techo del hogar garantizando una luz uniforme y proporcionando una estética limpia a la estancia.

Focos empotrados

Entre estos focos son los denominados focos downlight los más interesantes para iluminar espacios con techos bajos. Mientras los focos empotrables se caracterizan por ofrecer un haz de luz concentrado, los downlight garantizan una luz difuminada con un ángulo de apertura mucho mayor. Con el desarrollo de la iluminación LED se logra, además, una luz más natural y de una vida útil mayor.

Plafones

Un plafón es por definición una “lámpara plana traslúcida, que se coloca pegada al techo para disimular las bombillas”. Otra excelente elección, por tanto, a la hora de iluminar una habitación en la que los techos estén muy bajos y una alternativa “limpia” a los focos empotrados ya que estos no requieren hacer agujeros en la pared. Si buscabas un tipo de lámpara que ocupase muy poco y con una instalación sencilla, ¡lo has encontrado!

Plafones, la alternativa a los focos empotrados

En el mercado podrás encontrar plafones de diferentes estilos, por lo que te resultará muy sencillo adecuarlos a tu casa, tenga este el estilo que tenga. Para salones y dormitorios un plafón puede ser una solución perfecta si se combina con otras soluciones de pie. Y si el espacio es muy grande siempre podrás optar por plafones múltiples.

Arañas modernas

Es evidente que si hemos hablado de renunciar a lámparas muy voluminosas, una lámpara de araña no es una alternativa a tener en cuenta. ¿A que nos referimos, entonces, con arañas modernas? A lámparas de techo de metal con brazos articulados y pantallas, generalmente metálicas.

Ilumina el salón o el comedor con arañas modernas

Además de tener los brazos articulados, las pantallas también se pueden mover, incluso mirando al techo. Así no solo podrás adecuar la iluminación de tus espacios a nuevas situaciones, enfocando los puntos de luz allí donde sea necesario, sino que además podrás dirigir la luz al techo, elevando visualmente este. Son perfectas para el salón, la cocina o incluso habitación, ¿no estáis de acuerdo?

Prestad atención a su altura. Suelen oscilar entre los 40 y 70 centímetros lo que podría resultar incompatible con unos techos demasiado bajos o una posición central en la habitación. Siempre podrías colocarlas, eso sí, sobre el sofá, la cama o la mesa; sitios en los que permanecemos sentados.

Lámparas colgantes

Si os encantan las lámparas colgantes pero los techos de tu viviendo son bajos, no tienes por qué renunciar a estas. No las podrás poner en cualquier sitio, pero si sobre la mesa del comedor o la isla de la cocina. En esas zonas evitas el problema de la falta de altura, como ya hemos mencionado al hacer referencia a las lámparas de araña modernas. Intenta escoger diseños de altura regulable; así podrás jugar con la altura adecuada y cuidar todos los detalles.

Lámparas colgantes sobre la mesa o la isla

Lámparas de pie y pared

Si los techos de tu casa son demasiado bajos, podrías renunciar a las lámparas de techo y usar lámparas de pie, de mesa o apliques de pared. Es una buena forma de dejar los tiempos limpios, lo que hará que parezcan más altos, y fomentar la verticalidad a través de estos elementos.

Las lámparas en arco, permiten hacer llegar la luz a cualquier rincón y también lo hacen los flexos de pared con brazos articulados. Combinar diferentes tipos de lámparas, contribuirá además a iluminar cada rincón de forma apropiada a la actividad que en este se suele realizar. Una luz difuminada es ideal para crear ambiente en zonas de descanso, mientras que en espacios de trabajo será necesaria una iluminación directa e intensa.

Como puedes ver, con esta serie de consejos tan fáciles y sencillos no tendrás ningún tipo de problema a la hora de iluminar cualquier estancia de la casa a pesar de que los techos no estén a una altura adecuada.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.