Las claves para decorar en color gris marengo

El gris marengo abarca un abanico de tonalidades de gris que podríamos definir como medias.  Es un color que en la última década ha ganado un gran protagonismo en el mundo de la decoración. ¿Por qué? Os preguntaréis. Porque reafirma tanto los tonos cálidos como los fríos, aportando además un ambiente elegante y sobrio a cualquier habitación.

Los grises se han convertido en un comodín para crear ambientes con una base neutra. Olvídate de su mala fama; el gris un color muy versátil que puedes combinar con una gran paleta colores sin miedo a equivocarte tanto en sus tonalidades más claras como en las más oscuras. ¿No sabes cuál utilizar? Decántate por el marengo y aprende como sacarle partido con nuestros consejos.

¿Dónde utilizar el gris marengo?

Los grises aportan armonía y sofisticación al ambiente. No debe extrañarnos, por tanto, que se utilice cada vez con mas frecuencia para pintar las paredes de grandes estancias como el salón o el dormitorio. Es un color además que propicia el descanso o la concentración, por lo que resulta ideal para decorar dormitorios y zonas de trabajo o estudio.

Dormitorios

Según el Feng Shui el gris es una tonalidad que garantiza el descanso, por lo que está considerado un color apropiado para decorar el dormitorio. El gris marengo es una tonalidad media y como tal, tendremos que usarla con moderación cuando las dimensiones y la luz de la habitación así lo exijan. Si se trata de un dormitorio pequeño y/o con poca luz, lo ideal será utilizarlo en una única pared y/o en la ropa de la cama, combinándolo siempre con otros colores mas luminosos como el blanco.

 

El gris aporta al dormitorio un carácter neutro que podremos matizar introduciendo accesorios de color. El gris resulta muy versátil y es difícil equivocarse. Debéis tener en cuenta, sin embargo, que dependiendo del color escogido el dormitorio transmitirá una sensación u otra. Algo que, sin duda, querréis tener en cuenta.

Zonas de trabajo y estudio

El gris marengo favorece la concentración, según diferentes estudios, por lo que resulta apropiado también para vestir espacios de estudio o lectura. Si tenéis una habitación con un gran ventanal, destinada a tales tareas, el gris marengo es una gran alternativa para pintar las paredes. Y los muebles y accesorios en tonos cálidos un gran aliado para hacer la habitación mas acogedora.

Salones

Sobriedad y equilibrio es lo que el gris marengo transmite a un espacio como el salón. Pintar las paredes en este color aportará un punto de sofisticación a este espacio que podremos reforzar, utilizando muebles en colores oscuros. Sin embargo, no debemos asociar automáticamente el gris con un color serio. El gris marengo es también una gran opción para decorar un espacio familiar mas desenfadado. Paredes blancas, muebles grises y accesorios de color forman un gran tándem en estos casos.

Cocinas

Orden y limpieza son características que apreciamos en una cocina. Y son precisamente sensaciones que el gris marengo contribuye a crear. No podemos decir que sea un color habitual en nuestras cocinas, por el momento, pero se está abriendo paso con firmeza. Los muebles de cocina grises son elegantes y encajan en diferentes estilos de cocina ¡un punto mas a su favor!

¿Cómo combinar el gris marengo?

Ser considerado un color neutro lo convierte en un comodín cuando se trata de decorar una determinada habitación. No nos limita y nos permite un sin fín de combinaciones posibles, aunque no todas tengan la misma popularidad. Hay colores que se llevan especialmente bien con el gris, ¿quieres saber cuáles son?

  • Con blanco: El blanco es un color que contrarresta el ambiente sobrio y formal que transmite el gris a las diferentes estancias. Aporta además mucha luminosidad, por lo que combinar ambos colores resulta muy interesante en espacios pequeños o con poca luz natural.

  • Con colores pastel. La combinación del gris marengo con estos colores contribuye a crear ambientes románticos y serenos. Unas mantas y cojines en tonos rosas sobre un sofá o una cama vestida en tonos grises, aporta un toque muy femenino a la habitación. Y tanto el rosa como el azul son colores que habitualmente se utilizan junto al gris para decorar los dormitorios de los mas pequeños de la casa y aportar serenidad al mismo.

  • Con colores cálidos: Marrones, ocres, amarillos, cremas… aportarán a las habitaciones decoradas en gris marendo un aire cálido. Considerado un color frío, el gris encuentra en colores cálidos como los que hemos citado su equilibrio. Pequeños toques en estos colores transformarán completamente una estancia.

  • Otros: El rojo y el gris forman una combinación explosiva con la que no todos se atreven. Mas amable resulta la combinación del gris marengo con morados y verdes oscuros, ambos muy sofisticados.

Según la psicología del color, el gris estimula la concentración y evita distracciones, y aunque carece de energía, se alía con otros colores para cederles el protagonismo y poder conseguir un equilibrio tanto emocional como decorativo. ¿No os parece un buen color para utilizar de forma moderada en vuestro hogar?

Decora tu casa con Vinilos
Si buscas Vinilos baratos para decorar tu hogar. No te pierdas esta gran colección.
Los mejores Vinilos

Sé el primero en comentar