Las cocinas blancas no pasan de moda

El color blanco es un clásico en nuestras cocinas. Es un color que aporta al espacio luminosidad y genera sensación de amplitud, por lo que resulta muy apropiado para decorar cocinas pequeñas. Además es elegante y limpio por lo que siempre es un acierto optar por este color.

No debemos preocuparnos por el estilo de la cocina. El blanco se adapta a todos ellos, siendo una gran elección en cocinas tanto modernas como vintage, tanto rústicas como minimalistas… ¡Y no pasa de moda! Jugando con nuevas tendencias resultará sencillo actualizarla con pequeños cambios.

Uno de los temores de utilizar exclusivamente el blanco en la cocina es que el resultado sea excesivamente frío. Sin embargo, este no debe ser motivo de preocupación. El blanco nos permite introducir otros colores con facilidad, por lo que siempre podremos actualizar la cocina utilizando otros colores en la encimera, electrodomésticos, sillas o mesas….

Ventajas de decorar en blanco la cocina

Como ya hemos mencionado el blanco es un color elegante y luminoso que genera además sensación de amplitud. Un color por tanto adecuado para decorar espacios pequeños y/o con poca luz.  Pero no terminan aqui sus virtudes… No puede ser casualidad que sea el color mas popular para decorar la cocina, ¿no creés?

  • El blanco se adapta a cualquier estilo de cocina como tendréis tiempo de comprobar. Cocinas modernas, minimalistas, rústicas o de inspiración nórdica…. a todas ellas aprota el blanco un importante valor.
  • Las cocinas blancas son atemporales, no pasan de moda. Actualizarlas es muy sencillo realizando pequeños cambios.
  • El blanco nos permite jugar con diferentes materiales, texturas y colores.  Podemos combinar muebles blancos con elementos de granito negro, madera o acero, entre otros materiales, sin miedo a equivocarnos.
  • Es una forma de aportar luminosidad y ampliar visualmente la cocina. Una característica a tener en cuenta en espacios pequeños y/o con poca luz natural.
  • El blanco es un color que denota pureza y limpieza. La sensación que transmite una cocina blanca limpia es difícil de imitar.

Como decorar cocinas blancas

El blanco es un color muy versátil. ¿Quieres darle un toque rústico a tu cocina? ¿prefieres un estilo moderno y actual? No importa cuál sea tu elección, el blanco se adapta a todos los estilos. Solo tendrás que tener en cuenta algunos consejos y claves para conseguir el look ideal para cada estilo de cocina.

El estilo minimalista tiene mucha fuerza actualmente en la decoración de espacios interiores. Reducir los elementos a lo esencial y combinarlos adecuadamente es la clave de este estilo. Escoge muebles blancos de líneas limpias y combínalos con paredes del mismo color y suelos de madera.  Las cocinas blancas modernas de inspiración minimalista avogan por la sencillez, evitando detalles ornamentales.

El estilo nórdico, por su parte, acostumbra a combinar los muebles de cocina blancos con maderas claras y otros elementos naturales que aportan calidez. El resultado es limpio y luminoso como el de las cocinas blancas minimalistas pero mas cálido y hogareño gracias a los detalles: plantas de interior, pizarras para crear la lista de la compra o dejar mensajes, mantas en las sillas…

Los muebles de color blanco de funden con otros metálicos en las cocinas de estilo industrial. Otra de las claves de las cocinas blancas industriales es dejar al descubierto algunos elementos estructurales como vigas, ladrillos o tuberías. Un loft neoyorquino siempre es una buena fuente de inspiración.

Con las cocinas de estilo rústico estamos mas familiarizados que con las anteriores. Escoger muebles de madera blancos decapados o envejecidos y combinarlos con cortinas color beige y accesorios de forja o madera artesanales siempre es una estupenda alternativa. No te olvides de decorar la mesa con una vajilla de porcelana retro y de colocar además algún centro de flores.

Cómo aportar color a una cocina blanca

El blanco utilizado como color base de la decoración nos abre numerosas posibilidades. Una habitación totalmente monocromática puede resultar fría y estéril si no se juega con una combinación de materiales adecuada. Una sensación que desparece cuando incorporamos una pequeña nota de color que aporte contraste al conjunto.

 

No es necesario inundar la habitación de colores, una encimera o una puerta de armario de otro color que no sea el blanco puede ser suficiente para darle chispa al espacio. No se trata de recargar la habitación, sino de darle vida, hacerla mas acogedora y/o actualizarla.

Como ya hemos mencionado, las encimeras pueden darnos mucho juego en las cocinas blancas. Materiales como el mármol blanco gracias a sus vetas grises, pueden ayudarnos a romper la monocromía y pronunciar aún más la sensación de amplitud. También podemos jugar con encimeras de madera, o de cuarzo tanto e colores neutros como en vivas tonalidades.

Las puertas de los armarios también pueden convertirse en grandes aliados. Podemos intercalar puertas blancas y en maderas claras para crear cierto contraste al mismo tiempo que aprotamos calidez al espacio. Aunque sin duda son los accesorios los que nos proporcionan la forma mas sencilla de incorporar color a las cocinas blancas de forma reversible.  Lámparas, sillas, pequeños electrodomésticos y utensilios de cocina, pueden servir a nuestro propósito.

 

Decora tu casa con Vinilos
Si buscas Vinilos baratos para decorar tu hogar. No te pierdas esta gran colección.
Los mejores Vinilos

Categorías

Cocinas

Maria Vazquez

Aunque he dirigido mis estudios hacia el campo industrial y la ingeniería, hay muchas otras cosas que me llenan como lo son la música, el... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *