La luz en la cocina

La cocina no es sólo un lugar donde cocinar, es otra parte más de la casa que merece ser tratada indistintamente al resto, con una buena decoración y luminosidad.

La iluminación es un factor clave, en el caso de las lámparas hay que tener en cuenta el material, ya que va a estar situada en el lugar de la casa done más se va a ensuciar y debe ser fácil de limpiar. Por ejemplo el plástico o el cristal pueden ser materiales ideales para esta zona, pero el papel es poco aconsejable, ya que se pegara la grasa fácilmente y será difícil limpiarlo sin que sufra la lámpara.

También hay que saber situar adecuadamente los puntos de luz para que iluminen en las zonas de trabajo principales como la pila o la vitrocerámica, pero también debemos siempre tener una luz general en el centro de la estancia que puede consistir en lámparas o en focos incrustados en el techo como por ejemplo luces halógenas.

Luces leds escondidas bajo los armarios altos o estanterías para aportar luz indirecta crean un ambiente muy acogedor a parte de dar gran luminosidad.

Si nuestra cocina tiene zona de office o un pequeño comedor deberemos situar sobre ella alguna lámpara que nos ilumine en nuestras horas de cena, en estos casos podemos jugar con las alturas y el diseño al estar situada sobre una mesa.

Aunque la luz artificial es fundamental en nuestra cocina, siempre debemos dar preferencia a la luz natural. Situar por ejemplo, el fregadero bajo una ventana será la mejor opción, ya que la tarea de lavar los platos se hará más amena. Pero si está distribución es imposible por la disposición de las tuberías y desagües, hay que evitar el uso de cortinas tupidas que no dejen pasar la luz, esta debe entrar fácilmente en nuestra cocina.

Decora tu casa con Vinilos
Si buscas Vinilos baratos para decorar tu hogar. No te pierdas esta gran colección.
Los mejores Vinilos
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *