Manualidades con piedras pintadas para decorar el hogar

Durante el otoño es cuando la gente busca nuevas aficiones para los largos días lluviosos en los que no se puede salir de casa. Así que hoy os traemos ideas para hacer manualidades con piedras pintadas. Este es un divertido entretenimiento que puede ayudarnos a concentrarnos y a divertirnos a partes iguales, con un sencillo DIY que se hace con piedras.

Con estas piedras pintadas se pueden hacer desde divertidos juegos a otras cosas, como pequeñas piezas para decorar el jardín o incluso el hogar. Si te gusta la pintura y quieres hacerlo a pequeña escala, no dudes en sacar tus pinceles para crear estas geniales piedras pintadas.

Piedras pintadas tipo mandala

Los mandalas son esos dibujos geométricamente perfectos de origen hindú que ayudan a la concentración y a la relajación. Si necesitas un poco de esto para alejar el estrés de tu vida, puedes utilizar las piedras que tengas para pintarlas con geniales mandalas repletos de colorido. Para hacer estos geniales patrones solamente necesitamos unos pinceles muy pequeños en diferentes tamaños, así como acuarelas de varios colores. Los patrones se van haciendo poco a poco alrededor y desde un punto central. De esta forma crearemos estos patrones iguales. Esto nos dará mucha más concentración y hará que desarrollemos nuestra paciencia.

Piedras a modo de juegos

Estas piedras se pueden pintar para hacer divertidos juegos para los más pequeños de la casa. El tres en raya puede ser un buen entretenimiento, que les resultará mucho más ameno si son ellos los que lo crean como si fuese una manualidad. Por otro lado, tenemos divertidos juegos como el pacman, que se puede pintar en las piedras.

Piedras decorativas

Las piedras pueden pintarse con el único fin de decorar un rincón del hogar, como puede ser por ejemplo un jarrón de cristal. También es posible pintarlas para distraernos y crear bonitos detalles. Si somos buenos pintando podemos añadir todo tipo de cosas a las piedras, como patrones geométricos con colores diferentes o incluso plantas. Todo depende de lo que nos guste o de la finalidad que le busquemos.

Piedras con paisajes

Esta es otra idea muy parecida a la de los mandalas. Se trata de hacer pequeños paisajes coloridos en las piedras, añadiendo cientos de puntos a la imagen, con diferentes tonalidades que se van mezclando entre sí. Es todo un arte que podemos ir perfeccionando, aunque necesitaremos mucha paciencia para hacer estos paisajes en pequeñas piedras. Debemos buscar siempre piedras lisas de tamaño medio, para poder hacer un paisaje con algunos detalles, como las montañas o el mar. En la combinación de colores podemos ser muy creativos.

Piedras en forma de animales

Una divertida manualidad para hacer con los más pequeños de la casa consiste en utilizar piedra ovaladas para hacer simpáticas mariquitas de colores. Estas mariquitas nos pueden servir para decorar en el cuarto infantil o incluso en las macetas del jardín. Solamente necesitaremos pintura de colores variados y pintura negra para hacer la cara y los lunares.

Piedras pintadas como zapatillas

Esta manualidad ya es un poco más trabajosa, y es que se trata de diversas piedras pintadas como si fuesen zapatillas, con todo lujo de detalles. Si se nos da bien pintar, podemos probar a hacer este tipo de cosas, aunque desde luego hay que tener un buen pulso para crear unas zapatillas tan bonitas y realistas como estas.

Piedras como monstruos

Los más pequeños van a disfrutar creando sus propios monstruos con las piedras que encuentren en en jardín. En este caso vemos monstruos de todos los tipos, colores y tamaños. No hay un modelos establecido, sino que tendrán que echarle bastante imaginación para poder crear toda una familia de monstruos con la que jugar. Sin duda es una buena manualidad para un día en el que se encuentren aburridos. En este tipo de ideas se pueden hacer caras diferentes, colores y patrones, porque en el mundo de los monstruos no hay nada que sea normal o típico.

Piedras pintadas como cactus

Esta idea nos ha parecido muy divertida y asombrosa, porque estas piedras reconvertidas en cactus quedan realmente bien en las macetas. Debemos buscar piedras que sean bastante lisas y redondeadas, como las que hay en las playas. Estas piedras se pintarán de color verde como si fuesen cactus, con diferentes tipos de verde, desde el más claro al verde oscuro, con rayas o sin ellas. Los cactus tienen puntos blancos que son sus pinchos, por lo que lo haremos con pintura blanca y un pincel que sea muy fino. Podemos hacer simplemente puntos o estrellas simulando los pinchos. Por último, podemos añadir alguna flor típica de los cactus, que también las tienen, en color rojo o rosa. Para ponerlas en las macetas solo necesitaremos unas piedras más pequeñas para rellenar los huecos alrededor y mantener estas piedras en pie y ya tendremos nuestro cactus improvisado.

Decora tu casa con Vinilos
Si buscas Vinilos baratos para decorar tu hogar. No te pierdas esta gran colección.

Los mejores Vinilos


Categorías

Complementos, Decoora, DIY

Licenciada en Publicidad, lo que más me gusta es escribir. Además, me atrae todo lo que es estéticamente agradable y bello, por lo que soy fan de la decoración y de la moda. Actualmente, también escribo en MundoPerros, Actualidad Viajes y Bezzia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.