Microcemento para tu hogar

Microcemento en el suelo

En la actualidad contamos con una gran cantidad de materiales que son perfectos para el hogar. El microcemento es un material bastante moderno y reciente que sin embargo ya forma parte de muchos hogares debido a la gran funcionalidad que tiene y a sus prestaciones.

El microcemento es un estupendo material que se puede utilizar tanto en suelos como en paredes. Cuenta con una gran calidad y un acabado estupendo que además puede tener distintas tonalidades. Vamos a ver qué es este microcemento y cómo podemos usarlo en nuestra casa.

Qué es el microcemento

Microcemento para el hogar

El microcemento tiene una base de cemento pero de altas prestaciones, puesto que se mezcla con otras sustancias como los polímeros, fibras, aireadores, acelerantes y áridos ultrafinos. Todo esto es lo que hace que la textura de este material sea tan suave y de tanta calidad. El microcemento se utiliza como revestimiento de superficies, por lo que se puede poner tanto en las paredes como en suelos, en una piscina o en las duchas a ras de suelo.

Ventajas del microcemento

El microcemento nos ofrece la gran ventaja de poder renovar los espacios sin tener que quitar las superficies anteriores, ya que se adapta a todo tipo de materiales. De esta forma nos puede salir más económico revestir un suelo o una pared con microcemento que hacerlo con otros materiales con los cuales tendremos que retirar lo que tenemos, como las baldosas o la madera.

Este microcemento también es un material que aguanta perfectamente la humedad sin estropearse. Es por eso que se puede utilizar en exteriores y también en baños, para crear duchas a ras de suelo. Es un material muy resistente que nos ofrece una larga duración.

Este cemento además se puede mezclar con todo tipo de pigmentos. Aunque muchas veces lo veamos en tonos grises porque se trata de un tono básico que combina con todo, es fácil añadirle pigmentos de todo tipo. Esto nos da mucho juego a la hora de crear las superficies porque no tenemos que limitarnos a determinados tonos.

Este material además solamente sube unos milímetros sobre la superficie ya existente, por lo que no hay que retirar baldosas o lo que tengamos y el nivel no subirá mucho. Este lo hace ideal para poder recubrir cualquier espacio sin que exista una gran diferencia.

Microcemento en baños

Microcemento en el baño

Los baños pueden ser espacios perfectos para aplicar el estupendo microcemento. Como hemos dicho es un material que resulta económico y que se puede utilizar en lugares con humedad. Es muy resistente al agua y también tiene la cualidad de que es antideslizante. Esto hace que sea un material perfecto para poder utilizarlo en la zona del baño, ya que incluso se puede usar para crear ducha a ras de suelo que sean muy cómodas para toda la familia. Como es muy resistente y aguanta la humedad, se puede hacer todo el suelo de forma continua con este material.

Microcemento para exteriores

Microcemento en exteriores

El hecho de que sea un material resistente que aguanta el calor y también la humedad hace que se pueda utilizar perfectamente en exteriores. Así, es posible revestir la zona de la terraza para darle un toque más moderno y sofisticado. También son muchas las personas que utilizan este material para la piscina, tanto para el recubrimiento de la propia piscina como para la zona de alrededor, debido a esas propiedades antideslizantes que lo hacen más seguro.

Microcemento en los suelos

Microcemento

Puede que tengamos un suelo en nuestro hogar que deseemos renovar por completo, aportando un toque mucho más novedoso. Pues el microcemento nos puede ayudar mucho. Es perfecto para poner por encima de suelos viejos sin tener que quitar los anteriores y sin que suponga una subida en el suelo. Al ser antideslizante se recomienda en lugares como la cocina, pues nos dará mucha más seguridad para evitar resbalones en caso de que caigan líquidos. Por esta misma razón es perfecto si en la casa hay niños o mascotas, ya que soportará mejor la suciedad. Es de fácil mantenimiento y se limpia con facilidad al no ser poroso, de ahí que resulte tan funcional. Además, si no nos gusta ese color gris tan característico del cemento siempre podemos añadir algún pigmento a la mezcla para conseguir una bonita tonalidad para el suelo.

Microcemento en paredes

Microcemento en paredes

El microcemento suele utilizarse en los suelos con mucha más frecuencia. No obstante, también puede ser un buen material para darle un acabado liso y de calidad a unas paredes antiguas. Como tiene una gran resistencia tendremos unas paredes que durarán mucho tiempo. La gran versatilidad del material hace que podamos utilizarlo prácticamente en todo nuestro hogar. Así que si deseamos renovar un espacio y tenemos un presupuesto reducido siempre podemos hacernos con este microcemento, que es fácil de aplicar y durará muchos años sin problemas.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

Decora tu casa con Vinilos
Si buscas Vinilos baratos para decorar tu hogar. No te pierdas esta gran colección.
Los mejores Vinilos