Pérgolas para el jardín, tipos y cómo elegirlas

Si tenemos un jardín queremos aprovecharlo al máximo, y por eso la importancia de crear una estupenda zona de descanso con las pérgolas. Las pérgolas nos permiten resguardarnos del sol y del viento y poder utilizar los muebles de jardín en  una zona que puede servir para conversar, como comedor o como zona de descanso.

Hoy en día hay muchos tipos de pérgolas a elegir, por lo que tendremos que pensar en cuál es la más adecuada para nosotros. Podremos elegir entre materiales, medidas y cubiertas diferentes para tener la pérgola perfecta para nuestro jardín. Además, a la hora de elegirla tendremos que tener en cuenta algunas cosas.

Qué es una pérgola

Las pérgolas son estructuras montadas sobre unos pilares que tienen como fin el proteger una zona del sol y de las inclemencias del tiempo para poder disfrutar al máximo de la zona del jardín. Estas pérgolas tienen una cubierta que puede ser bioclimática, tener baldas, telas u otros materiales. También se pueden utilizar pérgolas en las zonas de paso y caminos de los jardines para proporcionar sombra. En este caso suelen unirse a plantas enredaderas para crear una sensación de inmersión en el jardín, disfrutando de la sombra de las plantas al mismo tiempo.

Pérgolas para el jardín

Elegir una pérgola para el jardín requiere pensar en algunos factores importantes. La orientación del jardín es uno de ellos, ya que para evitar la luz del sol, tanto en verano como en invierno, tendremos que saber cómo este incide en nuestro jardín para saber así cuál es la mejor zona para poner la pérgola. También debemos hacer un croquis del jardín para conocer las zonas que tenemos libres, de forma que nos hagamos una idea de la medida que debería tener la pérgola. Los materiales hoy en día son resistentes para el exterior, aunque siempre debemos saber en qué estilo queremos crear este rincón de descanso o comedor, porque unos serán más adecuados que otros. La madera es más clásica y el aluminio más moderno por ejemplo.

Pérgolas de madera

Las pérgolas de madera son de las más demandadas. Hay muchos modelos y medidas, y además crean una atmósfera cálida y natural en el jardín, siendo ideales para añadir enredaderas a su alrededor. Este tipo de pérgolas se mimetizan bien en la zona ajardinada y al haber tantos modelos estándar se encuentran a buen precio. El único problema que pueden llegar a tener es que necesitan algo de mantenimiento para proteger la madera de los problemas climáticos del exterior. Hay que barnizarla más o menos cada dos años para evitar que se estropee con el sol y la lluvia.

Pérgolas de aluminio

Las pérgolas de aluminio resultan algo más frías, pero tienen diseños muy vanguardistas y modernos. Es posible encontrar pérgolas resistentes que además no requerirán mucho mantenimiento. Hoy en día incluso se pueden hallar pérgolas que cuentan con sistemas de apertura mecánica para mayor comodidad. Tendremos un jardín con un toque sofisticado y muy moderno, y con una pérgola que va a necesitar poco mantenimiento, lo cual es una gran ventaja.

Pérgolas de obra

Estas pérgolas no son tan habituales, y es que se trata de pérgolas hechas en la estructura de la casa, algo que no todo el mundo se puede permitir. Suelen hacerse de materiales como el hormigón y resistirán toda la vida. El coste es mayor y tendremos que ponerlas normalmente junto a la casa, por lo que nos limita un poco las posibilidades, ya que no nos deja tener una zona más apartada y tranquila en pleno jardín, como sí se puede hacer con las otras.

Cubiertas en las pérgolas

En el caso de las cubiertas también encontramos todo un mundo de posibilidades. Los más prácticos elegirán las cubiertas de aluminio que además son bioclimáticas, esto es que nos permiten regular la luz y el aire que pasa, de forma manual o mecánica. Son las más buscadas porque resultan muy útiles en lugares en donde llueve, ya que protegen los muebles de exterior. Por otro lado se pueden elegir cubiertas de loneta, las cuales se pueden extender o retirar según deseemos tener más o menos sol. El problema de estas lonetas es que terminan estropeándose, ya sea por la lluvia o por el sol, por lo que en poco tiempo habrá que retirarla y cambiarla.

Hay otro tipo de cubiertas que pueden ser menos habituales pero que se eligen igualmente. Hay cubiertas hechas con bambú y otras con cobertura de cañizo. Estas son muy rústicas y desde luego son una estupenda opción natural para que el jardín resulte mucho más bonito. También hay quien opta por dejar que las plantas sirvan como cobertura en la pérgola, utilizando enredaderas de todo tipo. El resultado final en este caso es muy bello, aunque requiere un tiempo largo para conseguir que las enredaderas crezcan.

Decora tu casa con Vinilos
Si buscas Vinilos baratos para decorar tu hogar. No te pierdas esta gran colección.

Los mejores Vinilos


Un comentario

  1.   José Luís Salgado dijo

    Necesito presupuesto de pergola de aluminio de 2,20 m de ancho por 4,20 de largo, que tenga techado transparente o que a través de el entre luz y laterales tambien que puedan bajarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.