Punto de cruz versión 2.0

Punto de cruz 2.0_570x375_scaled_cropp

Quien nos lo iba a decir cuando teníamos que bordar aquellos tapetes o manteles de panamá en clase de manualidades o pre-tecnología… El punto de cruz vuelve a arrasar como motivo en la decoración del hogar y cada vez adquiere más adeptos, en esa nueva vuelta de tuerca hacia lo artesanal, el movimiento “slow food” o el hecho de recuperar la aguja y el hilo para relajar el ánimo, hacer amigos más allá del mundo de las redes sociales o sencillamente por aprender a coser.

Bien es cierto que su aspecto y su temática no tienen mucho que ver con el punto de cruz tradicional, acercándose más hacia una versión 2.0 donde las puntadas son cada vez más grandes, los diseños gráficos parecen pixelados y se tiende hacia dibujos abstractos, geométricos o animalísticos. También ha variado el soporte y es factible encontrarlo tejido directamente sobre alfombras, lámparas, sillas, cuadros tejidos a mano o cabeceros de cama; los bastidores siguen estando de moda pero cualquier material perforado que a uno se le ocurra es susceptible de ser “pespunteado”.

DIY en punto de cruz_570x375_scaled_cropp

Gan serie en punto de cruz_570x375_scaled_cropp

El sector del diseño también ha sabido hacerse eco de esta fiebre por la costura y el punto de cruz; un claro ejemplo son las piezas creadas por Charlotte Lancelot para la firma Gan: Cojines, alfombras, asientos y tapices de pared elaborados en fieltro y cosidos a mano que incluyen un kit para que uno mismo puede ir añadiendo nuevas puntadas enriqueciendo así la textura y el romántico colorido de los complementos.

Punto-de-cruz en vinilo_570x375_scaled_cropp

Punto de cruz pintado_570x375_scaled_cropp

Sin embargo existen otras alternativas sencillas y refrescantes para decorar una pared que nos evitarán el trabajo de coser, como adquirir un vinilo que reproduce los típicos motivos en punto de cruz de las antiguas mantelerías (flores y estrellas), o realizar nuestro propio dibujo con pedazos de cinta adhesiva colocados en cruz (bendito washi tape), como el buho de la imagen izquierda.

También podemos animarnos a pintar a mano un mural donde las pinceladas se limiten a trasladar el patrón de las cruces a la pared, como esta femenina propuesta de la artista Eline Pellinkhof expuesta a la derecha.De esa manera nuestra libertad creativa no se verá supeditada por la falta de brío que tengamos con la aguja, y si no nos convence el resultado basta con pasar el rodillo de nuevo!

una serie de cojines y alfombras

Más información – Elegir los cojines, imprescindibles en la decoración

Fuentes – A vivir bien, Decoracion facilisimoEn punto de cruzEstilo y decoGan rugs, Hilos para bordar

Decora tu casa con Vinilos
Si buscas Vinilos baratos para decorar tu hogar. No te pierdas esta gran colección.
Los mejores Vinilos
Te puede interesar

Un comentario

  1.   ubalda dijo

    es realmente bonito y es interesante usar el punto de cruz para algo mas que hacer tapetes o colchas y cojines

Escribe un comentario