Rejas para ventanas: protege tu vivienda

Rejas para ventanas

En muchos pueblos y ciudades de nuestras geografía es habitual colocar rejas en las ventanas para proteger de posibles allanamientos viviendas unifamiliares o plantas bajas. Sin embargo, aun siendo la seguridad de la vivienda el objetico, no debemos desestimar el factor estético de las mismas.

Las rejas para ventanas no tienen por que resultar antiestéticas. Es mas, pueden ayudarnos a añadir un punto de interés en la fachada de nuestra vivienda. Para ello tendrás que hacer una buena elección del material, el tipo de enrejado y el color, de forma que no solo encajen con el estilo de la fachada sino que lo mejoren.

¿Por qué instalar rejas?

Proteger nuestra vivienda de posibles allanamientos suele ser el principal motivo para instalar rejas en las ventanas de nuestra vivienda. Por eso es habitual encontrarlas en los pisos bajos de nuestros pueblos y nuestras ciudades. Pero este es solo uno de los motivos para instalarlas, ¿has pensado en los siguientes?

Rejas para ventanas

  • Las rejas para ventanas son un buen elemento de protección, también, ante posibles daños externos. En zonas de ocio nocturno o de juego para los mas pequeños protegerán los cristales.
  • Tanto en pisos bajos como altos son un eficaz sistema de prevención de accidentes protagonizados por los mas pequeños de la casa o los animales que con nosotros conviven. Todos ellos son muy curiosos y accidentalmente podrían caerse.
  • Gracias a la variedad de los catálogos, las rejas para ventanas pueden ayudarnos, además, a mejorar la estética de la fachada cuando esta no tiene ningún elemento destacado.

Tipos de rejas para ventanas

Existen diferentes tipos de rejas para ventanas. Podemos catalogarlas como fijas o extensibles, pero también de acuerdo a la forma en la que estas se instalan, como adosadas o embutidas. ¿Quieres saber cuáles son sus diferencias y cuáles proporcionan una mayor seguridad a tu vivienda?

¿Fijas o extensibles?

Las rejas para ventanas fijas se componen generalmente de un marco con barrotes planos o tubulares fabricados a acero o hierro galvanizado. Estos barrotes pueden representar formas sencillas u ornamentales para darle un aspecto mas decorativo a la reja. Una vez fijadas a la fachada permanecen fijas, asegurando así nuestras ventanas ante posibles allanamientos.

Rejas para ventanas fijas y extensibles

Las rejas extensibles, generalmente usadas en comercios y puertas de paso frecuente, se componen generalmente de una o dos hojas, dependiendo del tamaño de la ventana, de apertura extensible. Las hojas están compuestas, a su vez, de pequeños perfiles unidos que actúan en forma de tijeras y permiten que estas puedan ser plegadas sin esfuerzo. Este tipo de rejas con además abatibles; incorporan unas bisagras giratorias de 180º que se atornillan a la fachada.

Como conclusión podríamos añadir que a pesar de que las rejas fijas son la mejoralternativa para las ventanas mas pequeñas, no resultan prácticas en balcones o puertas porque impiden el paso. En estas, son las rejas para ventanas extensibles y con cerradura de seguridad, la mejor opción.

¿Adosadas o embutidas?

La colocación de las rejas para ventana fijas puede hacerse de diversas maneras. Pueden ser adosadas en la fachada, integrando parte del enrejado dentro de los muros de la propia fachada. Una instalación para la que se precisa una pequeña obra pero que aporta un extra de seguridad a la reja.

Rejas para ventanas

Pero también pueden instalarse sin la necesidad de realizar ninguna obra. ¿Cómo? Utilizando unos tornillos de seguridad para ajustarla o embutirla en el hueco de la ventana.  Así es como se instalan la totalidad de las rejas para ventanas extensibles y gran parte de las rejas fijas.

Materiales

El material con el que se fabrican las rejas tienen una gran influencia tanto en la resistencia como en la durabilidad de las mismas. Aluminio, acero y hierro forjado son los materiales habituales de fabricación. ¿Quieres conocer las fortalezas de cada material? Sigue leyendo.

  • Aluminio. El aluminio es un material ligero y maleable, lo que permite crear un gran variedad de diseños con un coste reducido. Es un material que nos ofrece, además, una alta durabilidad, ya que no  se oxida fácilmente, si le proporcionamos el mantenimiento adecuado.
  • Acero. El acero tiene características similares a las del aluminio pero ofrece un extra de resistencia.
  • Hierro forjado. El hierro es sometido a altas temperaturas para lograr esa maleabilidad, que ha permitido crear tanto en el pasado como en el presente trabajadas balaustradas. Debemos tener presente, sin embargo, que de cara a aumentar la durabilidad del mismo es recomendable galvanizarlo para hacerlo más resistente a la corrosión.

Tanto en uno como en otro material se pueden fabricar rejas para ventanas de diversos tamaños, formas y acabados. Sin embargo, no todos nos permiten moldearlos y lacarlos con la misma facilidad ni tienen, por tanto, el mismo precio en el mercado. Y el presupuesto, al igual que la seguridad,  es algo que siempre deberíamos tomar en serio, ¿no estáis de acuerdo?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.