Remedios caseros para eliminar las manchas de cal en los azulejos

Trucos para eliminar las manchas de cal en los azulejos

El cuarto de baño es una de las estancias mas exigentes de la vivienda en cuanto a la limpieza se refiere. Los azulejos del baño, además de suciedad, acumulan restos de cal e incluso moho, por lo que su limpieza se convierte en una de las obligaciones mas fastidiosas. A partir de hoy, sin embargo, lo será menos gracias a los remedios caseros para eliminar las manchas de cal en los azulejos que compartimos hoy contigo.

La cal se incrusta en los azulejos de la ducha, con mas intensidad en aquellas zonas donde el agua está muy calcificada. Limpiarlas con asiduidad, como se limpia el resto del baño, es indispensable para que no se acumule y aparezcan esas manchitas blancas tan feas que será complicado eliminar. Y por supuesto,  para que los azulejos brillen y tu baño quede limpio y reluciente.

¿Cuándo limpias el lavabo y el inodoro, limpias también los azulejos de la ducha? Normalmente, no se limpian con tanta asiduidad como estos, motivo por el cual la cal acaba incrustándose en ellos. Pero no te preocupes, te contamos cuáles son los mejores remedios caseros para quitar la cal de los azulejos del baño.

Agua y vinagre

El vinagre es un limpiador multiusos estupendo que podemos aplicar en muchas superficies, ¡también en los azulejos del baño! Una de las mejores formas de evitar las manchas de cal de los azulejos, de hecho, es limpiarlos de forma habitual, semanalmente, con vinagre diluido en agua.

Vinagre para eliminar la grasa

Para hacerlo necesitarás: un recipiente, vinagre, un estropajo, una bayeta y un paño seco. Coge el recipiente, pon agua tibia en el y añade un buen chorro de vinagre. Mezcla la solución y empapa un poco de papel de periódico en dicha mezcla. Limpia los azulejos con el papel de periódico para eliminar la cal y después, para terminar, elimina los restos que hayan podido quedar con un paño húmedo para conseguir unos azulejos perfectamente limpios.

También puedes aclara los azulejos con la alcachofa de la ducha, reservando la bayeta para retirar los restos de vinagre de aquellas superficies de difícil acceso con la alcachofa de ducha. Independientemente del método que utilices, al acabar seca toda la superficie con un paño seco.

¿Hay manchas difíciles? Si es así utiliza en lugar del periódico un estropajo. ¿Recovecos de difícil acceso? Un cepillo de cerdas pequeño o un cepillo de dientes viejo se convertirán en tu mejor aliado para acceder a estas zonas y dejarlas como nuevas.

Vinagre caliente

Cuando la cal se ha acumulado en los azulejos y las manchas son muy evidentes, podrías tener que usar un poco de vinagre caliente en los mismos. Vuelve a coger papel de periódico para limpiar, mójalo en el vinagre caliente y repasa la superficie. Después deja que actúe antes de terminar pasando con un paño humedecido para dejar los azulejos como nuevos.

Jabón y vinagre

Otro remedio casero para eliminar la cal de los azulejos consiste en mezclar a partes iguales jabón y vinagre. Es una buena mezcla para limpiar los azulejos con mayor profundidad de vez en cuando con un estropajo. Pasa toda la superficie con el estropajo empapado en la mezcla, deja actuar durante unos 10 minutos y pasa un paño humedecido para terminar.

Jabón líquido

Puedes utilizar cualquier jabón líquido, ya sea el que utilizas para lavarte las manos o para limpiar los platos. También puedes rallar un trozo de una pastilla de jabón y ponerla en agua al baño maría hasta que el jabón quede disuelto. Esta es una opción ideal y sostenible para quien no desea tener mil jabones y productos en casa.

Amoniaco y agua

Este remedio a base de amoniaco y agua es perfecto para conseguir tener los azulejos del baño totalmente limpios y sin restos de cal. Debes tener en cuenta, sin embargo, que al manejar el amoniaco tendrás que tener alguna precaución mas, como el uso de guantes y mascarilla si fuera necesario.

Como en los casos anteriores necesitarás un recipiente, agua, amoniaco, un estropajo suave y un paño. ¿Lo tienes todo? Entonces mezcla en el recipiente agua y un buen chorro de amoniaco. Frota la pared con la ayuda de un estropajo empapado en la mezcla para eliminar las manchas de cal en los azulejos. Una vez limpios, termina con un paño humedecido para eliminar cualquier resto de suciedad.

Con estos sencillos y fáciles remedios no tendrás ningún problema para terminar con la suciedad de la cal y conseguir unos azulejos realmente relucientes y perfectos.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.