Saco nórdico, el esencial en el dormitorio

Saco nórdico

Comienza el cambio de tiempo y con él la bajada de temperaturas. Esto hace que tengamos que cambiar nuestro armario para vestirnos con prendas más abrigadas, y que también tengamos que vestir nuestra casa adecuadamente para la nueva temporada de frío. En el dormitorio tenemos que recurrir a los textiles más gruesos y calientes, puesto que queremos dormir confortablemente.

Hoy en día nos encontramos ante un gran número de elecciones a la hora de comprar los textiles de cama, ya que tenemos muchas opciones. Una de ellas es el saco nórdico, el cual nos ofrece estupendas ventajas que debemos tener en cuenta. El saco nórdico es una pieza que se convertirá en imprescindible en el dormitorio esta temporada.

Qué es un saco nórdico

Saco nórdico azul

Esta novedad en ropa de cama nos sorprende porque cuando oímos su nombre pensamos rápidamente en una funda nórdica, algo que ya todos conocemos. En la actualidad casi todo el mundo cuenta con las fundas nórdicas, pero unos pocos se han atrevido con el saco nórdico. Este tipo de sacos se utilizan sobre todo en las habitaciones infantiles, ya que nos dan algunas ventajas a la hora de acostar a los niños. Un saco nórdico nos permite poner la sábana bajera ajustable sobre el colchón, la cual tiene una cremallera, y a continuación añadir el saco nórdico en la cama para poder cerrarlo con la cremallera de la sábana bajera.

Diferencias entre el saco y la funda nórdica

Saco nórdico infantil

La funda nórdica es una de las más utilizadas en la actualidad. Se caracteriza por ser una funda que cuenta con un relleno dentro que nos aporta un gran abrigo. Ha sustituido a los edredones de siempre y resulta muy sencillo hacer la cama con estos textiles. Pero con el saco nórdico han ido un paso más allá. Se ha buscado una forma de que la funda no se caiga ni se mueva, uniéndola a la sábana bajera mediante una cremallera. La gran diferencia es que el saco envuelve  a la persona y se cierra para ofrecer mayor confort y seguridad.

Hay que decir que mientras la funda nórdica cuenta con dos piezas, la funda para el nórdico y la almohada, el saco tiene tres piezas. La sábana bajera forma parte del conjunto. En este sentido también nos resulta más sencillo comprar todas las piezas que además deberán combinar.

Ventajas del saco nórdico

Saco nórdico

Este tipo de textiles se utilizan sobre todo para los niños, por lo que podemos encontrar un gran número de modelos infantiles, aunque también puede ser que encontremos las mismas piezas para adultos. Este saco nórdico permite envolver a los niños a la hora de dormir evitando que se destapen durante la noche y cojan frío. Es una forma de que los padres puedan dormir tranquilos sabiendo que los más pequeños se mantendrán tapados toda la noche.

Este saco nórdico se adapta perfectamente a la cama y es fácil volver a hacer la cama a diario. Si los niños se sientan en la cama durante el día no corre el peligro de deshacerse, porque estará bien sujeto con las cremalleras. Sin duda se trata de unos textiles que nos ayudan mucho a la hora de vestir la cama de los más pequeños.

Desventajas del saco nórdico

Saco nórdico

Estos sacos nórdicos pueden ser una buena idea para los niños pero tienen algunas desventajas que hay que tener en cuenta. Cuando los niños crezcan necesitarán mucha más libertad de movimientos y puede que deseen salir de cama por la noche para ir al baño. El saco nórdico, al estar cerrado, puede dificultar sus movimientos y resultarle incómodo en este sentido.

Otra de las desventajas del saco nórdico es que lo vendemos en conjunto. Es decir, con la funda nórdica podíamos cambiar las sábanas con más frecuencia que la funda del nórdico, pero en este caso hay que cambiar todo a la vez porque la sábana bajera forma un conjunto con el saco nórdico superior. De esta forma, las sábanas que ya teníamos no sirven para este saco, ya que no cuentan con la cremallera.

Cómo elegir el saco nórdico

Saco nórdico personajes

El saco ideal depende del estilo del dormitorio y de la persona que vaya a vestir su cama. En general podemos encontrar ideas muy divertidas en el caso de los más pequeños. No faltan los personajes de fantasía para vestir su cuarto. En los textiles infantiles el colorido es lo más habitual, ya que les gustan las cosas repletas de colorido y alegría. Es por eso que sus sacos nórdicos se distinguen con este tipo de motivos.

Si queremos elegir un saco nórdico para una habitación juvenil o de adultos, podemos incorporar los grandes clásicos, como pueden ser las rayas. También se lleva mucho el estampado geométrico y los tonos pastel, aunque todo depende de los colores que predominen en el cuarto.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

Decora tu casa con Vinilos
Si buscas Vinilos baratos para decorar tu hogar. No te pierdas esta gran colección.
Los mejores Vinilos