Salón decorado en una combinación de azul y marrón

salón marrón y azul

Cando decoramos nuestra casa o nuestra oficina o lugar de trabajo siempre pensamos en colores. Los colores son el alma de la decoración y pueden cambiar rotundamente la atmósfera de un ambiente.

Podrás pensar que el marrón y el azul son colores que, juntos, no combinan mucho o no resultan en una combinación muy atractiva… pero prueba colocarlos lado a lado y verás que bien quedan. Por ejemplo, veamos hoy opciones para crear un salón decorado en una combinación de azul y marrón.

Usar azul y marrón en la decoración del salón

Salón azul y marrón

Es una combinación de colores muy estilosa e ideal para decorar salones, precisamente. ¿Por qué? Porque los convierte en espacios muy armoniosos. Dependiendo de los tonos de azul de marrón que elijas podrás decorar en distintos estilos, desde uno moderno, pasando por un estilo siglo XX, o un estilo sin tiempo o algo industrial. Y sí, en realidad, aunque hablemos hoy de decorar un salón en una combinación de azul y marrón bien puedes decorar con estos colores cualquier espacio.

Los tonos de marrón se usan principalmente para las paredes, los pisos y los muebles, mientras que los azules pueden agregarse aquí y allá para armonizar. Un salón en azul y marrón creará un salón más vivo e incluso el salón más pequeñito va a lucir hermoso y estiloso.

Para muchos especialistas en diseño de interiores el color marrón es el nuevo negro. ¿Será así? Hablando con sinceridad, nada puede reemplazar al negro en cuanto a estilo clásico, pero como el marrón es un color neutro, podríamos decir que prácticamente va bien con cualquier otro, así que por eso mismo se ha convertido en un amigo popular del azul.

Salón azul y marrón clásico

Además, no hay que olvidarse de que ambos colores son colores naturalmente neutros y que representan uno el cielo y el otro la tierra, así que es cierto que tienen un efecto natural calmante, relajante, algo que siempre es bueno en una casa. Es una manera de traer dentro de casa a la naturaleza, al espíritu de la arena, del mar, del bosque y del cielo. Después de todo nuestro hogar es un espacio privado donde queremos que haya paz, a donde nos alejamos del mundanal ruido.

Entonces, ¿ya tienes ganas de pintar el salón en azul y marrón? Te sumo algunas razones más para hacer tu elección. En principio, cuando la luz brilla sobre una pieza de mobiliario u objeto de decoración, esa cosa absorbe cada color del espectro excepto uno que es el color que en definitiva nosotros vemos. Debido a que el azul tiene una longitud de onda muy corta evade la absorción y entonces es el color más fácil para observar (por eso el mar usualmente aparece azul o por eso a veces no podemos distinguir entre el azul marino y el negro).

Ciencia aparte, lo importante es que el azul es un color genial para los espacios interiores, especialmente en espacios oscuros porque inyecta con luz y color ese espacio en cuestión. Y, si hay mucha luz natural, el azul hace que el salón brille. Y si no hay ventanas, el azul naturalmente dará una luz y un color a la habitación que es oscura.

salón con paredes azules

Las habitaciones azules, en este caso el salón, son buenas para la salud. En serio, se ha mostrado que un espacio azul baja la presión arterial y el ritmo del corazón. Dicen los estudios, parece que bastante estudios, que si una persona habita un espacio azul lo ayuda a lidiar con los aspectos mas depresivos de la vida cotidiana. Y sí, también ayuda mucho a dormir bien.

El color azul neutraliza los niveles de melatonina (la hormona que anticipa la oscuridad de la noche), y eso significa que es un color refrescante y energizante cuando tenemos la melatonina baja por la mañana. Al mismo tiempo también es un color suavizante y relajante en la noche que es cuando la melatonina es alta y estamos intentando dormir. Por eso es que, amen de los salones, el azul es un color muy elegido por los diseñadores de interiores para los dormitorios.

Por si estas grandes razones todavía no te convencen de decorar un salón con una combinación de azul y marrón, te cuento que el azul es un color sin límites, con una paleta de tonos increíblemente numerosa y que se empareja super fácil con otros tantos colores. Obvio, entre ellos, el marrón. ¿Sera por que en la rueda de colores se complementan? Claro, el marrón es un tono oscuro del naranja que está opuesto al azul en la rueda de colores.

salón azul y marrón alegre

Aún sin rueda de colores, el azul y el marrón están presentes en la naturaleza y ya los ves combinando todo el tiempo: la costa del mar, los bosques, las montañas estrechándose hacia el cielo. Es una combinación con alma, ¿no te parece?

Si hasta aquí te hemos convencido de darle forma a un salón decorado con una combinación de azul y marrón, entonces podemos proponerte seguir este método:

  • Toma fotografías del salón que piensas redecorar, desde distintos puntos de vista. También toma fotos de las cosas que piensas dejar allí e ignora las que van a volar en el proceso de renovación.
  • Toma las medidas del salón y de las cosas y muebles que vas a dejar en él. Mide y anota las dimensiones de las cosas mas grandes que van a ser reemplazadas, como el sofá o el rack de TV. Toma también las medidas de la o las ventanas y la o las puertas. Apunta todo.
  • Revisa la famosa rueda de colores y si la tienes impresa es una buena idea pegarla en la libreta donde tomaste las notas anteriores. Compara entonces el color de los muebles y del piso con los tonos de azul o marrón con los que tienes pensado pintar.
  • Elije entre el azul y el marrón para uno de ellos sea el color líder. Esto te va a permitir tomar algunas decisiones acerca de las paredes, el cielo raso y el color del piso. Piensa que esos son los «bloques» de color más grandes del salón y que van a determinar la sensación general que te de el salón. En general los tonos claros de un color tienden a hacer el espacio más grande, mientras que los tonos más oscuros lo empequeñecen. El consejo general es que, salvo que ya lo tengas super decidido, dejes los tonos más oscuros del color para los accesorios.
  • Selecciona al menos dos tonos del color líder que hayas elegido. Como bien sugiere la rueda de colores, el azul y el marrón son casi opuestos o casi complementarios. El marrón es un color terciario, combinando naranja el complemento directo del azul, con negro. Entonces, los marrones, se dividen entre los más rojizos y los más amarillentos. En cambio el azul verdadero es un color primario. Los distintos tonos de azul, como el turquesa o el verde azulado, contienen amarillo para hacerlos más verdosos o rojo para hacerlos más púrpuras. El saber como tus colores se crean te ayudará a elegir mejor los tonos y accesorios para combinarlos o complementarlos.
  • Usa blanco o marfil como tu color de backup o fondo. Son ambos colores que expanden los espacios y pueden levantar un cielorraso o cubrir ventanas, sin gastar dinero, así que también  son opciones disponibles para casi cualquier objeto de decoración que compres. Los cristales también cuentan como blanco, tenlo presente.
  • Elije elementos decorativos grandes y pequeños, considerando desde el color de las paredes y los pisos, progresivamente, hacia las cortinas y los sofás u otros muebles grandes. Es un ejercicio: coloca primero lo grande y con textura y después sumas lo pequeño.
  • Elije dar acento en los accesorios o piezas decorativas. Por ejemplo, el marrón ofrece calidez en las piezas de cerámica, en piedras o conchas marinas o en un buen cobre lustrado. Puedes color piedras en un bowl azul, o colocar almohadones celestes en un sofá marrón.
  • Puedes elegir un tercer color para dar estos acentos especiales, siempre volviendo a la rueda de colores. Por ejemplo, un toque de amarillo, o de naranja, o de verde oscuro o rojo oscuro quedan muy pero muy bien.

Resumiendo algunas otras cuestiones: Como verás, puedes añadir el color marrón con los muebles de madera, o también con textiles en este tono. El color azul tiene muchas tonalidades, desde el turquesa al azul marino más oscuro, y podemos pintar muebles y paredes o añadirlo en simples textiles, como en cojines y sillones. Estos salones te mostrarán lo bien que combinan estos dos tonos.

Si quieres que todo tenga un aspecto muy mediterráneo, puedes añadir mucho color blanco a los espacios. Toques de azul y de marrón en los textiles son más que suficientes para darle vida a todos los rincones del salón. Tienes materiales como la rafia que son muy naturales y en tonos cálidos, para combinar con esos azules.

salón azul y marrón estilo hippie

Un sofá en tonos marrones chocolate son la mezcla perfecta para unas paredes en color azul fuerte. Estos dos tonos se harán destacar entre ambos, y además puedes añadir más tonalidades azules y grises en los textiles. Es una gran combinación para un salón de otoño o invierno. Aunque las paredes fuertes pueden ser una idea arriesgada, el toque final es original, y el color marrón chocolate intenso destaca más con esos colores complementarios.

En estos salones vemos una versión más suave, con mucho color blanco para dar luminosidad. Los muebles de mimbre aporta un toque natural y muy cálido, y los textiles sencillos en color azul y con estampados le dan el toque más fresco a la decoración. Este tipo de salones son perfectos para la primavera o el verano.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.