Sofá esquinero para el salón

Sofá esquinero

El sofá es una pieza fundamental dentro de nuestro salón, pues es un mueble que nos va a aportar mucha comodidad y a ser el centro de atención en esta zona. Un sofá esquinero para el salón nos puede ayudar a aprovechar mejor los espacios y además crea una sensación muy acogedora, por lo que es una pieza muy apreciada a la hora de decorar los espacios.

Vamos a ver algunas ideas para añadir un sofá esquinero en la zona del salón. Es una idea fantástica que se adapta perfectamente a muchos salones, por lo que resulta ideal en muchos aspectos. Además, hoy en día se pueden encontrar muchos modelos de este tipo de sofá.

Cómo elegir el sofá esquinero

Es importante elegir bien el sofá esquinero para evitar que nos resulte demasiado grande o que ocupe zonas que deseamos tener libres. Lo primero es medir bien el espacio en el cual vamos a poner el sofá esquinero, para saber la cantidad de espacio que se puede ocupar. Hay que tener en cuenta otros muebles, zonas de paso, ventanas y puertas para no obstruir nada. Por eso tenemos que tener unas medidas para no comprar un sofá que sea demasiado grande. Cuando ya tengamos pensado el tamaño, hay que buscar el sofá perfecto, ya que después tenemos muchas alternativas diferentes entre colores y materiales como la piel sintética o la tela.

Sofá en tela o cuero

Estas dos alternativas nos suelen crear muchas dudas, ya que no sabemos qué material puede ser mejor. Sin duda el cuero es más caro, pero la durabilidad suele ser mayor y tenemos un sofá que además podemos mantener  limpio más fácilmente. Los sofás en tela tienen muchos estampados y su precio es mucho más económico pero a cambio se trata de sofás que si se ensucian pueden llegar a tener manchas que no se pueden quitar. Además la tela con el tiempo se va gastando y puede llegar incluso a rasgarse, aunque son telas de tapizado bastante duraderas. Hay que tener en cuenta también que en el caso de los sofás de cuero tenemos que olvidarnos de los estampados y de tener cientos de colores a nuestra disposición, aunque si buscamos un sofá en tonos neutros son perfectos.

Sofá esquinero en tonos neutros

Sofá en tonos neutros

Si vas a elegir un sofá que sea funcional, seguramente tendrás que escoger los tonos neutros. Los grises si quieres evitar que se vean tanto las manchas y uno en tonos claros si te gustan los ambientes diáfanos. En caso de tener niños o mascotas disimulan mucho más los que tienen estampados.  Los sofás en tonos neutros se llevan muchísimo y sin duda se han convertido en una pieza fundamental para el estilo nórdico y contemporáneo. Además, a este tipo de sofás se les puede añadir complementos en tonos variados como cojines de colores y mantas para darle un toque colorido. Es una de las mejores apuestas porque no pasan de moda y combinan con todo.

Sofá esquinero en tonos vivos

Sofá colorido

Otra idea que te puede gustar consiste en elegir un sofá que tenga tonos vivos. Este tipo de sofás tapizados también cuentan con modelos que tienen colores que van del azul al rosa. Eso sí, si vas a elegir un sofá con estos tonos tienes que tener en cuenta que la decoración posterior resultará un poco más complicada, pues hay que adaptarse al protagonismo de ese sofá colorido.

Sofá esquinero curvo

Aunque normalmente vemos sofás que hacen esquina en ángulo, también podemos encontrar algunos que la hacen con formas curvas y suaves. En este caso estos sofás se suelen usar para zonas en las que no están contra la pared, porque de lo contrario dejan espacio sin utilizar. Este tipo de sofá es muy elegante y la curva resulta muy confortable, aunque es más difícil de encontrar.

Sofá esquinero chaise longue

Sofá esquinero chaise longue

Otra versión que podemos encontrar es la de los sofás que hacen esquina y terminan en chaise longue, ya que esta parte no tiene respaldo. Es otra forma de aprovechar el sofá, ya que la chaise longue suele ser para poder sentarnos con las piernas estiradas. Es una idea con un sofá más abierto que puede ser perfecto si no lo ponemos en la zona de la pared. Este tipo de sofá se puede poner como transición hacia la zona del comedor.

Sofá esquinero por módulos

Sofá por módulos

Hay una idea que nos gusta mucho y que además nos parece práctica y original. Consiste en hacer un sofá con diferentes módulos que separados son como asientos. Así podremos adaptar nuestro sofá a las circunstancias de cada día. Este tipo de sofás son ideales en casas con mucha gente o con familias grandes, ya que así podremos ir cambiando su funcionalidad. Con los módulos podemos hacer un sofá esquinero, pero también hacerlo recto o separar los sillones. Las ideas son muy variadas.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.