Sujetalibros, un elemento funcional y decorativo

Sujetalibros

A pesar de la popularidad de los libros electrónicos aquellos en formato físico siguen acompañándonos a muchos en nuestro día a día y llenando nuestras librerías. Esas librerías que los amantes de la lectura acostumbramos a llenar con nuestros libros favoritos y una lista mas o menos de libros «por leer», y en la que rara vez hay huecos.

Cuando los hay, sin embargo, se hace necesario disponer de unos sujetalibros para que la librería o la estantería se mantenga ordenada. Los sujetalibros, sin embargo, no son solo un elemento funcional, también son un elemento decorativo que pueda ayudarnos a darle estilo al mueble y a reflejar nuestra personalidad en este.

Los sujetalibros adquieren numerosas formas. Podemos encontrarlos con diferentes diseños, fabricados en una gran variedad de materiales y colores. El tamaño relativamente pequeño de este elemento, contrasta con la gran creatividad puesta al servicio de su diseño. Aquellos con formas de animales tienen una gran tradición en nuestras estanterías y comparten hoy protagonismo con piezas de mármol o de diseño minimalista.

Con forma de animales

Los sujetalibros con forma de animales son un clásico en nuestros hogares y por tanto una forma de aportar a nuestra librería un toque de tradición y elegancia. Una gran opción para todos aquellos que huyen de diseños aburridos y sin personalidad y todo un acierto como regalos para los amantes de la lectura y los animales.

Tradicionalmente estas pequeñas esculturas eran creadas en metal, sin embargo hoy cada vez es mas común que se fabriquen con resina. Basta con aplicarles después una pátina para imitar ese estilo de los sujetalibros mas antiguos. ¿Sabrías diferencia cuál de los diseños que pueden ver a continuación esta hecho en metal?

Modernos con formas geométricas

Frente a los clásicos, las tendencias. Los sujetalibros con formas geométricas fabricados en materiales naturales como la madera o con acabados metálicos brillantes son hoy una gran herramienta con la que actualizar tu librería. Los primeros encajan a la perfección en un hogares de estilo escandinavo a los que aportarán calidez. Y tu mismo podrás fabricarlos siguiendo este tutorial.

Aquellos con formas sólidas geométricas y acabados brillantes, por el contrario, son los ideales para decorar ambientes de estilo vanguardista. Debo admitir que el diseño tubular de Jennifer Fisher para CB2 es uno de mis favoritos, aunque no encaje con mi estilo.

En mármol

Los sujetalibros de mármol, los encargados de decorar las librerías mas elegantes y sofisticadas, adoptan también esas formas geométricas tan actuales. Se trata, sin embargo, de formas geométricas sencillas como las que corresponden a un círculo, un triángulo o un rectángulo.

Sujetalibros de mármol

1. Swoop Black, 2. Elisa, 3. Badden, 4. Stop

Muy interesantes es cuando en estos sujetalibros el mármol se combina con otros materiales como el latón. Juntos forman un tándem único para decorar ambientes de estilo clásico en los que se aúna tradición y modernidad a través de la arquitectura y piezas de mobiliario o accesorios, respectivamente.

Un error muy frecuente es pensar que este tipo de accesorio resulta caro e inaccesible. No siempre es así y no tiene por qué ser así. Los sujetalibros son piezas pequeñas y por tanto la cantidad de material, en este caso mármol, utilizado en su fabricación es pequeña. Uno de estos sujetalibros no cuesta mas de 29€, ¿adivináis cuál?

Planos, invisibles

Cuando hablamos de diseños planos, hablamos de diseños generalmente sencillos y sin volumen. Estos sujetalibros tienen como accesorio un poder decorativo inferior al resto de propuestas y por eso mismo pueden resultar tanto o mas interesantes. Porque no siempre lo deseado es que los accesorios roben el protagonismo a nuestros libros.

Si tenemos un hogar minimalista, un sujetalibros discreto puede ser la mejor opción para poner orden en nuestra librería. No llamarán la atención y dejarán que tanto el propio mueble como los libros sigan siendo los protagonistas. Además, no crearán mas ruido en una librería que podemos pretender mantener lo mas despejada posible.

¿Tienes libros con portadas que llaman la atención? ¿Organizas los libros siguiendo algún sistema de colores? Entonces quizá tampoco te interese que un sujeta-libros desvié la atención sobre esa idea o concepto que has creado. Un diseño que resulte funcional puede ser todo lo que necesitas.

Otros sujetalibros

Hay muchos sujetalibros que cumplen además de la obvia otras funciones. Podemos encontrar, por ejemplo, diseños que sirven además para darle un toque verde al espacio colocando en ellos flores cortadas o esquejes u otros que nos permiten organizar lápices, bolígrafos y otros útiles de escritorio.

También son muy populares los diseños de estilo industrial. Me ha parecido especialmente original entre los muchos que he encontrado el modelo Clauri que simula un tornillo con tuerca. Además de estos, han llamado nuestra atención los diseños de manos. ¿Sabíais que los accesorios con manos son de lo mas coleccionables?

Como habéis podido comprobar es posible escoger entre numerosos diseños, desde autenticas piezas vintage, hasta propuestas minimalistas y casi invisibles. ¿Cuál es vuestro sujetalibros favorito de cuantos os mostramos? ¿Cuál se ajusta mejor al estilo de vuestro hogar?


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.