Termos eléctricos: ventajas y desventajas

Cuando quieres agua caliente en tu hogar, es posible que estés pensando en la posibilidad de tener un termo eléctrico. Éstos dispositivos te proporcionarán agua caliente sanitaria. Para funcionar se coloca una resistencia eléctrica dentro del depósito y se calienta el agua fría y se almacena en su interior para su uso.

Cuando se alcanza la temperatura establecida, la resistencia se apaga y cómo es un dispositivo bien aislado se mantiene el agua caliente el tiempo que sea necesario a la temperatura que quieras. Solo necesitas enchufarlo a la corriente con toma de tierra para que funcione. Cuando se acaba el depósito de agua caliente, hay que esperar a que se vuelva a llenar el tanque y a calentarse.

Ventajas y desventajas

Con lo que te acabamos de decir, puede que pienses que es una idea excelente para tu hogar, pero antes de decidirte deberás saber algunas cosas sobre esto. Tiene ventajas y desventajas y entender cuáles son te ayudará a escoger el que más se adecue a ti.

Antes de comenzar, es necesario tener en cuenta que el precio por el kw en nuestro país es bastante elevado y puede que no te sea de lo más rentable en el caso de que vayas a darle mucho uso.

A continuación te contamos algunas de las ventajas y desventajas que puedes encontrar.

Ventajas

  • No tienes que hacer instalación de gas
  • No tienes que estar pendiente de si se acaba o no la bombona de butano ni de comprar más
  • Como no hay combustión no necesita ventilación ni medidas de seguridad extra
  • Se puede instalar en cualquier lugar de tu hogar
  • El agua caliente saldrá del grifo inmediatamente siempre y cuando el tanque esté lleno con agua caliente
  • La temperatura siempre será la misma, solo tienes que elegirla
  • El mantenimiento es económicas porque no necesita revisiones
  • Puedes usar alternativas renovables para tener electricidad en tu hogar y reducir el consumo

Desventajas

  • Tienes agua caliente de manera limitada. Cuando el tanque se vacía hay que esperar a que se vuelva a llenar de agua fría y esperar que se caliente de nuevo.
  • Si sueles usar mucho el agua caliente en casa, entonces no es buena idea tener este tipo de dispositivos.
  • Si se va la luz, te quedas sin agua caliente en el hogar.
  • Si se produce una avería y cae el agua del tanque se inundaría tu hogar (imagina 100 litros cayendo del tanque sin parar)
  • La electricidad te hará gastar más dinero que el gas porque resulta menos económico

¿Es buena idea usar un termo eléctrico?

Son muchas las personas que deciden usar este tipo de dispositivos en sus segundas residencias porque así se evitan las revisiones periódicas y además el mantenimiento es sencillo y  para desconectarlo solo hay que desenchufarlo de la corriente.

La demanda de agua caliente es menor en las segundas residencias que donde se vive habitualmente. Además, el dispositivo si no se usa habitualmente no se estropeará.

También se suelen utilizar en aquellas viviendas donde el gas natural no se puede utilizar o las bombonas de butano no son una opción. También donde no hay posibilidad de ventilación ni espacio para poder oponer otros dispositivos para calentar el agua.

En aquellos hogares donde apenas se usa agua caliente, como viviendas de una o dos personas, también son una buena opción porque si vives tú solo un termo de 40 o 50 litros será más que suficiente para tu vida diaria.

Si eres una persona comprometida con el medio ambiente te darán igual las desventajas y preferirás este tipo de dispositivo… sobre todo, si además tienes en mente el uso de energías renovables en tu hogar o si ya dispones de ellas. Su consumo será más económico y además estarás cuidado el medio ambiente.

Puedes conseguir termos de gran capacidad si así lo requieren las necesidades de tu hogar, sobre todo si sois muchos en caso. El consumo eléctrico será muy alto porque requerirá tener muchos litros calientes todo el día. Además necesitarás un termo eléctrico con mucha capacidad como de 300 litros. Este caso puede salir rentable si en tu vivienda tienes placas solares, en caso contrario, el consumo sería muy elevado.

Un termo eléctrico es barato y la instalación también sale bastante económica, por lo que si tienes un presupuesto limitado, es una opción que merece la pena considerar.

Con todo esto en mente, si quieres tener un termo eléctrico en casa, entonces sigue informándote, acude a una tienda especializada que te informen de todo lo que necesitas saber. Aunque si en tu hogar sois bastantes personas y soléis gastar agua caliente cada día para duchas, baños, cocinar, limpieza… Entonces es probable que te salga mucho más rentable usar otro tipo de dispositivos.

Por supuesto, tú eres quien debe escoger si los termos eléctricos son una buena opción para ti y para tu hogar o si necesitas mejor tener otras opciones en cuenta.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.