Tipos de colchones: ¿cuál elijo?

Cama

Escoger el colchón adecuado nos permitirá descansar mejor, aumentando así nuestra calidad de vida. No debemos, por tanto, tomarnos a la ligera su elección. Conocer las características de los distintos tipos de colchones y tomarnos el tiempo para probarlo en la tienda resulta clave para acertar.

La oferta de colchones es amplia y puede resultar abrumador tomar una decisión. Factores como nuestro peso, la postura que adoptemos a la hora de dormir o la temperatura ambiente, resultan determinantes. Contribuirán a que tomemos la mejor decisión sobre la firmeza y el material del colchón, tal como desarrollamos a continuación.

La firmeza

Un buen colchón debe repartir el peso del cuerpo de la manera adecuada. Dicho de otra forma, debe ser lo suficientemente firme para sostener bien el cuerpo, pero no tanto como para resultar incómodo. La elección del mismo tendrá por tanto dos componentes: uno objetivo relacionado con nuestro peso y otro subjetivo, que dependerá de nuestra preferencia.

Firmeza del colchón

Es importante que el colchón respete la curvatura natural de la columna vertebral, boca arriba y alineada mientras duermas de lado. Si el colchón es demasiado duro, no se adaptará a tu cuerpo. Esto mejorará la aireación del mismo (algo importante en ambientes muy calurosos), pero podría traducirse en un no muy buen descanso.

Tipos de colchones según el material

El material será determinante en la elección de un buen colchón. ¿Sabías que los colchones de muelles son más frescos? ¿Y que los modelos de espuma o de material viscoelástico guardan más el calor?¿Y que los colchones de látex son los mas apropiados para los alérgicos? Hay diferentes tipos de colchones y conocer sus particularidades te ayudará a escoger uno.

Colchones de muelles

Los colchones de muelles mas sencillos tienen un núcleo formado por muelles metálicos colocados en vertical, enlazados unos a otros por hilos metálicos, cubierto por varias capas de espuma o algodón. Ofrecen un buen soporte y una buena ventilación, por lo que resultan adecuados para todas aquellas personas que sudan con facilidad o que viven en lugares cálidos. Conocidos como colchones de muelles independientes o colchones de muelle continuo son relativamente económicos.

Colchón de muelles

Algo mas caros son los colchones de muelles embolsados, formados por cientos de muelles independientes recogidos en saquitos de tela individuales unidos entre sí. Al igual que los anteriores, se adaptan bien a la forma del cuerpo y ofrecen una buena ventilación, manteniendo además una buena independencia de movimientos en una cama de matrimonio. Sin embargo, estos suelen presentar un mejor recubrimiento realizado con diferentes materiales que los hace estar a medio camino entre los colchones de muelles y los de espuma o látex.

Colchones de espuma de poliuretano

Estos colchones están formados por pequeñas celdillas o burbujas de aire y agentes cohesionantes. Del número y el tamaño de estas celdillas, así como del tipo de agente cohesionantes dependerá la firmeza del colchón. Densidades inferiores a 40kg/m3 no debieran ser contempladas a no ser que el colchón esté destinado a un niño pequeño o una cama con un uso temporal. Es importante saber, además, que a mayor ligereza, peor será el envejecimiento del colchón.

Colchón de espuma

Los colchones de espuma pueden ser una buena elección en lugares fríos. Tanto estos como los viscoelásticos o los fabricados en látex guardan mas el calor que los colchones de muelles.

Colchones viscoelásticos

Fabricados con una espuma especial, se amoldan al cuerpo ofreciendo una óptima distribución del peso corporal. Se caracteriza por reducir los puntos de presión en las zonas de más peso y por adaptarse a la temperatura de la persona que descansa sobre ellos.

Colchón viscoelástico

Son colchones muy apropiados para aquellos que pasan mucho tiempo en la cama o aquellos que necesitan una cama articulada, a la que se adaptan sin problemas gracias a su flexibilidad. Debes saber, sin embargo, que son mas caros que los anteriores. Un colchón de 90 x 190 cm, puede costarte 800 euros.

Colchones de látex

Los colchones de látex están hechos de espuma de látex natural o sintética y materiales auxiliares usados en distintas proporciones.  Ofrecen un sostén bastante firme, pero al mismo tiempo son muy flexibles y se adaptan bien a los contornos del cuerpo, distribuyendo la presión de manera uniforme. Son una muy buena opción para quienes se mueven mucho por la noche y para camas de matrimonio en las que los componentes de la pareja tienen diferentes pesos.

Tipos de colchones: látex

Son muy elásticos por lo que resultan recomendables en camas articuladas. También son recomendables para las personas con alergias respiratorias o asma, ya que nos ayudan a evitar el riesgo de colonias de ácaros que se forman en el interior de los muelles. Sin embargo, están prohibidos para los alérgicos al látex. Los únicos inconvenientes de estos colchones son su precio y su peso, que unido a su flexibilidad los hace difícil de manejar.

Sea cuál sea tu elección, tomate tiempo para probar los diferentes tipos de colchones antes de comprar uno. Que no te de vergüenza tumbarte y probarlos en diferentes posturas. Solo así podrás saber cuál es el que mejor se adapta a ti y te resulta mas cómodo.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.