Todas las claves para pintar muebles a la tiza

Pintar muebles a la tiza

¿Te gustaría poder dar un nuevo aspecto a tus muebles? ¿Te gusta acudir a mercadillos y ferias de antigüedades en búsqueda de tesoros peor luego no sabes que hacer con ellos? La pintura a la tiza o chalk paint se convierte en ambos casos en un gran aliado. Y es que pintar muebles a la tiza resulta muy fácil.

El principal motivo de que esta pintura se haya puesto de moda es que cualquiera puede trabajar con ella. No hace falta ser un experto en restauración para obtener buenos resultados. Resulta muy fácil darle a los muebles un aspecto envejecido con la pintura a la tiza y ¡sin tratamientos previos! ¿Quieres saber cómo?

¿Qué es la pintura a la tiza?

La pintura a la tiza es una pintura con un alto componente en carbonato cálcico. Se caracteriza por su acabado mate, sin brillo, por su alta cubrición y un secado muy rápido. Se utiliza principalmente para pintar muebles, pudiéndose aplicar directamente sobre estos sin ningún tratamiento previo. Pero puede aplicarse también sobre otras superficies.

Pintura a la tiza

Desde que la interiorista Annie Sloan patentase la fórmula que después ha servido de inspiración al esto de marcas, el protagonismo de la pintura a la tiza o chalk paint ha ido en aumento. ¿Por qué? Porque nos proporciona una forma sencilla, rápida y económica de renovar cualquier mueble.

Principales ventajas

  • No requiere imprimación. La principal ventaja de las pinturas a la tiza es que se pueden aplicar directamente sobre superficies secas y limpias. Incluso sobre muebles pintados, sin necesidad de eliminar la capa de pintura anterior.
  • Su base es acuosa. Es uno de los motivos por los que resulta muy sencillo trabajar con ella.
  • No gotea. Dada su consistencia, la pintura a la tiza raramente gotea mientras se aplica.
  • No es tóxica ni deja olor. Tiene un bajo nivel de COV (compuestos orgánicos volátiles).

Como pintar muebles a la tiza

Trabajar con pintura a la tiza resulta sencillo, limpio y cómodo. No tienes que ser un profesional de la restauración para poder dar una segunda vida a un mueble de madera con este  tipo de pintura. Basta con seguir los siguientes cuatro pasos:

Limpia y prepara la superficie

La superficie sobre la que se va a aplicar la pintura debe estar limpia de polvo y grasa para que esta se adhiera. Para asegurar que así sea pasa por toda la superficie un trapo impregnado con alcohol y deja que se seque bien. A continuación, corrige las imperfecciones si las tuviera, trabajando con rellenador las grietas o agujeros y puliéndolas después con un papel de lija fino.  Recuerda que lijar los muebles es opcional con la pintura a la tiza, pero que de hacerlo, tendrás que eliminar bien después el polvo.

Preparar superficie

Pinta y ¿lija?

Con la superficie limpia ¡ha llegado la hora de aplicar la pintura! Puedes hacerlo con brocha o rodillo, con o sin textura, respetando la textura de la pintura o aguándola para lograr diferentes efectos. Nuestro consejo es que si buscas una estética rústica apliques la pintura con paletina o brocha para acentuar la pincelada. Así cuando apliques la cera lograrás una pátina vintage que hará el mueble mas atractivo.

pintar muebles a la tiza

Si quieres ir mas allá y lograr un efecto envejecido, tras la primera capa de pintura y una vez este seca esta pasando una lija o lana de acero fina en salientes y esquinas -aquellos lugares en los que el mueble se desgasta mas con el uso- para sacar a la luz la pintura original del fondo. ¿No te gusta el color de fondo? Entonces tendrás que aplicar capas de colores diferentes para que al lijar la segunda salga a la luz la primera.

¿Buscas imitar el acabado de un mueble contemporáneo? Entonces lo ideal es usar un rodillo flocado. Si aun así la textura obtenida es ligeramente granulosa tendrás que pasar una lija fina sobre la pintura una vez esté seca para que el acabado sea liso como el de un mueble lacado.

Aplica cera o barniz

La aplicación de cera o barniz tiene dos objetivos. El objetivo principal es sellar la pieza, aunque también puedes utilizarlos para añadir una pátina de color. En los muebles pintados a la tiza, el acabado con cera resulta mas habitual ya que proporciona un acabado mas natural a las mismas, sin embargo, en algunas piezas con mucho uso podría ser preferible protegerlas con barniz.

Aplicar cera

Si no deseas sacrificar el acabado aterciopelado de la pintura aplicar un barniz mate es la mejor opción, mientras que si buscas darle un toque de brillo preferirás usar un barniz satinado. Estos últimos, además, con mas resistentes a las manchas y más fáciles de limpiar por lo que son ideales para mesas, sillas u otros muebles con mucho uso.

Respeta los tiempos de secado tanto del barniz como de la cera y saca brillo a esta última con un paño suave cuando este seca para sacarle al mueble brillo. ¿Ya lo has hecho! Entonces solo te queda comenzar a disfrutar de tu nuevo mueble.

Dónde encontrar pintura a la tiza

Hoy en día puedes encontrar pintura a la tiza o chalk paint en cualquier tienda especializada en pintura, desde grandes superficies a pequeños negocios especializados. Entontarás pinturas con una gran variedad de acabados y colores, así que no dudes en pedir consejo. Además, puedes comprarla también desde la comodidad de tu casa, en grandes plataformas online como Amazon.

¿Te animarás a pintar tus muebles a la tiza?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.