Ventajas y claves de la decoración con colores neutros

Son muchas las personas que eligen la neutralidad a la hora de decorar, y esto sin duda tiene sus ventajas. No solo hay estilos que son más duraderos y que no pasan de moda, sino que también los colores neutros nos ayudan a tener un hogar muy versátil, que no se deja llevar por las tendencias y que podremos renovar con pequeños toques y menos presupuesto que si nos complicamos con tonos más intensos o llamativos.

Decorar con colores neutros tiene ventajas, y también hay claves para que no nos resulten espacios aburridos o sin vida. De nada sirve crear una decoración práctica si no hace que nos sintamos a gusto en esa estancia. Por eso os vamos a dar pautas y claves para decorar con tonos neutros y que los espacios sean actuales y bonitos.

¿Cuáles son los colores neutros?

Los colores neutros son aquellos de una gama con saturación muy baja, cercano al gris. Este tipo de colores no destacan en exceso y son ideales para utilizar siempre como base en cualquier decoración. El gris, el negro, el marrón, el azul marino, el beige o el blanco se pueden considerar colores neutros. Estos son los colores ideales para combinar en cualquier decoración que queramos que sea sobria, elegante y atemporal, y además se pueden combinar fácilmente entre ellos.

Decoración atemporal con colores neutros

Una de las principales ventajas de los tonos neutros es que la decoración es atemporal. Hay colores que son tendencia en determinados momentos, como el verde menta, el marsala o el verde greenery del que se habla hoy en día, pero tonos como el blanco, el gris o el beige jamás han pasado de moda ni han dejado de ser una parte importante en las decoraciones. Por eso son tonos a los que podemos recurrir si queremos decorar un espacio y no sabemos cómo. Estos no pasarán de moda y durarán mucho tiempo sin que la decoración tenga que cambiarse.

Tonos fáciles de combinar

Otra de las ventajas que vamos a tener con los colores neutros es que van a ser muy fáciles de combinar. Son tonos de gama baja, que entre ellos combinan bien, pero que además, al no tener demasiada saturación de ningún color primario, hace que se puedan combinar con casi todos los colores. De esta forma, podemos utilizar los tonos neutros de base, que es lo que se suele hacer, e ir añadiendo algún color según queramos. En esta habitación han mezclado tonos blancos y negros en las paredes, el beige de la madera y los muebles, y gris y azul marino en los textiles, y todavía hay espacio para añadir algún otro color que no sea neutro. Hay que decir que en muchas ocasiones, se considera que las decoraciones en tonos neutros son un poco aburridas, y por eso os damos unos cuantos consejos a la hora de decorar con estos tonos.

Mezcla las tonalidades

Mezclar tonalidades de gris, de beige y de azul marino, jugar con todos estos colores neutros, es una forma de darle algo de vida a estas decoraciones. Por ejemplo, podemos utilizar un color gris oscuro con otro más claro, y un marrón en varios tonos distintos, jugando con ellos. Porque sean tonos neutros no tienen por qué resultar sosos si sabemos combinar ideas diferentes y tonos.

Añade estampados

Si los tonos neutros te parecen un poco aburridos, puedes añadir estampados. Recuerda los espacios nórdicos en blanco y negro, en los que añaden textiles con estampados pero ningún otro color, y siguen siendo espacios divertidos e interesantes. Mezclar diferentes estampados, rayas con topos, estampados de animales y geométricos, le da mucho juego a los espacios, y hace que sean más dinámicos y actuales. Además, tienes la gran ventaja de que hoy en día se llevan las mezclas originales, así que busca inspiración y prueba con diferentes textiles con estampados diversos y tonalidades afines para conseguir un espacio con armonía.

Juega con las texturas

Así como jugamos con los tonos y los estampados, podemos hacer lo mismo con las texturas para darle algo de vida  a estos espacios. En este caso vemos una cama en la que han elegido textiles con tonos neutros, pero con texturas diferentes, cojines brillantes y con algodón blanco, mantas suaves con diferentes tejidos. Estas son ideas sencillas pero que hacen que en una decoración con tonos neutros tengamos la sensación de que todo es original y divertido.

Muebles con personalidad

Si queremos que nuestra casa sea original, también podemos decantarnos por los muebles con personalidad. Muebles de diseño o vintage que tienen mucha presencia, y que no necesitan destacar por su colorido o por los estampados porque ya lo hacen con sus formas. En esta casa hay un buen ejemplo, mezclando diversos muebles con mucho encanto con tonos totalmente neutros, de forma que la sensación sea de un espacio con mucha personalidad.

Decora tu casa con Vinilos
Si buscas Vinilos baratos para decorar tu hogar. No te pierdas esta gran colección.
Los mejores Vinilos

Categorías

Complementos

Susy Fontenla

Licenciada en Publicidad, lo que más me gusta es escribir. Además, me atrae todo lo que es estéticamente agradable y bello, por lo que soy fan de... Ver perfil ›

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *