Ventajas de tener un huerto vertical

Tener un huerto vertical urbano en un pequeño espacio para plantar algunas cosas que nos gusten es toda una tendencia. Nos permite trabajar para tener alimentos propios, cuyo crecimiento y producción controlamos, y además es una forma de tener una terraza diferente, con tu propia plantación.

Los huertos verticales se han puesto muy de moda, y es que se trata de la idea perfecta para poder tener un espacio de este tipo en una terraza que no cuente con mucho sitio. Si ponemos los muebles y apenas nos quedan metros cuadrados, estos huertos nos ofrecen la forma de tener nuestras plantas u hortalizas sin ocupar un espacio que nos es necesario.

Estos jardines verticales tienen la gran ventaja de poder ahorrar espacio. Al realizarlos de forma vertical, con una maceta sobre la otra, solo necesitamos una pared o una zona en la que poder ponerlos. Además, resultan muy cómodos, ya que podemos ponerlos a la altura que nos guste y que necesitemos.

Para realizar estos huertos es necesario crear una estructura. Puede hacerse con diferentes materiales. Hay cajones de madera que se venden para poder atornillar a la pared, pero también hay ideas recicladas que son de lo más originales. Botellas de plástico que se usan a modo de maceteros y que además tienen la ventaja de que pesan muy poco. También los palets sirven para hacer este tipo de huertos y ponerlos en una esquina de la terraza.

Lo que hay que tener en cuenta a la hora de realizar estos huertos urbanos es que van a soportar el peso de la tierra y de lo que se plante en ellos, por lo que han de estar bien fijados y no tener una estructura débil. También hay que pensar en el lugar exacto para poner nuestra pequeña plantación, ya que es bueno que la luz del sol la ilumine, que no reciba heladas y que sea fácil de regar.

Para qué sirve un huerto vertical

A todos los que nos gustan las plantas, siempre pensamos en ideas para poder disfrutar de ellas. En este caso, nos quedamos con el huerto vertical. Si te estás preguntando para qué sirve, tienes que saber que es un sistema bastante innovador. Realmente sirve para poder cultivar varias plantas. Aunque sobre todo serán protagonistas tanto las aromáticas como las que cuenten con un tamaño más bien reducido. Además, los huertos verticales son perfectos para esos hogares que no disponen de unos metros de terreno donde poder cultivar. Así, ya no importa dónde vivas porque este tipo de huerto estará siempre contigo. Tan solo necesitas de una pared o bien, una zona vertical habilitada para ello. ¿Sabes cuáles son sus ventajas?:

  • Pueden hacer que cualquier parte de tu hogar se embellezca mucho más gracias a este tipo de idea.
  • Además, está el ahorro, sobre todo cuando plantas alimentos que pueden ser para tu consumo personal.
  • Se adapta a cualquier tipo de vivienda.

Cómo hacer un huerto vertical casero

Verás que lo que comienza como una idea original, se puede convertir en tu próximo hobby. En este caso para hacer un huerto vertical casero vas a tener que seguir una serie de pasos.

  • Elige un lugar de tu casa, donde dé el sol. Siempre son mejores las zonas bien iluminadas y donde no dé demasiado el aire.
  • Una vez ya elegido el lugar, vamos a buscar los recipientes donde irán nuestras plantas. Aquí dispones de una gran variedad de estilos. Nosotros también te daremos alguna que otra idea, pero para ello, tienes que seguir leyendo. Lo más habitual es que sean botellas o amplios recipientes de plástico así como de barro. Si vas a cultivar algunas hortalizas, siempre es aconsejable que tengan más de veinte centímetros de profundidad.
  • La tierra junto con el abono se hacen imprescindibles para que nuestras plantas crezcan. Siempre puedes optar por el abono orgánico.
  • Como bien hemos comentado, opta por plantas pequeñas y que puedan crecer rápidamente. Para tu consumo personal puedes elegir lechugas o cebollas.
  • Acuérdate de regarlas. Las horas propicias son al amanecer o al anochecer.

Cuando ya tengamos esto bien claro, solo nos quedan esas ideas originales para poder aplicarlas. El huerto vertical casero puede estar compuesto de varias opciones.

Con garrafas

Las garrafas de cinco litros que venden con agua, pueden ser una de las macetas perfectas para nuestras plantas. Las usaremos colocándolas boca abajo. Es decir, la parte del asa y del tapón, serán la base de nuestra maceta. La parte superior tendrás que cortarla para poder añadir la tierra y las semillas.

Botellas de plástico

Las botellas de plástico de dos litros, también son perfectas. En este caso, tendrás que abrirlas de manera lateral y las podrás colocar por toda la pared, asegurándolas bien con cuerdas resistentes.

Latas de conserva

Las latas de conserva también son otra de las ideas más usadas. En este caso, las podrás sujetar gracias a unos ganchos en la pared. Además, podrás pintarlas del color que más te gusten y crear un huerto vertical a todo color.

Zapatero de tela

Quizás tengas en casa esos zapateros de tela que ya te no sirven. Pues ahora sí que le hemos encontrado un nuevo oficio. En cada uno de los compartimentos, pondremos una planta diferente. ¿No es una gran idea?.

Jardín con palets

Otra de las ideas básicas es hacer un jardín vertical con palets. Para ello, solo tienes que limpiar y pintar el palet. Puedes colocar una bolsa de plástico o bien un trozo de tela en las zonas donde vas a introducir tu planta. Si no sabes por dónde comenzar, nada como seguir el paso a paso que te dejamos en vídeo.

Macetas

Sin duda, las macetas también son idóneas para nuestro huerto vertical. Pero además de las básicas que todos conocemos, también puedes usar otras ideas ingeniosas. Desde unas botas hasta latas de refresco con los nombres de los habitantes de la casa. ¡Qué te parece la idea?.

¿Ikea vende huerto vertical?

Si es que la tienda Ikea tiene todo cuanto imaginemos y más allá. En este caso, no es que te venda un huerto vertical como tal, sino que tiene piezas para ir formando el tuyo propio. De ahí que cuente con todo lo necesario como puede ser el semillero así como el módulo de cultivo. Éste puede ser individual, para colocarlo sobre alguna mesa o estantería, pero también más amplio y de pie, donde encontrarás varios módulos. De este modo, podrás elaborar tu jardín vertical gracias a Ikea. Si quieres que todavía te salga más económico, siempre puedes elegir las cajas plásticas de Ikea e ir formando tu huerto de una forma más sencilla y barata que nunca.

Los mejores huertos verticales urbanos

Además de tener varios tipos de huertos verticales urbanos, hay que tener en cuenta que estaremos haciendo un gran trabajo de reciclaje. Además de usar elementos reutilizables, también estaremos creando una vida más sustentable en nuestra propia casa. Hay que decir que el riego también será de bajo consumo. A todo esto se le suma la imaginación en cada una de las creaciones. Un trabajo que pueden hacer todos los de la casa y que se llegará a convertir en una preciosa actividad. ¿Quieres disfrutar de los mejores huertos verticales urbanos?.

Decora tu casa con Vinilos
Si buscas Vinilos baratos para decorar tu hogar. No te pierdas esta gran colección.

Los mejores Vinilos


Un comentario

  1.   ARTURO dijo

    que vitaminas se les deve de dar a las plantas con el sistema de riego con los tubos o que nutrientes en el agua tienen que llevar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *