Cambiar la decoración del baño

Si tenemos un baño un poco soso y queremos darle un nuevo toque o cambiarle un poco el aspecto porque nos hemos cansado de su decoración, no hace falta hacer obra y cambiarlo todo, podemos jugar con la decoración y pequeñas cosas que hagan que parezca totalmente distinto.

Colocar unas velas, unas flores y unas cajitas pueden aportar  un pequeño toque. Situarlas sobre la cisterna, la encimera del lavabo o en un rincón de la bañera es la mejor forma de alegrar esta zona de la casa.  Las orquídeas quedan perfectas al igual que los helechos y plantas colgantes, con la humedad del ambiente se conservarán en perfectas condiciones. Si se trata de un baño sin luz natural no podemos acudir a plantas naturales, pero existen numerosas plantas artificiales de gran calidad que parecen totalmente reales.

Cambiar el espejo del lavabo por uno más actual o de estilo vintage puede ser una buena idea, si le ponemos al que ya tenemos un marco labrado también podemos aportar un nuevo toque, o podemos decorarlo con vinilos.

Colocar las toallas a la vista de forma ordenada en las estanterías o en cestos de mimbre puede dar un toque moderno, y si las colocamos enrolladas quedarán perfectas y servirán como decoración.

Si queremos hacer un cambio más radical pero sin meternos en grandes obras podemos colocar sobre la pared un papel pintado moderno, poedemos pegarlo directamentee sobre los viejos azulejos y cambiar por completo el aspecto general de esta zona de la casa.

La lámpara del baño es un elemento importante y que no solemos tener en cuenta, lo normal es poner focos incrustados en el falso techo pero hay lámparas perfectas para esta zona de la casa que pueden dar un aspecto nuevo. Lámparas de cristal clásicas o de swarosky quedan perfectas, os dejo unos ejemplos.

Te puede interesar

Escribe un comentario