Decoración navideña en tonos fríos

Decoración navideña en tonos fríos

Los tonos fríos son muy utilizados para las decoraciones navideñas más chic y elegantes. El blanco, el azul y el plateado son los tonos principales a utilizar en esta clase de decoraciones, para un aspecto invernal.

Lo mejor de estos tonos fríos es que son muy luminosos y elegantes. Para una decoración navideña con clase, puedes elegir estos tonos y combinarlos. El blanco incluso lo puedes utilizar solo.

Árbol en tonos fríos

El árbol de Navidad es uno de los elementos que más aportará a tu decoración navideña, y un clásico que no puede faltar. Ahora puedes encontrar modelos de colores, para evitar el verde de siempre. Los árboles en color blanco son muy chic, y puedes combinarlos con adornos plateados, lo que te recordará a los paisajes nevados. Es una elección ideal en decoraciones luminosas en tonos blancos o pastel.

Árbol de Navidad en tonos fríos

La otra opción para tu árbol de Navidad es el azul. Los detalles en este tono aportan un toque de color con el mismo estilo frío, y también puedes añadir tonos grises o plateados.

Mesas navideñas en tonos fríos

La decoración de las mesas de Navidad también puede realizarse en los mismos tonos, para crear una continuidad en todos los detalles navideños. La vajilla en tonos blancos es clásica y se puede utilizar durante todo el año, por lo que si optar por ella, tendrás que añadir algún otro detalle que recuerde a la Navidad. Los centros de mesa con tonos plateados, bolas de navidad o elementos naturales, como las piñas, ofrecen ese ambiente acogedor.

Detalles navideños en tonos fríos

Los detalles también son importantes. En lugares como el recibidor no notarás que es Navidad si no añades algún detalle. Podrás presentar el estilo navideño de tu casa con esta clase de detalles, como velas, centros, flores de Pascua en tonos plateados o azules y otros detalles, siempre con estas tonalidades.

Más Información – DIY de Navidad para decorar tu casa

Te puede interesar

Escribe un comentario