Elegir el color de la piscina II

Como ya hemos hablado en la primera parte de esta entrada (Elegir el color de la piscina I), hoy en día podemos darle el aspecto y color que queramos a nuestra piscina. Hemos hablado de las tonalidades azules, negras, verdes, blancas y ocres; pero nos ha faltado hablar de los colores cálidos como los rosas, granates y naranjas. Este tipo de colorido tan llamativo también es posible, existen pinturas especialmente diseñadas para piscinas que incluyen estas gamas de colores, e incluso teselas de gresite. Son colores perfectos para casas de jóvenes atrevidos o personas que buscan la innovación y estar a la última moda en el interior y el exterior de su casa.


Si nos atrae este tipo de colorido pero no nos convence la opción de pintar toda nuestra piscina con esas tonalidades, podemos conseguir este efecto de colorido cálido por medio de la iluminación, los focos de led de última generación pensados para piscinas presentan una gran variedad de colorido que van desde los amarillos a los rosas y rojos más vibrantes. De esta forma la piscina puede tener un color más común de día, por ejemplo azul claro, y otro diferente de noche, perfecto para dar un toque innovador a nuestras fiestas de verano.
Y si tan solo quieres que ofrezca un aspecto distinto y llamativo para una ocasión especial muy concreta en el tiempo, puedes optar por teñir el agua. La empresa francesa Gaches Chimie, ha descubierto y comercializado un producto que consigue colorear el agua de la piscina sin que deje restos o tiña la piel de quien se bañe, y además tiene una duración de entre 6 y 24 horas.
Fuentes: lahabitaciónverde, axioma-sl, mil ideas

Te puede interesar

Escribe un comentario