Cabeceros de cama para decorar el dormitorio

Los cabeceros de cama son claves en un dormitorio. Sirven para enmarcar la que es la pieza más voluminosa de la estancia: la cama. No debemos olvidar que por su volumen, la cama es el elemento del dormitorio en el que nos fijamos primero; aquel que atrae todas las miradas. De ahí que escoger un buen cabecero que refuerce tal protagonismo sea importante.

Los cabeceros de cama son capaces de decorar por si solos la pared principal del dormitorio. Al igual que ocurre con otros elementos, a lo largo de los años su estilo ha ido transformándose para adecuarse a las nuevas tendencias. El abanico de posibilidades es hoy amplísimo, pudiendo apostar por cabeceros clásicos en capitoné, cabeceros rústicos en madera y/o originales propuestas artísticas.

Cabeceros de cama de obra

Los cabeceros de obra se integran o superponen en la pared principal y nos permiten incorporar funcionalidades adicionales a esta pieza del dormitorio. Estos muretes fabricados en madera, ladrillo u hormigón que pueden ser revestidos con otros materiales y/o pintados para una mayor personalización del dormitorio.

Pueden adoptar diferentes formas y son utilizados principalmente para cubrir necesidades de almacenaje concretas. Sirven a menudo como mesita de noche e integran su propio sistema de iluminación. Apostando por un cabecero de obra, uno se ahorra comprar muebles auxiliares y accesorios imprescindibles en un dormitorio ¡Una gran ventaja! El inconveniente es que como elemento resulta costoso eliminarlo y/o sustituirlo.

Cabeceros de madera

Los cabeceros de madera aportan calidez a la habitación. La madera es de hecho uno de los materiales preferidos para construir cabeceros por la gran versatilidad que nos ofrece. Dependiendo tanto de la madera como de su tratamiento, los resultados obtenidos serán muy diferentes. Una madera maciza con una veta profunda aportará un marcado carácter rústico a la estancia; mientras que otras mas lisas en tonos tanto claros como oscuros pueden convertirse en una estupenda alternativa para decorar dormitorios de vanguardia.

La madera es además un material con el que podemos trabajar con comodidad. Es relativamente sencillo y económico adquirir tablones de madera y convertirlos en un cabecero. La madera reciclada con diferentes tonos es hoy por hoy una de las grandes tendencias en decoración. Asimismo, son muchos los elementos de madera que podemos utilizar como cabecero: puertas antiguas, ventanas

Cabeceros textiles

Entre los cabeceros de cama textiles queremos diferenciar dos grupos: los cabeceros tapizados y los tapices. Los primeros utilizan un bastidor y estructura sólida como base que “desparece” bajo el elemento textil. Los cabeceros capitoné son probablemente los mas clásicos de este grupo; son elegantes e incorporan un punto de sofisticación al dormitorio.

Los tapices, por el contrario, no requieren ningún tipo de estructura adicional y generalmente penden de la pared. Son una gran alternativa en dormitorios pequeños, ya que no roban apenas espacio. Los elaborados artesanalmente en punto, crochet o ganchillo, son además toda una exhibición artística.

Cabeceros de cama de forja y metal

Los cabeceros de cama de forja, latón o aluminio son otro clásico. La variedad de diseños, mas o menos intrincados, existentes en el mercado nos permiten adaptarlos a hogares de estilos muy diferentes. En vivos colores, son además una opción muy demandada para decorar el dormitorio de los niños y de los no tan niños.

Además de los de clásicos, existen en el mercado otras opciones atrevidas y actuales. Hablamos de grandes paneles metálicos cuyas piezas se unen entre si para abarcar toda la pared principal o únicamente la zona del cabecero. Los puedes encontrar lisos con acabado de cobre o grabados en plata, entre otros. Son arriesgado pero también una interesante alternativa para darle un toca moderno al dormitorio.

Cabeceros originales

Mas allá de las ya citadas, existen otras propuestas mas personales. Propuestas que normalmente se materializan como parte de un proyecto artístico y que como tal requieren cierta creatividad. Generalmente son económicas, pero requieren ciertas habilidades y/o tiempo. Se sirven de pintura, adhesivos y materiales cotidianos.

Con la pintura se pueden crear grandes murales, pero también sencillas formas geométricas que enmarquen la cama y sirvan como cabecero. Más sencillo aun es utilizar vinilos o apostar por elementos adhesivos como washi tapes, a la venta en cualquier librería. A su favor tienen que pueden pegarse y despegarse con facilidad para rectificar errores.

Hemos encontrado también interesantes propuestas elaboradas con cuerdas de colores y visto cabeceros creados con materiales y objetos que nunca hubiéramos imaginado. Ventanas, bandejas de plata y libros son susceptibles de convertirse en originales cabeceros de cama. También resulta muy práctica la propuesta de corcho, en la que podremos colgar desde ideas hasta fotografías y/o recuerdos.

Como habéis podido comprobar son muchos los cabeceros con los que podemos decorar el dormitorio. Cabeceros elaborados en madera o metal, confeccionados en tela y/o creados como expresión artística. Cada uno dará un toque muy personal a nuestro dormitorio y servirá para enmarcar la cama y hacer de esta un punto focal atractivo.

Decora tu casa con Vinilos
Si buscas Vinilos baratos para decorar tu hogar. No te pierdas esta gran colección.

Los mejores Vinilos


Categorías

Dormitorios

Aunque he dirigido mis estudios hacia el campo industrial y la ingeniería, hay muchas otras cosas que me llenan como lo son la música, el interiorismo o la cocina. Decoora me da la oportunidad de compartir con todos vosotros tips, ideas y DIYS sobre decoración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.