Cambiar bañera por ducha

Ventajas de la ducha

El dilema de la bañera o la ducha es algo que podemos llegar a tener si tenemos que construir un baño o cambiar el que tenemos. Son muchos los partidarios de la ducha y muchos otros los que piensan que la bañera sigue siendo la mejor opción, pero de lo que estamos seguros es de que hay pros y contras para ambas ideas. Todo depende de tus gustos, del diseño del baño y de los usos que desees darle, así que las dos opciones son realmente válidas.

Cambiar bañera por ducha puede ser una buena idea, pero antes de hacer esto debemos plantearnos cuáles son las ventajas y las desventajas de ambas ideas. Siempre hay que visualizar los usos de los dos y pensar en cuál puede ser la mejor idea para nuestro estilo de vida y para nuestro nuevo baño.

La bañera es todo un clásico

Ducha por bañera

La bañera es un clásico y por eso puede ser que nos guste la idea de mantenerla, aunque puede que también nos parezca que ya está obsoleta frente a las ventajas que puede tener una ducha. La bañera siempre va a ser una buena opción y sin duda te va a gustar el toque que le da a tu baño si te gusta lo clásico. Si hay un tipo de bañeras que nos gustan en este sentido son las bañeras vintage. El diseño de este tipo de bañeras es incomparable y muy elegante, algo que no se puede igualar en una ducha. Si te gusta lo vintage, puede que la bañera siga siendo una buena opción para tu baño.

Ahorra espacio con una ducha

Ducha por bañera

Una de las mayores ventajas que podemos encontrar a la hora de cambiar la bañera por una ducha es que la bañera suele ocupar bastante más espacio en el baño por su diseño. Están pensadas para darse baños tumbados y algunas son bastante grandes. Si nuestro baño no tiene suficientes metros cuadrados la bañera puede hacer que todo parezca mucho más pequeño todavía. Es por eso que en este caso, si queremos ahorrar espacio para sentirnos con más amplitud en nuestro baño la mejor opción es la de la ducha. Sin duda suele ser más funcional si no nos damos baños a menudo, por lo que mucha gente acaba cambiando a la ducha.

Disfrutar de un buen baño

Bañera por ducha

Si por el contrario eres de los que disfruta con un buen baño con bomba  incluida puede que no quieras dejar la bañera. Si te decides por la ducha esto tendrá que pasar a un segundo plano, ya que no  puedes darte un baño relajante en ella. Así que si es una afición que tienes puede que seas de los partidarios de quedarse con la bañera, en la que tenemos ambas cosas aunque nos ocupe más espacio.

Cabinas de masaje

Aunque desde luego hay que plantearse que hoy en día podemos disfrutar de una buena cabina de masajes y de chorros en la ducha, lo cual también puede ser incluso más relajante que darse un baño en un bañera. Es una idea más sofisticada y que puede que haga que nos planteemos cambiar definitivamente a una ducha, ya que es una idea quizás más moderna. Podremos tener nuestra sesión de relajación incluso teniendo una ducha y alternar chorros que además mejoran la circulación. Así que en este caso las duchas cuentan con ventaja.

Diseño de bañeras

Bañera de diseño

En el caso de las bañeras nos encontramos con muchos diseños. Algunos más modernos y otros vintage. Sin duda se han vuelto a poner de moda los diseños vintage, ya que una bañera vintage añade mucho valor a nuestro baño que parecerá mucho más sofisticado. Pero por otro lado tenemos bañeras modernas con líneas básicas que también se han convertido en tendencia. En el caso del diseño la diferencia solamente reside en lo que más nos guste para el baño. Si el clasicismo y la elegancia que confiere una bañera o la idea de la ducha.

Diseño de duchas

Ducha moderna

En el caso de las duchas tenemos muchos otros diseños que pueden ser interesantes. En este caso  hay que pensar en los azulejos de la ducha, que pueden ser de todo tipo de colores y formas. Desde los vintage azulejos de metro a los azulejos hidráulicos pasando por los de tonos lisos. Hay muchas ideas en este caso pero también hay que elegir la mampara y la ducha. Son elementos que con todo le dan al baño un toque mucho más sencillo. No resultan tan decorativas como las bañeras pero también tienen diseños para todos los gustos.

Por qué nos decidimos

A la hora de elegir finalmente entre la bañera o la ducha tenemos que poner en una lista las ventajas y desventajas y pensar en cuáles pesan más para nosotros. Decidirse por una u otra depende de saber qué queremos y qué usos le vamos a dar a nuestro baño.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.