Colores cálidos para decorar el hogar

Un hogar está formado por muchos elementos que interactúan entre sí y uno de ellos es el colorido que escojamos para crear los espacios. Es realmente importante saber escoger los colores, porque son capaces de expresar cosas, no solamente nuestros gustos. En general podemos decir que existen tonos cálidos y tonos fríos, y dentro de estos hay una gran variedad y se pueden hacer interesantes mezclas.

Los colores cálidos son perfectos para cualquier hogar y nos ayudan a dar una sensación de mayor calidez, por eso son los más utilizados en los espacios. Hay un gran elenco de colores que se pueden usar, por lo que vamos a ver algunas inspiraciones que os pueden ayudar.

Qué son los colores cálidos

Los colores cálidos son todos aquellos que transmiten una sensación de temperatura alta. Esa división que hacemos normalmente entre los tonos cálidos y los fríos se centra en una sensación psicológica y cultural de los tonos, ya que los cálidos se relacionan con cosas que dan calor. Los colores marrones, rojos, amarillos o anaranjados son los que normalmente se denominan como cálidos, además de otros que se encuentran cerca de ellos, como el beige.

Colores anaranjados

Los colores anaranjados son de los que más se utilizan a la hora de crear ambientes cálidos, porque son los que más se asocian con el calor. Sin embargo hay que decir que en su tono más fuerte pueden llegar a ser colores muy intensos, que nos cansen con facilidad si los utilizamos en grandes superficies como los suelos o paredes. Es por eso que este tipo de tonos siempre es mejor dosificarlos y usarlos en pequeñas cantidades.

Tonos rojos

Los colores rojos también son muy usados para dar calidez. El color rojo es de los más cálidos que hay, pero también es un color enérgico. Es mejor no usarlo en lugares como los dormitorios, ya que estos espacios deben estar pensados para el descanso. En su lugar se puede usar en zonas como la cocina o el salón. En este caso vemos un salón con colores cálidos que ha añadido sofás en color rojo y una chimenea del mismo tono a juego.

Estilo clásico

Si deseamos darle a nuestro hogar un estilo más bien clásico con tonos cálidos, podemos elegir el color marrón. Los muebles y la madera tienen tonos cálidos, por lo que se pueden usar para este fin, así como otros materiales, tales como el cuero. Estos colores marrones son clásicos y aportan muchísima calidez a los espacios. Sin duda se trata de una gran elección a la hora de decorar los espacios si nos gusta lo rústico o lo clásico. Como decíamos antes, no se puede abusar de los tonos oscuros, ya que quitan luminosidad y saturan, pero sí se pueden mezclar con otros más claros como el beige.

Ideas originales

En ocasiones podemos añadir un colorido de diversas formas, con toques muy originales. En este caso podemos ver un espacio que sin duda es divertido y también creativo. Han añadido un cuadro con frutas y un detalle con fondo naranja sobre la chimenea, a juego con los tonos cálidos de los sofás. La mezcla de tejidos y tonos es lo que le da la originalidad a todo.

Tonos suaves

Los colores suaves también pueden ser cálidos, aunque suelen serlo con menos intensidad. Uno de los tonos que más se utiliza en este sentido es el color beige. Es uno de esos colores básicos que se pueden usar para crear estupendos ambientes con mucho estilo y elegancia. Sin duda es uno de los tonos base que podemos usar en todo tipo de estilos, desde el sencillo estilo nórdico al más moderno.

Estilo natural

Los tonos cálidos también se pueden añadir en los espacios de estilo natural. En e estilo nórdico se hace de forma muy sutil, con materiales como el mimbre, que tiene tonos cálidos, y con textiles en colores como el beige o el blanco roto. Todo esto ayuda no solo a crear una atmósfera más acogedora, sino también a dar un toque natural a todo. En este caso podemos ver cómo el mimbre y el bambú se utiliza para dar calidez. Junto con la madera son materiales que ofrecen tonos cálidos y naturalidad al mismo tiempo.

Tonos básicos

Si lo que deseamos es tener un espacio con tonos básicos, siempre podemos recorrer al beige. En los espacios minimalistas se suelen utilizar colores más fríos, como el blanco o el gris, pero si no nos gusta esa sensación de frialdad que dan siempre podemos recurrir a este tono tan suave. En esta habitación por ejemplo han escogido muebles en un color claro, de esta forma ya añaden el tono cálido a todo. Pero también cuentan con alfombras, suelos y paredes a juego, con tonos muy parecidos que combinan bien entre sí. ¿Qué os han parecido estas ideas para el hogar?

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
Decora tu casa con Vinilos
Si buscas Vinilos baratos para decorar tu hogar. No te pierdas esta gran colección.
Los mejores Vinilos

Categorías

Complementos

Licenciada en Publicidad, lo que más me gusta es escribir. Además, me atrae todo lo que es estéticamente agradable y bello, por lo que soy fan de la decoración y de la moda. Actualmente, también escribo en MundoPerros, Actualidad Viajes y Bezzia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.