Como colocar papel pintado en las paredes

Papel pintado

La fiebre del papel pintado llega a nuestros hogares y son muchas las personas que quieren decorar sus paredes con este elemento que ha vuelto a ponerse de moda. El papel pintado es un tipo de papel especial que ofrece múltiples diseños y que se puede pegar en superficies lisas, desde paredes a muebles, para decorarlos.

Vamos a ver cómo se puede colocar el papel pintado en las paredes, ya que puede parecer fácil a simple vista, pero lo cierto es que requiere de bastante precisión para que quede bien. Si estás pensando en poner el papel pintado tú mismo, primero debes pensar en todo lo que tienes que hacer para que el resultado sea bueno.

Calcula cuánto papel necesitas

Papel pintado

El papel pintado se vende en rollos que suelen ser de 10 metros de largo y 53 centímetros de ancho. Teniendo en cuenta esto hay que medir las paredes para saber cuántos rollos se necesitan, comprando siempre para que nos sobre algo de papel por si tenemos errores. A la hora de comprar el papel tenemos que asegurarnos de que tienen el mismo código, ya que hay diseños que son el mismo pero varían en algún color y podemos confundirnos, pero si tienen el mismo código será el mismo papel.

En la actualidad se venden distintos tipos de papel pintado. El más habitual es el papel normal, que al tratarse de papel no es resistente a la humedad ni se puede limpiar o se estropearía. Si queremos un papel más duradero tenemos el vinílico, que tiene una capa vinílica protectora gracias a la cual se puede limpiar el papel si aparece alguna mancha sin que se estropee. Por otro lado, existe el papel con base textil que tiene una capa vinílica y que también ofrece una gran resistencia.

Qué material necesitamos

Paredes con papel pintado

Para colocar el papel pintado necesitaremos una cola especial para este tipo de papeles, que suele ser la cola universal en polvo. Se mezcla y se obtiene una cola sin grumos. Hay que dejarla reposar diez minutos antes de aplicarla. También hay otro tipo de colas para papeles que sean de textil por ejemplo. En el mercado incluso se puede comprar la cola ya preparada y hoy en día hay papeles pintados que ya llevan adhesivo en la parte posterior para evitar el paso de la cola.

También se deben comprar otros elementos, como puede ser el cúter para cortar el papel sobrante, una espátula, un cepillo, una superficie lisa en donde preparar el papel, trapos y una esponja, un lápiz, regla y escuadra y una escalera para poder llegar a los lugares más altos en las paredes.

Prepara las paredes

Muchas paredes no tienen la superficie completamente lisa. Si es antigua puede que todavía tenga ese efecto gotelé que ya no se lleva, por lo que se puede raspar o bien tapar por encima. Si la pared estaba empapelada se retira el papel y los restos se quitan con un producto para retirar estos papeles. Si la pared es lisa, solo debemos comprobar que esté en buen estado, por si hay alguna grieta que se deba tapar con masilla reparadora. Se debe limpiar y dejar secar y ya la tendremos lista.

Pasos a seguir

Colocar el papel pintado

Lo primero que se debe hacer es encolar un poco la pared y el papel pintado para que sea fácil de pegar. Se comienza por una esquina y por la parte superior, teniendo mucho cuidado de que vaya recto. Para eso se puede marcar con anterioridad y con lápiz algunas líneas para ver por donde ir. Se debe dejar un margen pequeño hacia arriba y hacia abajo, de forma que nos sobre y así el papel se pueda recortar hasta quedar perfecto. Lo mismo se hacen en los bordes de puertas y ventanas. Se recorta con un cúter nuevo y con mucho cuidado de ir rectos.

Al ir aplicando el papel se debe pegar hasta la mitad e ir pasando el cepillo y la espátula para evitar que queden burbujas o dobleces en el papel. Tiene que quedar totalmente liso. Cuando lo tengamos cogeremos otra tira para hacer lo mismo. Se debe aplicar bastante cola en las uniones para evitar que se despeguen con el tiempo, y además es importante no solapar nunca un papel sobre otro, sino que se tiene que pegar justo al lado. Si tienen dibujos debemos hacer que estos coincidan a la perfección. En esencia es imprescindible colocar el papel con mucha paciencia y cuidado, poco a poco, para que todo quede perfecto.

Se puede pasar un rodillo por las juntas para conseguir que todo quede perfecto. No hay que olvidarse de ir pasando el cepillo de forma que no queden burbujas o relieves en el papel. Si quedasen ya no se podrían quita y estropearían el efecto del papel, por eso es algo complicado colocar este elemento en las paredes.

Decora tu casa con Vinilos
Si buscas Vinilos baratos para decorar tu hogar. No te pierdas esta gran colección.
Los mejores Vinilos

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.