Cómo crear un espacio infantil fácil de renovar

Dormitorio infantil

Los espacios infantiles suelen ir cambiándose conforme el niño va creciendo, lo que hace más difícil elegir el tipo de muebles y la decoración, ya que es mucho más variable que en otras estancias. Hay muchos padres que optan por habitaciones pensadas para una edad en concreto y que se ven en la tesitura de cambiarla por completo tras unos años.

Para evitar que esto pase vamos a ver algunas ideas para crear un espacio infantil que sea fácil de renovar. Un espacio que resulte básico para poder ir creando una habitación de bebé a niño y de niño a adolescente con total facilidad. De esta forma no tendremos que invertir tanto en cambiar su cuarto cuando crezcan.

Utiliza las paredes

Papel pintado infantil

Las paredes pueden ofrecer variaciones muy fácilmente, ya que se trata de una zona que podemos cambiar con pintura y otros utensilios. En las paredes podemos jugar con la pintura para conseguir cambiar un ambiente totalmente. Cuando son más pequeños podemos utilizar los tonos pastel, que son ideales para una habitación de bebé. Cuando crecen podemos decantarnos por tonos más vivos, ya que les gustan más estos colores y de jóvenes podemos ir hacia los neutros con pinceladas de colores intensos.

En las paredes también podemos utilizar todo tipo de complementos. Unos vinilos son perfectos para cambiar la pared en cada etapa. Hay muchísimos vinilos infantiles con todo tipo de personajes, por lo que tenemos una gran inspiración. Por otro lado, también podemos utilizar el papel pintado, aunque es más difícil de sacar a la larga. Con los vinilos no tendremos tanto problema y también son muy divertidos. Por otro lado, nos encontramos con los murales infantiles que se pueden hacer con pintura, que también son una forma original de pintar las paredes. En definitiva es una parte que nos da mucho juego y que cuesta poco cambiar.

Los muebles evolutivos

Habitaciones infantiles evolutivas

Una cosa que deberíamos hacer antes de crear la habitación del bebé es pensar en si queremos los muebles evolutivos. Estos muebles van creciendo según crece el niño y por ello son muy útiles durante años. Las cunas se convierten en su primera cama y los cambiadores se pueden utilizar como una cómoda de almacenaje. Este cambio es posible de bebé a una habitación infantil. No obstante, hay quien decide comprar muebles que sean los definitivos para cuando ellos crezcan.

Camas individuales o literas

Las literas o las camas se pueden comprar en un formato que utilicen cuando sean jóvenes. Sin embargo, debemos pensar en si vamos a crear más tarde habitaciones separadas en caso de tener más de un niño. En este caso puede que nos compense comprar camas individuales que se utilicen más tarde en habitaciones separadas.

Los muebles que sean sencillos

Muebles infantiles

Normalmente los padres desean tener muebles que les gusten a los niños y en ocasiones compran piezas que se utilizan durante una etapa muy corta o que llegan a aburrir. Nos referimos a las típicas camas temáticas en forma de castillo o de coche o muebles para niños que tienen mucho colorido y detalles. Lo mejor siempre es decantarse por muebles básicos que vayan a servir durante años y años. De hecho incluso hay quien apuesta por los muebles de estilo vintage para las habitaciones infantiles, aportando algún toque de colorido en los complementos. Son muebles que jamás pasan de moda y que podemos pintar para darles un aspecto más nuevo. En definitiva es necesaria una buena cama, un armario amplio y con el tiempo una zona de estudio. Cuando más simplifiquemos la elección de los muebles más fácil será adaptarlos a las nuevas etapas del niño.

Textiles cambiantes

Textiles infantiles

Los textiles pueden ser una buena alternativa a la hora de vestir cualquier espacio y cambiarlo con poco presupuesto. Los textiles infantiles suelen tener mucho colorido y estampados divertidos. Este tipo de textiles son los que pueden darle el toque gracioso e infantil si hemos elegido muebles que les sirvan para su etapa adulta. De esta forma contrarrestamos la seriedad de unos muebles vintage por ejemplo. Compra alguna alfombra con forma de nube o unos edredones que tengan muñecos estampados. Con el tiempo puedes simplemente cambiar estos textiles por otros que se adapten más a sus gustos y el aspecto de la habitación cambiará por completo.

Los complementos son muy importantes

Complementos infantiles

Los textiles son lo que viste el cuarto y nos pueden ayudar a aportar un color en concreto e incluso un estilo. Hay una gran variedad y nos dan mucho juego, pero también hay que tener en cuenta los complementos, ya que son el toque final. Añade unas láminas en las paredes o cuadros, ya que se pueden cambiar fácilmente. También puedes poner una estantería en la cual añadir algunas cosas que les gusten y que pueden cambiar con el tiempo, como unos juguetes o muñecos. De esta forma podrás ir variando la decoración fácilmente.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.