Cómo decorar tu salón con el color naranja

ejemplos de salones color naranja

El color naranja es uno de los mejores para decorar un espacio social de la casa como es el salón. Se trata de un color que aporta calidez a la vez que frescura y alegría.

Si tienes ganas de darle un aire diferente a todo el salón y crear un lugar perfecto en el que pasar un buen rato junto a amigos o familiares, no pierdas detalle de los mejores consejos de cómo decorar tu salón con un color como es el naranja.

Decorar con naranja

Un salón con naranjas suaves

Lo cierto es que elegir decorar algún espacio de nuestra casa con el color naranja es una muy buena manera de estampar nuestra personalidad. El naranja es vibrante y cálido al mismo tiempo, es alegre y le da un toque fresco a cualquier habitación. Amén de que por suerte es un color que se combina muy bien con muchos otros.

Como sucede con el verde, el naranja tiene un amplio espectro de tonos: hay naranjas más rojizos que otros, hay naranjas bien cítricos y también naranjas bien pálidos. Es decir, mucho de donde elegir a la hora de evocar, mediante el naranja, distintos estados anímicos. Además, puedes darle forma a estilos tan opuestos como algo contemporáneo o algo bien campestre. Y ambos usando naranja.

Dicho esto, también hay que decir que si bien hay muchas maneras de usar naranja en el diseño y decoración de interiores no es el color más fácil para decorar. Por eso, no te lances solo a la aventura y busca consejo o inspiración en revistas o diseñadores experimentados.

Entonces, ¿qué hay que considerar para decorar con naranja? La clave del éxito es saber bien cuanto naranja usar y cuando usarlo porque puede ser muy dominante.

pared naranja fuerte

Si te gusta correr riesgos o eres una persona segura puedes usar naranja de pared a pared y crear así un esquema audaz e intenso que puede funcionar todo el año. Si no quieres arriesgar tanto puedes considerar introducir cierto tono de naranja en alguna pieza de los muebles, los marcos de las ventanas, telas de sillones o accesorios.

Es importante que pienses bien en el tono. Los tonos de naranja más vibrantes van bien en las cocinas, pero los tonos más oscuros como el naranja tirando a terracota o el tono páprika son los mejores para los estudios y los salones.

Una pared naranja en el salón le da energía al espacio. Si pintas de naranja el espacio más cerca de la entrada entonces puedes crear un aura de bienvenida cálida para los visitantes. De hecho, los halls y los espacios de entrada pueden ser sencillos y coloridos. Después del hall uno ingresa directamente en el espacio íntimo de un hogar así que procura que lo que coloques allí vaya de la mano de tu personalidad.

salón color naranja muy cálido

Otro tono de naranja que es bueno para pintar el salón es el naranja con mucho rojo ya que evoca intimidad y calidez, un ambiente más cozy, como le dicen en inglés. Y lo mejor es emparejarlo con muchos materiales naturales como la madera o el lino.

También puedes usar distintos tonos, en armonía y siguiendo la misma rama. Puedes jugar con las profundidades para que el salón no quede chato. Así, puedes usar dos tonos de naranja, uno en la pared y otro, por ejemplo, en una alfombra. Si hablamos de muebles o elementos de decoración puedes elegir terciopelo, chenille o maderas rojizas para las mesitas de arrime, por ejemplo.

salón con distintos tonos de naranja

Muchos se preguntan si el naranja queda bien con el rosado. ¡Pues sí! Lo vemos en la moda y podemos trasladarlo al salón. Mientras que el naranja puede ser un color dominante y poderoso si lo usamos en solitario, cuando lo combinas con un color más suave cambia rotundamente. Por ejemplo, combinar naranja con rosa pastel. Ambos colores son juguetones y hermosos y no solo quedan geniales en el salón sino también en el comedor e incluso en la cocina. ¿Algo retro? Puede ser, pero aún así queda contemporáneo.

A la hora de pintar las paredes del salón debes tener presente si la estancia es grande y con mucha luz. Pintar todas las paredes de naranja puede resultar algo cargante por lo que se aconseja pintar una pared con una tonalidad que combine a la perfección con el resto del comedor. Otra excelente opción consiste en combinar el blanco con el naranja ya que con ello conseguirás un equilibrio perfecto en todo el salón.

salón gris y naranja

Otro posible color ara combinar con el naranja es el gris. Los salones oscuros son muy elegantes, pero puedes ser al mismo tiempo algo ríos y distantes así que la mejor manera de «calentar» es usar algo de naranja. Si las paredes son grises una silla tapizada con terciopelo naranja, un sofá mullido, son excelentes opciones. ¿Hay más colores que combinen con naranja? Sí: si usas un amarillo ácido anaranjado, éste combina con el azul marino, si usas un tono más mostaza queda bien con verde océano o negro.

¿Negro? Sí, complementa muy bien el naranja porque lo resalta por contraposición. Sin embargo, hay que andar con extremo cuidado so pena de que tu salón parezca estancado en Halloween… Finalmente, el naranja también complementa muy bien los tonos tierra ya que es el color del otoño. Entonces va muy bien con los verdes, los marrones y los tonos neutros.

Colores de otoño

Como dijimos, el color naranja queda bastante bien con muebles de una madera oscura como es el caso del roble aunque también combina a la perfección con muebles de madera algo más clara. En cuanto a los suelos, la mejor opción son los de terracota y el parquet.

El sofá es sin lugar a dudas el mueble estrella dentro de cualquier salón por lo que puedes optar por usar el color naranja para decorar dicho sofá. Si te decides por dicho color es importante que el salón sea bastante amplio y que el resto de la estancia tenga una serie de colores que combinen a la perfección con el naranja. Si te parece demasiado arriesgado, puedes usar cojines de color naranja que vayan bien con el color del sofá.

El naranja es un color cada vez más usado en los salones de casa ya que aporta elegancia a la vez que calidez y tranquilidad. Hoy en día se ve mucho en las revistas de decoración o en Pinterest, por ejemplo, pero solemos ver fotos de casas o apartamentos modernos. No siempre es así, hay que decir que el naranja queda genial en las casas de campo o en las casas de la playa.

Sí, decorar el salón con color naranja es una apuesta arriesgada. No hay dudas, pero si lo haces bien queda perfecto así que al final se trata cuan aventurero o aventurera quieres ser dentro de tu casa.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.