Cómo desatascar tuberías en casa

Desatascar tuberías

¿El fregadero desprende malos olores? ¿El lavabo no traga correctamente y el agua se estanca? Ambos pueden deberse a un atasco en las tuberías, un problema recurrente que podremos solucionar eliminando la suciedad que las está obstruyendo. ¿Sabes cómo desatascar tuberías en casa?

Las tuberías están diseñadas para transportar líquidos y algunos sólidos pueden acabar obstruyéndolas y dañándolas.  Con el fin de prevenir estos problemas es importante desterrar determinadas prácticas y hacer un mantenimiento de las tuberías. Hoy te enseñamos como hacerlo y como ponerle solución cuando el daño ya está hecho.

Prevén los atascos

Es necesario hacer un mantenimiento periódico para evitar que la suciedad se acumule y nuestras tuberías se atasquen. El primer paso para ello será evitar accesiones tales como desechar por el fregadero aceite usado, pinturas, restos de comida, etc. El segundo, una limpieza periódica del sifón  o el bote sifónico.

Prevenir atascos en tuberías

Nunca viertas en las tuberías…

Aunque ya lo hemos mencionado nunca está de mas recordar que los desagües están diseñados para transportar principalmente agua y que por tanto, cualquier residuo sólido, como desechos de comida, toallitas higiénicas o pelos podrían acabar obstruyéndolas. Por eso, nunca debes verter en las tuberías…

  • Restos de comida o desechos de la cocina.
  • Materiales químicos como tintes, pinturas y disolventes.
  • El aceite utilizado para cocinar.
  • Matas de pelo.

Limpia los sifones con asiduidad

Una limpieza periódica del sifón del fregadero y el bote sifónico del baño te ahorrarán futuros problemas. Es, además, el primer paso a seguir para desatascar las tuberías cuando el fregadero o el lavabo no tragan. ¿No sabes como hacerlo? No te preocupes, es muy sencillo.

Antes de hacer nada, libera el espacio bajo el fregadero o el lavabo para trabajar con comodidad y coloca un cubo debajo del sifón para recoger el agua. Prepara también una palangana con agua caliente y jabón y ponte guantes. Desenrosca las piezas necesarias para liberar el sifón y deja que libere el agua. Después, desmonta las piezas del sifón y sumérgelas en la palangana para limpiarlas antes de volverlas a montar.

 

Limpiar sifón

Métodos para desatascar las tuberías

Existen diferentes métodos para desatascar las tuberías. Y es muy raro que utilizando uno o varios métodos combinados, incluida la limpieza del sifón, no soluciones el problema de tus tuberías. Ve paso a paso para intentar evitar el uso de desatascadoras químicos.

El desatascador manual

Casi todos tenemos un desatascador en casa. Este sencillo utensilio resulta muy práctico para retirar residuos sólidos siempre y cuando estos no estén demasiado adheridos a la tubería o muy lejos del desagüe. Funciona por succión, como también lo hace la versión mas moderna del mismo: el desatascador neumático.

Desatascador de tuberías

¿Cómo funciona? Coloca la ventosa en la boca del desagüe y tapa el rebosadero del lavabo con un trapo para que se produzca vacío. Entonces empuja el mango y después tira de este para succionar la suciedad que saldrá junto con el agua retenida en el lavabo, fregadero o ducha. Repite la acción y ve recogiendo la suciedad que sale.

Desatascador de muelle

Si la acción anterior no funciona y el sifón está limpio es probable que el problema se deba a que hay un elemento concreto o una acumulación de suciedad bien adherida obstruyendo la cañería, alejada del desagüe. En estos casos y con el fin de evitar un desatascador químico que a la larga podría dañar las cañerías, lo ideal será utilizar un desatascado de muelle.

Desatascador de muelle

¿Cómo funciona? El desatascador de muelle es una herramienta que a muchos no nos resulta familiar. Sin embargo, es muy fácil de usar. Para hacerlo tendrás que desenroscar el sifón o bote sifónico e introducir el muelle desde ahí. A medida que el muelle avance irá desplazando la suciedad hacia delante poco a poco, hasta llegar a una zona más despejada del circuito de la cañería. Cuando esto suceda, deberás tirar del muelle que arrastrará consigo parte de la obstrucción.

Solución casera de bicarbonato

La solución casera que os proponemos puede ayudaros a solucionar atascos leves gracias a la reacción un ácido (vinagre) con una sal (bicarbonato sódico). De está se obtendrá entre otros productos dióxido de carbono, un gas que arrastrarán la suciedad por las cañerías.

Bicarbonato

Vierte media taza de bicarbonato sódico por el desagüe y a continuación media taza de vinagre. Espera 15 minutos a que tenga lugar la reacción y después vierte agua hirviendo, que habrás calentado en una cazuela, poco a poco, para arrastrar.

Desatascador químico líquido

Los desatascadores químicos han sido diseñados para disolver químicamente la grasa y otros depósitos orgánicos que se acumulan en las tuberías. Deberían ser el último recurso, ya que se trata de productos fuertes cuyo manejo requiere guantes, mascarilla y una buena ventilación. Si se utilizan correctamente no tienen por que dañar las tuberías, a no ser que estas ya lo estén o sean muy antiguas, pero no son nada sostenibles.

¿Haces un mantenimiento periódico de tus tuberías?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.