Cómo elegir el mejor sistema de calefacción para tu hogar

Chimenea en metal

Durante los fríos meses de invierno, la casa debe ser un lugar cálido a la vez que acogedor. Gracias a un buen sistema de calefacción se puede estar realmente bien dentro de la casa y hacer frente sin problema alguno a las bajas temperaturas del exterior. Cada casa es diferente por lo que dependiendo de una serie de factores, necesitarás un sistema de calefacción específico y particular.

Cada sistema de calefacción tiene sus propias características que lo hacen más o menos apropiado. En el siguiente artículo te hablamos de los diferentes sistemas de calefacción que puedes encontrar en el mercado y cuál es el ideal y más adecuado para tu hogar.

Suelo radiante

Una de las mejores opciones que hay en el mercado a la hora de calentar la casa es la del suelo radiante. El calor sale debajo del suelo y es un tipo de calefacción que aporta una serie de ventajas:

  • El calor que desprende el suelo radiante se distribuye perfectamente por toda la casa.
  • No ocupa nada de espacio en la casa ya que el sistema se encuentra debajo del suelo.
  • Es un tipo de calefacción que no gasta demasiado, consiguiendo un buen ahorro energético.
  • El suelo radiante no ensucia el aire ni el ambiente, por lo que se trata de un sistema de calefacción que es ideal para aquellas personas que sufren alergias.

En el mercado puedes encontrar dos tipos de suelo radiante: uno que funciona con electricidad y otro con agua caliente.

suelo

Calefacción por gas

Se trata de un sistema de calefacción bastante habitual en muchos hogares españoles gracias a que no contamina el ambiente y es bastante eficaz a la hora de calentar la casa. El calor se distribuye de una manera homogénea y uniforme por toda la casa gracias a los radiadores instalados en la misma. Si se quiere sacar el máximo partido a este tipo de sistema de calefacción, la casa en cuestión debe estar perfectamente aislada.

Calefacción eléctrica

Se trata de un sistema de calefacción que usa la electricidad a la hora de mantener caliente el hogar. Son muchas las ventajas de este tipo de sistema ya que no requiere ningún tipo de obra para su colocación y no contamina el ambiente. Este tipo de calefacción es ideal para aquellas zonas de España en las que no hace demasiado frío.

Chimenea

La chimenea es el sistema de calefacción más tradicional que existe. Una buena chimenea es ideal a la hora de mantener una estancia cálida a la vez que acogedora. Se trata de un tipo de calefacción que tiene algunas ventajas:

  • Se trata de un sistema de calefacción bastante económico y barato.
  • La chimenea no contamina y protege el medio ambiente.

Por el contrario hay que decir, que la chimenea solo es capaz de calentar una estancia en concreto de la casa. Además de esto, la chimenea requiere de obras para poder disfrutarla.

Radiadores

Los radiadores son un tipo de calefacción bastante tradicional y son muchos los hogares que cuentan con los mismos a la hora de calentar las diferentes estancias. Los radiadores se calientan a través de una resistencia eléctrica y calientan una estancia de la casa. Lo bueno de los radiadores es que se pueden trasladar y mover a la parte de la casa que se quiera calentar.

calor

Pellets

En los últimos años se ha puesto muy de moda en los hogares españoles un sistema de calefacción: los pellets. El calor se produce por la quema de los pellets, una clase de combustible ecológico que no contamina. Este tipo de calefacción aporta una serie de ventajas que te detallamos acto seguido:

  • Los pellets no contaminan a la vez que mantiene las estancias perfectamente cálidas y a una temperatura adecuada.
  • Es un tipo de calefacción que no requiere instalación y apenas tiene mantenimiento.
  • Protege el medio ambiente y no produce ningún tipo de sustancia contaminante en el aire.

radiador

Bomba de calor

La bomba de calor es otro de los sistemas de calefacción más habituales en los hogares de nuestro país. Gracias a la bomba de calor o climatizador, la estancia puede estar caliente en los meses de invierno y fría en los meses de verano. En el mercado puedes encontrar multitud de opciones y de modelos. No es la mejor opción económica ya que gasta mucho más que otra clase de sistemas de calefacción. Esta clase de calefacción es aconsejable en aquellas zonas en las que el invierno no es demasiado frío.

En definitiva, elegir un buen sistema de calefacción para sobrellevar el frío invierno dentro del hogar es esencial. No hay nada como conseguir una casa acogedora a la vez que cálida a la hora de hacer frente a las bajas temperaturas. Es importante el sopesar los pros y los contras de cada tipo de calefacción y optar por el que mejor se adapte a las condiciones de la casa y del propio clima.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.