Cómo forrar un armario para cambiar su apariencia

Forrar un armario

Cómo forrar un armario. Imágenes de Lilibroc y A Beautiful Mess

¿Tus armarios están dañados? ¿Necesitan un cambio de imagen para encajar en un nuevo espacio? Sea cuál sea el motivo para querer renovar la imagen de tus armarios forrarlos te ayudará a conseguirlo. ¿No sabes como hacerlo? No te preocupes, en Decoora te mostramos hoy cómo forrar un armario para lograr el mejor resultado.

Forrar un armario te ayudará no solo a renovar su aspecto sino también a adaptar este a un nuevo estilo. Además, si este es muy basto, forrarlo contribuirá a proteger la ropa que guardes en su interior. Ya para hacerlo solo necesitarás papeles, telas o vinilos, tal como te explicamos a continuación.

Materiales para forrar armarios

Para forrar un armario no se necesitan muchos materiales y el resultado es excelente. Antes de ponerte a trabajar, sin embargo, deberás escoger el material que utilizarás para forrarlos. ¿Papel pintado, tela o vinilo? Cada uno de estos materiales proporcionará un acabado, una textura y unas características únicas a tu proyecto.

Papeles pintados estampados

Papeles pintados de El taller de Carola

  • Papel pintado. El papel pintado resulta adecuado para forrar tanto puertas como fondos de armario siempre que estos no estén demasiado dañados. No es el material con el que resulta mas fácil trabajar, especialmente cuando se trata de una gran superficie, pero el resultado es muy bueno. ¿Y por que no resulta fácil trabajar con el en una gran superficie? Porque dependiendo del «rapport» del papel, podrías tener que casar el papel para que el dibujo tenga sentido y si no tienes experiencia podría ser un poco frustrante.
  • Tela. Las telas, especialmente las de tapicería son grandes aliadas para disimular los desperfectos de un armario viejo. Sin embargo, puede ser mas costoso trabajar con ellas. Puedes pegarlas si, pero lo ideal especialmente cuando se trabaja en el exterior del armario sería cubrir con la tela unas planchas de madera fina con foam y después colocas las planchas enteladas en el armario.
  • Vinilo. Resulta muy sencillo trabajar con vinilos y esa es una de sus grandes ventajas. Se quitan y se ponen fácilmente. Son los favoritos cuando se trata de forrar el interior de un armario o vitrina con puertas de cristal, frentes de cajones o paneles.

Sea cual sea la opción que escojas habrá algo a lo que siempre deberás prestar atención: la dimensión de los motivos estampados. Está tendrá que resultar proporcionada al tamaño de las las superficies que desees forrar. Si vas a comprarlo online, asegúrate de que te indique el tamaño de los motivos repetidos o podrías llevarte un disgusto al recibirlo.

Tela estampada

¿Ya has escogido el material que vas a utilizar? Recuerda que dependiendo del material escogido necesitarás además un adhesivo. Asegúrate de comprar el adhesivo adecuado para que el resultado final sea el mejor y el mas duradero.

Paso a paso

¿Te has decidido a forrar un armario? Antes de comprar nada, te aconsejamos leer el siguiente paso a paso. Es una guía general pero te dará pistas sobre qué herramientas necesitarás y cómo deberás trabajar para lograr el mejor resultado. ¿Empezamos?

Medir, lijar y cortar

  1. Desmonta el armario. Nadie quiere tener que desmontar un armario y en muchas ocasiones ni siquiera es posible hacerlo, pero tenemos la obligación de deciros que trabajar cada parte por separado resulta mucho mas cómodo y contribuye a lograr mejores acabados, especialmente cuando se va a trabajar en su interior. Así que si tienes oportunidad, desmonta las baldas y retira las puertas.
  2. Mide la superficie que quieres cubrir. Solo así sabrás la cantidad de material que necesitarás para hacerlo. Apunta las medidas y llévalas contigo allí donde vayas a comprar el papel o la tela para forrarlo. Así podrás comprobar, además, de elegir un motivo estampado, que este resulta proporcionado.
  3. Lija el mueble. Lija el armario para eliminar cualquier imperfección que pudiera tener y facilitar el trabajo con los respectivos materiales. Si, además, el armario tiene daños notables y vas a utilizar papel para forrarlo, corrígelos, utilizando un poco de masilla.
  4. Prepara el material. Mide la superficie que deseas forrar o coloca el material sobre esta y recorta lo necesario para forrarla. Dependiendo el material y la superficie a forrar podría ser conveniente o necesario añadir unos centímetros adicionales. En el caso de papel para trabajar con mayor seguridad y recortarlo con cúter una vez pegado. En el caso de la tela para poderla grapar al reverso de s paneles de madera en el caso de utilizar este sistema.
  5. Forra la superficie. Aplica cola si fuese necesario y forra la superficie con el material escogido, procurando que este quede liso, sin arrugas ni bolsas de aire. Y una vez hecho, retira el exceso o sobrante.

Es difícil dictar un paso a paso general, ya que cada material tiene peculiaridades propias, pero hemos tratado de hacerlo lo mejor posible. Esperamos que nuestra guía sea suficiente para animarte a llevar a cabo tu proyecto. ¡Cuéntanos si lo haces!


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.