Cómo hacer una mudanza

Cuando hay que cambiar de casa nos enfrentamos al tema de la mudanza, que suele ser bastante complicado. La mudanza es algo que da trabajo, pero que no podemos dejar de hacer. Además, hay cosas de las que debemos ocuparnos nosotros mismos, ya que las empresas de mudanza suelen realizar solamente el traslado de los enseres.

Os damos algunas pautas y consejos sobre cómo hacer una mudanza. Si seguimos un orden y nos organizamos bien este trance no resultará tan dificultoso. Además, tenemos una nueva casa en la que poder disfrutar de una vida diferente.

Aprovecha para eliminar cosas

En la actualidad está muy de moda la técnica de Marie Kondo de organización. En ella podemos aprender que solamente deberíamos quedarnos con aquellas cosas que nos aportan algo y nos hacen felices. De lo demás hay que despedirse para poder hacer hueco para cosas nuevas. Una mudanza es precisamente una oportunidad para hacer limpieza y deshacerse de aquellas cosas que ya no nos sirven ni nos gustan.

No vamos a llevarnos a la nueva casa cosas que no nos dan servicio. Así que lo primero que debemos hacer es repasar por todas las habitaciones aquello que queremos llevarnos y lo que no. Lo que desechamos debemos reunirlo y decidir qué hacer con él. Habrá cosas que se puedan vender, otras se pueden donar y otras habrá que tirarlas. Con ellas se pueden hacer tres montones para decidir qué hacemos.

Une lo más importante

Debemos hacer una caja con las cosas que son realmente importantes. Desde los papeles que no hay que perder a las joyas y las fotografías. Objetos con un valor alto que deseamos tener a mano para evitar que se pierda. Esta caja podemos llevarla nosotros mismos, ya que es de gran importancia que no se pierda ni se extravíe.

Hazte con embalaje adecuado

A la hora de organizarlo todo debemos encontrar un embalaje adecuado. Hay empresas que se dedican a ofrecer todo tipo de embalajes para hacer mudanzas. No solo se necesitan cajas resistentes de cartón, sino también envoltorios de burbujas y papeles para cuidar las cosas que van en las cajas. Es fundamental que nada se estropee. Hay que comprar todo el embalaje necesario y repartirlo por las diferentes zonas de la casa para ir haciendo la mudanza. Es difícil calcular cuántas cajas o metros de plástico necesitamos, pero podemos hacer una compra y luego ir ajustando, sin pasarnos.

Haz el kit básico

En la nueva casa necesitaremos cosas que son básicas. Es por eso que se deben llenar unas cajas con aquello que es básico para cocinar, vestirse y hacer vida al menos unos días. En caso de que la empresa de mudanza tarde, nosotros tendremos lo básico para vivir. Es posible tardar varios días en tenerlo todo organizado, pero lo cierto es que con este kit se podrá comenzar a hacer vida en la nueva casa, por lo que es una buena idea tenerlo seleccionado y marcado para que todo sea más fácil.

Etiqueta las cosas

Si vamos a dividir todo en cajas, es muy fácil perder cosas o tardar en encontrarlas en el caos de una mudanza. Si desde el principio somos muy organizados, lo tendremos mucho más fácil a la hora de ordenar todo en la nueva casa. Se debe etiquetar cada caja con lo que va en ella y con letras grandes poner para qué estancia va destinado. Así será mucho más fácil organizarse nada más llegar, sin que las cajas anden de un lado a otro. Si no queremos poner tanto en las cajas, podemos añadir un papel dentro de cada caja especificando todo lo que hemos metido dentro. De esta forma sabremos al instante todo lo que tenemos que organizar.

Limpia la nueva casa

Antes de ir a la nueva casa, es necesario limpiarla. De lo contrario llegaremos y nos enfrentaremos no solo a la tarea de ordenar todo lo que tenemos, sino también a la de limpiar cada rincón. Es por eso que deberíamos ir antes o contratar a alguien que la limpie.

Deja las cajas en su lugar

Al llegar con las cajas se suele dejar todo en el primer sitio que se encuentra. Esto es un error, porque después hay que volver a organizarlas de nuevo. Es importante tener rotuladas todas las cajas con su lugar de destino. Al llegar a la nueva casa se irán dejando las cajas en la habitación que corresponda. De esta forma es posible ponerse con cada lugar y tenerlo ya todo a mano. Es una forma de ahorrar mucho tiempo en la organización.

Asigna tareas

Todos los miembros de la familia deben involucrarse a la hora de organizar la nueva casa. No todos se van a juntar en un cuarto, sino que se deben asignar tareas y cuartos para que cada persona haga un espacio. Así no nos molestaremos entre nosotros y organizaremos todo mucho antes.

Decora tu casa con Vinilos
Si buscas Vinilos baratos para decorar tu hogar. No te pierdas esta gran colección.
Los mejores Vinilos

Sé el primero en comentar