Cómo integrar el patchwork en la decoración del hogar

El patchwork es una técnica que consiste en unir diferente patrones y estampados entre sí para crear un todo lleno de colorido y partes diferentes. Este tipo de técnica se suele utilizar en los textiles, ya que comenzó como una forma de crear ropa de cama y otras piezas, pero hoy en día la podemos encontrar en muchos otros lugares, desde las paredes a los muebles.

Integrar el patchwork en nuestro hogar puede llegar a ser difícil, sobre todo porque se trata de una técnica llena de colorido y con muchos estampados diferentes. Es muy llamativa y se suele llevar todo el protagonismo, por lo que no resulta tan fácil de mezclar si hay otros estampados o colores. Pero hoy vamos a ver lugares decorados con piezas de patchwork para inspirarnos.

Cómo hacer el patchwork

En la técnica del patchwork se unen muchos tipos de estampados en un mismo lugar, ya sea un tejido o una superficie. Se trata de hacer mezclas como si fuesen retales diferentes que se unen para hacer un todo lleno de color y variedad. Normalmente no se mezclan sin sentido, sino que se busca cierta simetría en los patrones para que sea más bonito a la hora de visualizarlo. Para aquellos a los que les gusten los estampados es la técnica perfecta en donde unir todos los colores que les gusten. Hay que elegir un grupo de estampados y colores que tengan un estilo parecido, y luego verlos juntos para pensar en cómo hacer el patchwork. Los iremos uniendo según los gustos para conseguir piezas únicas.

Uno de los patchwork DIY más realizados es el que se hace con diferentes telas para crear una colcha, un cojín o incluso una prenda de ropa que sea única y original. Si tienes retales por casa, puede que encuentres los suficientes para hacer algo original con ellos, creando un patchwork único. Recuerda que estos deben tener algo en común, ya sea un estilo vintage o unos tonos pastel. De esta forma será más fácil combinarlos entre sí.

Textiles de patchwork

Una de las formas más populares de patchwork es el que se hace con los textiles. Este tipo de patchwork se hace mezclando diferentes tejidos para conseguir un conjunto muy especial y lleno de colorido y estampados diferentes. En este caso vemos una ropa de cama que imita al patchwork. Con estas piezas tan coloridas consiguen una habitación de estilo bohemio y desenfadado. El resto de la decoración es sencilla, tiene que serlo para evitar el exceso de cosas dentro de un cuarto y tener la sensación de que lo saturamos.

Muebles con patchwork

Aunque lo más habitual es ver textiles con patchwork, lo cierto es que hoy en día esta técnica puede verse también en muebles. Estas piezas tienen un estilo totalmente creativo y novedoso mezclando muchos tejidos diferentes que tienen siempre un denominador común, en este caso se trata de los colores intensos. Tejidos lisos o con terciopelo para un sillón muy original repleto de colores y estampados, desde rayas a lunares y toques florales. Un mueble como este debe ponerse en una zona en donde las paredes sean lisas y sin demasiado colorido, con suelos sencillos, como ese de madera.

Paredes de patchwork

Esta es una novedad que nos ha gustado mucho, y es que el patchwork puede ponerse también en las paredes del hogar. Estas paredes tienen un patchwork de inspiración floral que se puede mezclar con muchos otro estampados, desde cuadros a lunares. Como podéis ver, los tonos de las paredes combinan perfectamente con los tonos de los muebles y del ambiente en los cuartos. Y es que el patchwork puede ser el resultado de muchas mezclas, pero se trata de mezclas en las que se busca algo común, desde un tono a un estilo, para que combinen todos los retales y trozos que hemos escogido.

Dónde utilizar el patchwork

El patchwork es una técnica que suele incluirse en espacios que tienen un estilo bohemio, vintage o clásico. Estos estilos son los que mejor se adaptan a esta técnica llena de colorido. En los ambientes vintage se usan colores pastel más suaves, y en los espacios bohemios se suelen elegir colores más fuertes e intensos, como el rosa fucsia, el rojo o el naranja. En todos los espacios del hogar se pueden incluir piezas con patchwork, desde un mantel en el comedor a unos cojines para el salón y una colcha en el dormitorio.

Accesorios de patchwork

En el hogar podemos incluir pequeños accesorios de patchwork que añadan el toque de color. Si es una técnica que nos parece demasiado llamativa, siempre podemos incluirla en pequeños espacios. Unos cojines para las sillas, o unos pequeños puff pueden ser la solución a la hora de elegir un pequeño toque de color para el hogar. Además, hay muchos estilos de patchwork, colores y estampados.

Decora tu casa con Vinilos
Si buscas Vinilos baratos para decorar tu hogar. No te pierdas esta gran colección.

Los mejores Vinilos


Categorías

Complementos, Decoora

Licenciada en Publicidad, lo que más me gusta es escribir. Además, me atrae todo lo que es estéticamente agradable y bello, por lo que soy fan de la decoración y de la moda. Actualmente, también escribo en MundoPerros, Actualidad Viajes y Bezzia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.