Cómo limpiar el acero inoxidable, trucos e ideas

El acero inoxidable es muy utilizado en la actualidad para todo tipo de cosas. Desde joyas a electrodomésticos, cuchillos y utensilios de cocina. Desde luego se trata de un material de gran valor, porque al contener cromo en su aleación se convierte en acero inoxidable, evitando ese proceso de corrosión del acero normal. Tendremos así un acero de más calidad que resistirá a la corrosión y al paso del tiempo.

La gran mayoría de la gente compra electrodomésticos y otros utensilios de acero inoxidable por su gran durabilidad. Es una gran inversión que solemos hacer. Pero con el tiempo vemos que en este acero acaban quedándose manchas, sobre todo de los dedos y suciedad que parece no quitarse con nada. Así que hoy os diremos cómo limpiar el acero inoxidable para que luzca brillante como al principio.

Materiales que necesitas

El acero es un material poco poroso y por lo tanto es fácil de limpiar si sabemos como. En general no absorbe muchos residuos pero sí le pueden quedar marcas por determinadas razones. Por la cal del agua, por el fuego e incluso por la grasa de los dedos. Estas manchas quedan en la superficie y es necesario limpiarlas con materiales específicos.

En principio debemos utilizar un quitamanchas que sea específico para el acero inoxidable, y seguir las instrucciones del fabricante. En la gran mayoría de los casos funcionan estos productos, aunque desde luego hay muchos tipos de manchas y muchas situaciones, y puede que tengamos que probar otras cosas.

Entre los materiales más básicos que se necesitan para limpiar el acero inoxidable, está el agua tibia, los paños y esponjas suaves, detergente suave, vinagre, bicarbonato de sodio y una esterilla de plástico si vamos a limpiar cosas pequeñas de acero como joyas.

Limpiar el acero inoxidable en los electrodomésticos

La gran mayoría de las veces a la hora de limpiar los electrodomésticos no debemos complicarnos la vida. Utilizar los paños suaves es una forma de no rayar o dejar marcas en el acero, ya que los estropajos dejan marcas y quitan brillo. Con un trapo humedecido con un poco de jabón deberían sacarse las manchas más superficiales y básicas. En una limpieza diaria de los electrodomésticos esto es lo que podemos hacer. Si vemos que las manchas persisten, entonces es cuando debemos utilizar otros ingredientes. Los productos específicos son lo más recurrido, ya que hoy en día incluso encontramos toallitas para limpiar de forma sencilla estos electrodomésticos, siendo una de las soluciones más prácticas.

El bicarbontato de sodio es uno de los ingredientes más utilizados para limpiar cosas, y no es menos con el acero inoxidable. Este bicarbonato se mezcla con agua para poder utilizarlo sobre las superficies de acero con una esponja suave. Lo importante es no frotar con estropajo para sacar las peores manchas, porque finalmente estropearíamos el acero y su brillo inicial.

Limpiar el acero inoxidable en las cacerolas

En las cacerolas de acero la suciedad se adhiere mucho más. No en vano calentamos comida en ellas y esta se puede pegar. Tanto por dentro como por fuera hay que limpiarlas cada día, y en este caso también tendríamos la tentación de frotar con estropajos. Hay que evitar esto y también meterlas en el lavavajillas, ya que se estropean las asas. Hay que lavarlas a mano con agua y detergente para la vajilla. Cuando acabemos de comer, se puede poner agua dentro o a remojo para ablandar la comida pegada, y también utilizar un poco de bicarbonato de sodio. Al acabar de lavarlas hay que secarlas para que no se le formen las manchas de agua y queden así brillantes de nuevo.

Limpiar el acero inoxidable en las joyas

Las joyas de acero inoxidable también tienen que limpiarse de vez en cuando, así que en este caso debemos utilizar un cepillo de cerdas suaves porque las joyas tienen pequeños detalles. Se puede utilizar desde pasta de dientes al bicarbonato de sodio haciendo una pasta con vinagre para mejorar el poder de limpieza y de dar brillo. Debemos utilizar una esterilla de plástico para no manchar y así poder limpiar bien estas joyas. También se pueden sumergir en el bicarbonato de sodio aunque es más efectivo frotar un poco con el cepillo.

Remedios caseros para limpiar el acero inoxidable

Hay muchos remedios caseros para evitar utilizar productos químicos que nos perjudican la salud. En general, uno de los más usados es el que hemos mencionado, el bicarbonato de sodio, que se utilizan en polvo sobre las superficies, se mezcla con agua o con vinagre  para conseguir limpiar y blanquear. Otro de los ingredientes estrella de limpieza es el vinagre, aunque no a todo el mundo le gusta su fuerte olor. Por otro lado,  tenemos un producto de limpieza infalible como es el limón, el cual sirve para limpiar muchas superficies y deja un agradable aroma, al contrario que el vinagre. Todos ellos se pueden utilizar sobre el acero inoxidable, para pasar después un paño húmedo y secar.

Decora tu casa con Vinilos
Si buscas Vinilos baratos para decorar tu hogar. No te pierdas esta gran colección.

Los mejores Vinilos


Categorías

Decoora, Muebles

Susy Fontenla

Licenciada en Publicidad, lo que más me gusta es escribir. Además, me atrae todo lo que es estéticamente agradable y bello, por lo que soy fan de... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.