¿Crees que la decoración Zen solo tiene colores neutros?

neutros en la decoración zen

Una característica de los espacios zen tradicionales es que tienden a estar dominados por los colores neutros y terrosos, especialmente los beiges y los marrones. Los estilos zen más contemporáneos pueden virar hacia esquemas de color blanco y negro. Dado que el zen es todo acerca de la relajación, los tonos suaves de los colores neutros suelen dominar.

El zen también hace uso de texturas naturales como jardines de rocas o bambú natural, que cuentan con suaves colores neutros. Pero, ¿y si te gusta la relajante sensibilidad zen y un color atrevido? Resulta que los dos pueden encajar muy bien. Echa un vistazo a continuación para ver cómo trabajar con la colorida tendencia zen.

Texturas naturales con mucho color

Como se mencionó anteriormente, el zen tiene que ver con texturas naturales, lo que significa que la combinación de colores tenderá a desviarse en tonos neutros. Sin embargo, puedes trabajar con texturas naturales y mantener un color intenso. El coral azul es un ejemplo de una textura natural que presenta un color saturado. Puedes combinarlo con flores rosadas en negrita u otros elementos zen tradicionales en un tono más audaz.

rojo en la decoración zen

Cuando incorporas elementos coloridos como este en tu espacio, puedes usar esos colores en el resto del espacio como acentos. Cuando incorporas elementos coloridos en tu espacio puedes usar los colores que te gusten como acentos. Por ejemplo, si quieres incluir el azul coral, puedes combinarlo con cojines azules.

Verde que te quiero verde

El verde también puede ser un buen color para el estilo zen. Dado que el zen tiene una sensación muy natural, eso significa que hay una manera fácil de obtener color en tu espacio: incorporar tonos de verde natural. Un verde mantiene una sensación natural en la habitación y puedes adaptarlo a la textura de la madera y añadir plantas grandes.

Otra idea es añadir tapices a la pared que representen elementos naturales de zen, como rocas y fotos de playas para mantener las cosas naturales y zen. Busca elementos que te aporten tranquilidad a todo lo que quieras decorar.

Colores sutiles en acentos

Otra forma de trabajar el color en un espacio zen es usar acentos de colores sutiles. Esto te permite añadir algo de color al espacio pero, debido a que los colores son sutiles, actúan como un elemento más apagado contra los colores neutros del resto del espacio. Por ejemplo, puedes crear paredes blancas y texturas de madera que se combinan para crear una combinación de colores neutros.

decoracion zen hogar

Sin embargo, si añades una manta amarilla más oscura y apagada añade una profunda saturación de color al espacio.  Aún así, este elemento no domina el espacio y lo hace parecer demasiado estimulante. La habitación seguirá siendo muy relajante con una sensación más tranquila.

Pequeñas piezas con colores de acento

Esto no quiere decir que tengas que evitar por completo los colores de acento. Puedes utilizar la misma idea del color de acento, pero virar hacia tonos más brillantes. Por ejemplo puedes usar una pequeña manta de color rojo brillante que añada un toque de color muy sutil a un espacio zen brillante y neutral.

El rojo también puede dar al espacio cierta profundidad y dimensión. Los espacios neutros más ligeros corren el riesgo de verse planos. Pro añadiendo un poco de color evita que esto ocurra y anima la estancia. Los elementos naturales y clásicos crean un ambiente zen relajante.

Combina estilos de habitación

Otra idea para crear un espacio zen colorido es combinar dos tipos de estilos de habitación juntos. Un dormitorio puede combinar elementos zen con un estilo industrial. Las piezas zen como la pintura mantienen el espacio con un aspecto natural y relajante, pero la pintura también hace un buen trabajo al incorporar tonos rojizos del ladrillo industrial en el estilo zen, por ejemplo.

Los elementos Zen pueden funcionar con casi cualquier tipo de estilo. Por ejemplo, podría tener un estilo boho con representaciones artísticas del Buda alrededor. Esta idea te permite jugar y combinar estilos hasta que tengas un aspecto que sea exclusivo para ti.

azul en la decoración zen

Como has podido comprobar para tener un estilo zen en una estancia no es necesario que te centres únicamente en colores neutros y poco más. El estilo zen puede ser de muchas maneras siempre y cuando las creaciones que crees en tu hogar, tengan que ver con elementos y texturas naturales, los colores de la naturaleza (como el verde, el azul coral, el azul cielo, etc)… pero sobre todo, que tenga que ver con tu tranquilidad y armonía. Debes sentir que tu hogar es tu refugio y que por tanto, cuando estás allí te sientes protegido todo el tiempo. Esto se consigue sobre todo gracias a la decoración relajante, por lo que la decoración zen es sin duda un estilo decorativo adecuado para cualquier hogar.  ¿Ya sabes qué colores usar en tu decoración zen?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

Decora tu casa con Vinilos
Si buscas Vinilos baratos para decorar tu hogar. No te pierdas esta gran colección.
Los mejores Vinilos