Descubre interesantes y elegantes cubreradiadores para el hogar

Los radiadores forman parte de la casa, porque casi todo el mundo cuenta con calefacción que se distribuye con estas piezas. Sin embargo, a veces estos radiadores pueden quedar poco decorativos en las casas, porque son grandes y quedan a la vista. Es por eso que se han inventado los bellos cubreradiadores, unos elementos que ayudan a camuflar esos radiadores si no queremos tenerlos a la vista.

Muchos de estos cubreradiadores tienen un estilo moderno y actual, otros solamente son discretos para que esa zona pase desapercibida. Así que si has instalado la calefacción y deseas cubrir los radiadores para que no se encuentren a la vista de todo el mundo, os damos unas cuantas ideas.

Por qué elegir un cubreradiador

El radiador del hogar es un elemento que resulta imprescindible si elegimos calefacción eléctrica, de gas o gasoil, ya que es la forma de distribuir el calor a través de la casa. Estos radiadores deben estar en cada habitación para dar calor, por lo que pueden ser un elemento molesto a la hora de decorar. Son muchas las personas que deciden simplemente utilizar trucos como pintarlo del mismo color que las paredes para disimular o dejarlo tal cual está, porque los diseños de estos radiadores hoy en día son bastante modernos. Pero si eres de los que no disfruta viendo estos elementos al aire en casa entonces tendrás que optar por un cubreradiador. Estas piezas camuflan los radiadores haciendo que parezcan muebles empotrados en las paredes. Es otra forma de tener los radiadores sin que se vean tanto. Podemos decidir usarlos solamente en los pasillos o en todas las habitaciones.

Cubreradiador clásico

Una de las posibilidades a la hora de comprar un cubreradiador es apostar por los modelos más sencillos y clásicos. Los modelos suelen ser en materiales como la madera, aunque también es posible encontrar algunos en metal. Hay que tener en cuenta que en la gran mayoría de estos cubreradiadores hay huecos para que dejen pasar el calor. Si fuesen totalmente cerrados el calor se acumularía y no pasaría a la habitación, además de que dañaría la madera o el material. Desde luego es una buena idea utilizar madera ignífuga para este tipo de elementos en el hogar. Los cubreradiadores en metal pueden llegar a calentarse demasiado, dependiendo de cómo de alta tengamos la calefacción, por lo que no siempre son buena idea.

Los de estilo clásico tienen madera con celosías para que pase el calor y se distribuya mejor por la habitación. Hay modelos que simplemente son sencillos, para que podamos combinarlos de forma sencilla con todo el espacio. En cuanto a los tonos de la madera, podemos dejarlo en el color original o pintarla más tarde a nuestro gusto, incluso de colores. No hay que olvidar que se trata de un elemento decorativo.

Cubreradiador moderno

Hay muchos modelos en las tiendas que nos ofrecen piezas muy modernas, adecuadas para los espacios contemporáneos. Estos cubreradiadores son más actuales, con diseños bonitos y con toques decorativos en muchas ocasiones. Hay quien incluso decido hacer piezas que son personalizadas para poder tener un cubreradiador que combine con otro mueble o con el suelo. Una posibilidad es elegir un elemento diferente en cada habitación, aunque también podemos comprarlos todos iguales para que sea algo homogéneo en toda la casa. Además, los modelos más modernos suelen ser de líneas sencillas, solamente con algún detalle a la hora de crear los huecos de ventilación.

Cubreradiador de diseño

Para los más exigentes están los cubreradiadores de diseño. Estos elementos casi parecen auténticas obras de arte que se han utilizado para decorar las paredes. Con un diseño minimalista y de líneas básicas y modernas, sorprenden a todo el mundo. Sin duda son una gran elección para un hogar actual. En las tiendas es posible encontrar todo tipo de diseños disponibles, con tonos y materiales variados, así como con estilos adecuados a cada hogar.

Tener en cuenta las paredes

A la hora de colocar nuestro cubreradiador siempre debemos tener en cuenta la pared sobre la que irá, porque será como el fondo para esta pieza en madera o metal. Evidentemente, es importante que si tenemos una pared de piedra o ladrillo en estilo rústico compremos un cubreradiador en un estilo parecido que combine con la pared y el cuarto. Para este tipo de paredes se puede utilizar un elemento en madera, de estilo clásico o rústico. Las paredes en color blanco son el mejor fondo para estos cubreradiadores, ya que cualquiera de ellos quedará bien. De todas formas, los cubreradiadores en color blanco son también una gran opción en el caso de tener una pared con algún color llamativo o con un tono pastel, porque será el contraste perfecto. Los elementos en color blanco están también muy de moda, siendo este tono una tendencia que aporta mucha luminosidad a nuestro hogar.

 

Decora tu casa con Vinilos
Si buscas Vinilos baratos para decorar tu hogar. No te pierdas esta gran colección.

Los mejores Vinilos


Categorías

Complementos, Decoora

Licenciada en Publicidad, lo que más me gusta es escribir. Además, me atrae todo lo que es estéticamente agradable y bello, por lo que soy fan de la decoración y de la moda. Actualmente, también escribo en MundoPerros, Actualidad Viajes y Bezzia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.