El control lumínico y solar en la elección de cortinas

Puede ser el objeto central de un ambiente

Saber como elegir las cortinas adecuadas para cada ambiente es fundamental a la hora de lograr un equilibrio entre diseño , estética,   control lumínico , solar  y  térmico. Existen en la actualidad amplias opciones de cortinas, persianas y toldos que se ajustan a estos requerimientos.

Realizadas en los más diversos materiales ( tela, madera, plásticos, cuero, bambú, etc.), la premisa siempre es la misma: lograr la composición justa entre el estilo del ambiente y los efectos de transparencia y oscurecimiento deseables en cada caso.

Tres factores a tener en cuenta al elegir cortinas

  • Análisis de la ventana: ubicación de la misma en relación a la  entrada de luz , orientación de la abertura (si abre hacia dentro, fuera o es corrediza),  ancho, largo y  elementos que la rodean (muebles u objetos).
  • Funcionalidad: Cuanta luz queremos filtrar y si necesitamos amortiguar ruidos (Factor térmico y acustico de un ambiente)
  • Estética y diseño: Si buscamos que tenga “identidad propia” o se asimile al ambiente.


Cortina violeta en ambiente neutro

Lograr el confort visual y térmico

Estos dos factores son vitalmente relevantes ya que poseen incidencia directa en el nivel de bienestar que nos otorgará un espacio, por esta razón son fundamentales en el momento de proyectar un ambiente y podemos lograr un control sobre los mismos eligiendo acertadamente las cortinas

  • Confort visual: Los rayos solares que ingresan en un ambiente o el exceso de reflejos lumínicos pueden causar sensaciones negativas en nuestra visión. El filtro que representa la cortina determinará una visión limpia y homogénea, para ello debemos adecuar la transparencia y opacidad de la tela para reducir la brillantez  y el resplandor a un grado admisible para el ojo humano.
  • Confort  térmico: La radiación solar está compuesta por luz visible e invisible ( rayos infrarrojos y ultravioletas ). Una parte de  esta última  es reflejada, pero la otra  es transformada en calor cuando incide  o atraviesa materiales, como el vidrio de las ventanas.  Las protecciones colocadas el exterior (toldos) o en el interior (cortinas y persianas) reflejan y absorben la mayor parte de la  radiación solar, controlan la luminosidad y generan de esta forma el control térmico en los ambientes.

Una cortina con buena aislación  térmica es capaz de lograr un importante ahorro en el consumo de energía eléctrica. El mejor factor de protección solar se logra combinando  adecuadamente la  apertura con el color del material de la cortina ( sea ésta de tela u otro material).

Cortinas que se integran al ambiente

Cortinas de bambu

Cortinas con diversos estampados

Decora tu casa con Vinilos
Si buscas Vinilos baratos para decorar tu hogar. No te pierdas esta gran colección.
Los mejores Vinilos
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *