Inodoros suspendidos, una tendencia que gana adeptos

Inodoro suspendido

Si habéis oteado recientemente alguna editorial que haga referencia a nuevas tendencias de diseño,  probablemente habréis observado el protagonismo adquirido por muebles suspendidos como los que hoy os proponemos. Inodoros y lavabos suspendidos no pasan desapercibidos en los cuartos de baño modernos de las casas de diseño.

Frente a los inodoros convencionales, los suspendidos ofrecen una mayor ligereza visual y unas proporciones mas elegantes en cuanto a diseño.  Además, facilitan la limpieza del cuarto de baño; una cuestión práctica que no debemos pasar por alto. Sus ventajas son muchas, pero su instalación también implica algún inconveniente. En Decoora te mostramos pros y contras de una tendencia en auge.

Ventajas de los inodoros suspendidos

Resulta sencillo reconocer visualmente las ventajas de los muebles suspendidos; a nadie se le escapa que son mas ligeros visualmente. Poseen formas “mínimas” que se adaptan a la perfección a interiores modernos y actuales. Mas allá del diseño, nos aportan además ventajas funcionales que también analizamos.

Inodoro suspendido

  1. Los inodoros suspendidos son visualmente muy ligeros.  Levitan sobre el suelo y poseen proporciones son mas livianas.
  2. Poseen proporciones mas elegantes. Al prescindir del apoyo en el suelo y tener oculta la cisterna, los inodoros suspendidos poseen una geometría más limpia y unas proporciones mas elegantes que los inodoros tradicionales.
  3. Permiten una mejor limpieza del cuarto de baño. La suciedad no se acumulará en el suelo como ocurre con los inodoros tradicionales y su diseño evitará que existan recovecos de difícil acceso y limpieza. La facilidad de limpieza es, sin duda, una de sus ventajas funcionales a tener en cuenta.
  4. Pueden instalarse a diferentes alturas según tus necesidades.
  5. Es posible encontrarlos con diferentes tamaños, siendo los modelos mas pequeños con cisternas pequeñas los mas apropiados para baños pequeños y aseos.

Desventajas de los inodoros suspendidos

A pesar de las ventajas no todo el mundo apuesta por los inodoros suspendidos a la hora de decorar el cuarto de baño. ¿Por qué? Existen algunos inconvenientes que hacen que muchos sigan prefiriendo los sistemas tradicionales. Su instalación es mas compleja y su coste significativamente mayor .

Inodoros suspendidos

  1. ¿Perdemos espacio?  Los inodoros suspendidos llevan generalmente una cisterna que se oculta en la pared. Las cisternas mas finas no ocupan menos de 8 cm. un dato que debemos tener en cuenta y que puede obligarnos a modificar los tabiques. Una modificación a la que también podemos sacar partido.
  2. Su instalación es compleja. Cuando la vivienda tiene taboques de obra, instalar este tipo de inodoro no resulta una tarea rápida. En ocasiones la obra necesaria para su instalación es considerable y conlleva un gato extra.
  3. Exige un mayor desembolso económico. La complejidad de su instalación, hace que su precio sea significativamente mayor. También puede serlo su mantenimiento. Si bien todos los mecanismos susceptibles a estropearse son accesibles desde el botón de descarga; una averia grave, puede desmontarnos el presupuesto.
  4. Puede generar inseguridad. Al principio, la sensación de estar suspendido no agrada a todo el mundo. un inconveniente menor que desaparece con el tiempo.

Una vez conocidas las ventajas y desventajas de los inodoros suspendidos uno puede darse cuenta que son una estupenda alternativa para quienen dispongas de cuartos de baños medianamente amplios, estén dispuestos a tocar los tabiques y cuenten con un presupuesto generoso. Reunidas dichas condiciones y decididos a apostar por un inodoro suspendido para ganar en ligereza y elegancia, el siguiente paso será conocer los diferentes tipos de inodoros suspendidos que nos ofrece el mercado.

Inodoros suspendidos

Tipos de inodoros suspendidos

Existe una gran variedad de inodoros suspendidos en el mercado.  Sin embargo, todos son susceptibles de ser encuadrados en dos categorías: inodoros con sistema In-Tank e inodoros con cisterna empotrada. Conocer ambos sistemas es imprescindible para tomar la decisión mas adecuada a la hora de decorar el cuarto de baño.

Con sistema In-Tank

In-tank es un sistema con tanque integrado, lanzado por la marca española ROCA. Un sistema revolucionario que aúna en una sola pieza simplicidad, estética y facilidad de instalación, ya que no requiere una cisterna ni de una placa de accionamiento para su funcionamiento. Son inodoros que presentan además tecnología Soft Air®, que asegura una descarga óptima y silenciosa. Dadas sus características, su precio es elevado, superior a los 1300€.

Con cisterna empotrada

Los sistemas con cisterna empotrada permiten ocultar la antiestética cisterna. Para ello nos exigen, sin embargo, la realización de obras. Si esto no es un problema, puede convertirse en la excusa perfecta para rediseñar nuestro cuarto de baño. ¿Cómo? Aprovechando ese hueco extra que necesitamos ganar a la pared para crear una práctica repisa o un muro que nos permita separar diferentes espacios.

Es un sistema algo mas económico que el anterior. Podemos encontrar inodoros suspendidos con cisternas empotradas desde 580€. Precio, al que tendremos que sumar el de las obras derivadas de la instalación de la cisterna empotrada.

Ahora que conoces las ventajas y desventajas de los inodoros suspendidos, ¿te decantarías por este tipo de pieza para decorar el cuarto de baño?

 

Decora tu casa con Vinilos
Si buscas Vinilos baratos para decorar tu hogar. No te pierdas esta gran colección.
Los mejores Vinilos
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *