Invitaciones de boda vintage ¡inspírate!

¿Vas a casar te próximamente? Si es así una de las primeras cosas en las que tendrás que pensar será en las invitaciones de boda.  Es importante que las invitaciones de boda reflejen la importancia que supone tal acontecimiento para los novios, así como el estilo y el gusto de estos.

Una invitación de boda contiene mucha información. Mas allá de informar a los invitados sobre la fecha y el lugar tanto del enlace como del banquete, puede convertirse en una declaración de intenciones y ayudarnos a crear cierta expectativa. También pueden convertirse en una adelanto de la temática de nuestra boda. ¿Deseas para ti y tu pareja una boda vintage? Conoce las claves para crear invitaciones de boda vintage e ¡inspírate!

Hay elementos que son característicos de las invitaciones vintage; tipografías y florituras utilizadas para envolver el texto, representativas de este estilo. Los sellos de lacre, aquellos que se utilizaron para sellar cartas entre los siglos XVI y XVII también dan un inequívoco sabor vintage a las invitaciones. Desde el soporte hasta el último detalle, ¿quieres saber cuáles son las claves de las invitaciones de boda vintage?

Tipografías vintage y florituras

La tipografía desempeña un papel muy importante en cualquier invitación de boda. Las tipografías que se inspiran en los textos manuscritos del pasado siglo son muy usadas en este tipo de trabajos. También aquellas que se inspiran en carteles retro de conocidas marcas comerciales poseen un gran tirón. Las primeras son románticas, las segundas mas divertidas.

El texto en este tipo de invitaciones se decora a menudo con florituras. ¿Y que son las florituras? Llamamos florituras a los adornos de aspecto intricado que ocupan los cantos de las invitaciones o subrayan palabras o líneas concretas. Son un complemento perfecto en invitaciones de boda vintage de estilo romántico.

Sello de lacre

El lacre es una pasta sólida, compuesta de goma laca y trementina con añadidura de bermellón o de otro color que, derretido, se emplea para cerrar y sellar cartas. Indispensable en los siglos XVI y XVII se convierte en un elemento clave para adornar bien las tarjetas, bien los sobres de las invitaciones de boda vintage.

El bermellón es, sin duda, el color mas característico del sello de lacre. Sin embargo, en este tipo de invitaciones se recurre principalmente a tonos dorados o pastel. El sello puede utilizarse además junto a otros elementos: lazos, cordones y/o ramas para darle a la invitación un estilo mas romántico, rústico o natural.

Motivos florales

Junto a las florituras las flores son el motivo mas utilizado para darle color a las invitaciones de boda vintage. Aquellas grabadas o pintadas en acuarela son las mas populares hoy por hoy. Especialmente estas últimas, toda una tendencia en el mundo de la decoración. Puedes utilizarlas en la propia invitación, pero también en el sobre.

Puntillas

No sabemos si llamar a este elemento puntilla es lo mas correcto. La RAE define puntilla como “encaje generalmente estrecho que forma ondas o picos en una de sus orillas y que se pone como adorno en el borde de pañuelos, toallas, vestido”. Las puntillas que os proponemos, sin embargo, no siempre son de encaje.

Las puntillas de encaje son utilizadas para decorar las invitaciones de boda vintage. Sin embargo, cada vez es mas frecuente sustituir estas por otros materiales cortados a laser que imitan a las anteriores y nos permiten jugar con este efecto en diferentes elementos. Hemos visto puntillas decorando el sobre de la invitación, pero también formando parte de este.

Papeles rústicos, bordes “quemados” …

El soporte del que vamos a partir para crear la invitación de boda también es importante. El papel verjurado, el papel para acuarela o el papel kraft son muy utilizados como soporte. Pero también hay otros papeles artesanales mas especiales, con incrustaciones de fibra de plátano u hojas naturales  por poner algunos ejemplos, que pueden darle a nuestra invitación un aspecto único.

Colores suaves

Además de los elementos mencionados, los colores escogidos para la invitación de boda son también importantísimos. Como habréis observado los tonos naturales y los pastel son los favoritos en este tipo de invitaciones de estilo vintage. Mintras los naturales son los ideales para buscar un toque rústico, rosas y azules pastel se convierten en los favoritos para crear invitaciones de estilo romántico.

Siempre resulta interesante además buscar el contraste entre la invitación y el sobre, pudiendo utilizar para este último un color contenido en las florituras o adornos de la propia invitación. Lo habitual es apostar por invitaciones en tonos blancos y cremas y sobres tostados o en tonos pastel. Pero no tenemos por que limitarnos a estas combinaciones.

Una vez conocidos los diferentes elementos que pueden ayudarte a crear tus invitaciones de boda de estilo vintage, ¿tienes mas claro cuáles te gustaría encontrar en ellas? Cuéntanoslo en un comentario.

Decora tu casa con Vinilos
Si buscas Vinilos baratos para decorar tu hogar. No te pierdas esta gran colección.
Los mejores Vinilos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *