Parquet laminado, ventajas y desventajas

Parquet laminado

La estética de los suelos va cambiando con las épocas y cada vez tenemos más opciones y materiales disponibles para cubrirlos. Un suelo bonito puede dar un aspecto completamente diferente a una estancia, por eso hoy en día se lleva tanto el parquet laminado, porque nos ofrece infinidad de acabados y tonos, con el aspecto de la madera que aporta mucha calidez.

Si estás pensando en cambiar los suelos o tienes que pensar en cómo ponerlos en una casa nueva, te diremos cuáles son las ventajas y desventajas del parquet laminado, ya que cada suelo tiene sus cosas buenas y sus cosas malas. No obstante, estamos ante una de las opciones más escogidas en las últimas décadas.

Qué es el parquet laminado

Parquet laminado claro

El parquet laminado puede ser de varios tipos, ya que en algunas ocasiones lo vemos de madera maciza. Este material es más costoso, pero la madera nos ofrece la opción de lijar la superficie muchas más veces para volver a renovar el parquet sin que se estropee. En el parquet multicapa tenemos una capa de madera maciza fina, otra de otros materiales y una capa superior de chapa, que es la que se tiene que lijar y no aguanta tanto como si fuese madera, pero el coste en este caso es menor. Precisamente el parquet laminado se llama así porque está formado por varias láminas de materiales distintos con melamina prensada, capas resistente a la humedad y una capa superior que imita a la madera.

Ventajas de este material

Parquet laminado claro

Si vamos a elegir este material para el suelo tenemos que tener claras cuáles son sus ventajas frente a otros materiales. Una de ellas es que a la hora de elegir un suelo tenemos una amplio catálogo, con tonos distintos y muchísimos acabados imitando a la madera. Hay tonos que parecen más rústicos, otros que tienen un acabado elegante, tonos claros y oscuros, de forma que nos podremos adaptar a cualquier tipo de estilo, desde el vintage al rústico o el escandinavo.

Su fácil instalación hace que muchas personas lo hayan elegido. La instalación suele ser rápida, por lo que es ideal si no queremos acometer un proyecto que lleve demasiado tiempo. De todas formas, siempre es bueno buscar a gente profesional que pueda hacer un buen trabajo de instalación para que los acabados sean de calidad. Pero que su instalación sea algo fácil suele abaratar los costes.

Parquet laminado

Es un material económico en muchos sentidos, ya que se instala rápidamente y también suele tener un coste menor que otros. Por ejemplo el suelo de madera es bastante más caro. Si queremos una opción actual, con buen acabado y que además nos ofrezca un precio muy asequible, tenemos el estupendo parquet laminado.

Este tipo de suelos se puede poner sobre casi cualquier superficie. Esto hace que abarate algo más los costes pues no tenemos que retirar baldosa y tampoco hay que lijar la madera. No ahorra tiempo y dinero y podemos tapar un suelo que ya no nos gusta pero que va a seguir ahí.

Parquet laminado

Este material también es resistente, aunque se tenga la creencia de que no es así. Evidentemente, puede no durar tanto como un suelo de madera maciza, pero sigue teniendo resistencia frente al uso continuado porque los materiales tienen cada vez más calidad. Además, es un tipo de suelo que cuenta con un fácil mantenimiento, lo que nos ayuda mucho a la hora de tener una casa bonita con poco esfuerzo. También hay que señalar que son suelos hipoalergénicos y antibacterianos, lo que es una buena elección si tenemos niños o mascotas en casa.

Inconvenientes del parquet laminado

Parquet laminado

Estos suelos suelen ofrecer más carga electroestática en el ambiente. Es por eso que son muchas las personas que al tocar algo metálico sienten esa energía. Aunque hoy en día hay algunos tipos de parquet que tienen tratamientos para evitar este problema.

Otro de los inconvenientes que pueden surgir en este tipo de suelos es que las juntas sean débiles y se estropeen o se separen. Se debe optar por un material que sea de calidad y también por una instalación hecha por profesionales para evitar este tipo de problemas que en realidad suelen ser frecuentes. No debería ocurrir si hemos comprado un buen parquet y se ha instalado correctamente.

Los patrones de la imitación de madera pueden cambiar cada cierto tiempo. Como ocurre con otros suelos, hay que tener algunas láminas de repuesto para poder cambiarlas si ocurre algo. Porque de lo contrario puede que no volvamos a encontrar el mismo patrón o tono y el suelo quede con láminas que no casan del todo, lo que aporta un efecto descuidado, sobre todo si las ponemos en zonas que se ven mucho. La única recomendación es comprar láminas de más cuando nos hagamos con ellas para cubrir posibles imprevistos.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

Decora tu casa con Vinilos
Si buscas Vinilos baratos para decorar tu hogar. No te pierdas esta gran colección.
Los mejores Vinilos