Pérgolas de madera para el jardín o terraza

El aprovechamiento total de la zona de jardín o terraza depende de lo bien que utilicemos los elementos que hay en el mercado para sacarle partido. Si bien es cierto que es un lugar para estar al aire libre y para tomar el sol, también debemos tener zonas protegidas con sombra para las horas centrales del día y para los días más calurosos. Aquí entran en juego las pérgolas de madera.

Las pérgolas pueden ser de otros materiales, como el aluminio, pero lo cierto es que son muy populares las de madera porque se mimetizan con el ambiente y con la naturaleza. Veremos los tipos de pérgolas que podemos utilizar en el jardín y algunas inspiraciones para decorar estos espacios.

Qué son las pérgolas

Las pérgolas son estructuras realizadas con diferentes materiales que ayudan a delimitar espacios en el exterior. Ya sean zonas de paso o bien porches y zonas de sombra en los jardines. Estas pérgolas son varias vigas de madera que se sostienen con columnas y pueden estar pegadas a la casa o ser estructuras independientes. Se pueden usar como material para delimitar zonas dentro de los jardines, pero también están pensadas para dar sombra en determinados lugares, de forma que se pueda crear un comedor exterior o una zona de descanso.

Tipos de pérgolas de madera

En el mercado podemos encontrar variados tipos de pérgolas de madera. Tenemos las pérgolas más comunes, que son estructuras que se mantienen adosadas a la casa para proteger la zona del porche. Cuentan con estructuras en la parte superior y columnas para sostenerlas. Estas pérgolas también pueden ser independientes, en caso de que deseemos ponerlas en algún lugar del jardín.

En dónde poner las pérgolas

La situación de la pérgola debe ser funcional. Dependiendo del tipo de jardín que tengamos podremos pensar en qué lugar nos conviene más. Hay quien elige ponerla junto a la piscina, en la zona del porche, un poco alejada para hacer un comedor o en una zona de paso. Las posibilidades son muy variadas. Los que sí es importante es pensar en la posición del sol con respecto al terreno que tenemos, tanto en invierno como en verano, para saber cómo posicionarla u orientarla, de forma que podamos sacarle el mayor partido posible y no aporte sombra en lugares en los que deseamos disfrutar del sol.

Decora el espacio bajo la pérgola

A la hora de decorar la zona de la pérgola tenemos múltiples posibilidades. Una de las ideas más frecuentes consiste en añadir sofás de exterior con materiales como el mimbre, así como alguna pequeña mesita o un chaise longe. Los textiles nos ayudarán a crear una estupenda zona chill out que sirva para relajarse. Al fin y al cabo bajo la pérgola es en donde tendremos sombra en pleno verano, por lo que será el lugar elegido para descansar con la mejor temperatura en las horas centrales.

Por otro lado, es posible crear un comedor bajo la pérgola. Esta idea es perfecta para las familias amplias que desean realizar comidas en el exterior de la casa. Así tendrán una zona de sombra para poder comer tranquilamente. Los muebles suelen ser de madera o de mimbre, a juego con el material natural de la pérgola. En cuanto a la decoración, se buscan tonos alegres o luminosos, ya que este rincón se utiliza normalmente durante el verano.

Una buena iluminación también puede ser clave si deseamos utilizar esta zona por la noche. Al tener la pérgola podemos instalar luces o guirnaldas para aportar un poco de luz tenue y así tener un rincón de descanso. Hoy en día hay luces solares que se pueden instalar sin necesidad de tener que disponer de una toma de corriente en la zona, por lo que incluso podemos instalar luces en pérgolas que no se encuentren cerca de la casa. Así le sacaremos partido a esta zona de día y de noche.

Protección para las pérgolas

Las pérgolas suelen ser estructuras de madera entre las que pasa el sol, pero que se usan para añadir un toldo o algún tipo de protección frente al sol. Una de las formas de protegernos frente al sol es con una tela que sea resistente y sea fácil de limpiar. Las telas se pueden retirar fácilmente, lo cual es una gran ventaja, porque en invierno podemos guardarla para que no se estropee. No obstante, también hay pérgolas que ofrecen materiales más resistentes como el cristal. Otra de las formas de protegerse frente al sol es añadir alguna planta que sea enredadera. En este sentido tardaremos más en tener protección frente al sol pero es un tipo de añadido que le da mucha vida a la pérgola y que además resulta muy acogedor, ya que así se integra con la naturaleza del jardín. El problema es que necesita más mantenimiento y cuidados.

Decora tu casa con Vinilos
Si buscas Vinilos baratos para decorar tu hogar. No te pierdas esta gran colección.

Los mejores Vinilos


Categorías

Decoora, Jardines

Licenciada en Publicidad, lo que más me gusta es escribir. Además, me atrae todo lo que es estéticamente agradable y bello, por lo que soy fan de la decoración y de la moda. Actualmente, también escribo en MundoPerros, Actualidad Viajes y Bezzia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.