Trucos para limpiar los cristales

Limpiar cristales de ventanas

Los rayos de sol que con tanto agrado recibimos a través del cristal en invierno también dejan ver el polvo, las gotas secas de lluvia, las salpicaduras y las huellas que se acumulan en nuestros balcones y ventanas.  La suciedad se acumula en las ventanas y aunque habitualmente quede oculta tras las cortinas, transmite una sensación de descuido.

Concienciarse y realizar una limpieza de cristales con cierta periodicidad resulta necesario para evitar la acumulación excesiva de suciedad. Sabemos que limpiar los cristales es una de las tareas más tediosas del hogar, pero no resulta complicado si sabemos qué productos usar y conocemos la forma correcta de utilizarlos.

No hay una única forma correcta de limpiar los cristales de las ventanas. Podemos elegir entre muchas y muy diversas opciones para conseguir un buen resultado.  Crear nuestra propia fórmula limpiacristales es la mas económica y respetuosa con el medio ambiente, pero también podemos decantarnos por fórmulas comerciales.

Limpiar cristales de ventanas
Tan importante como escoger que productos usar para limpiar los cristales, es escoger el momento adecuado para hacerlo.  La limpieza de cristales es una tarea que requiere tiempo y que no es recomendable hacer en días de lluvia o en días con mucho sol y calor, ya que el calor hará que se sequen demasiado rápido.

Una vez escogido el día y el momento adecuado para hacerlo, ¿sabes que nececistas para ello? ¿y cuáles son los pasos a seguir. No te preocupes, a continuación tienes todas las claves.

¿Qué necesitas?

No se necesitan demasiadas cosas para limpiar los cristales, pero es necesario tenerlas todas a mano una vez comencemos la tarea. También sera necesario retirar previamente la suciedad de marcos, persianas y demás elementos para evitar ensuciar después el vidrio.

Limpiar cristales

Supongamos que el día previo has limpiado los marcos, ¿qué necesitas ahora para limpiar los cristales?

  • Un producto a usar para limpiar los cristales. Puede tratarse de una fórmula casera elaborada a partir de agua, vinagre o amoniaco o bién un producto específico para cristales: cristasol, luminia…
  • Un trapo muy suave que no desprenda pelusas para evitar que queden marcas o ralladuras. O bien utensilios limpiacristales específicos, como es el caso de las raquetas.
  • Dos cubos con agua, uno para aclarar los cristales y el otro para enjuagar el trapo o la rasqueta en el caso de utilizar fórculas caseras.
  • Papel de periódico o un trapo suave 100% algodón para secar los cristales.

Fórmulas de limpieza

¿Por qué utilizar fórmulas hechas en casa para limpiar los cristales? El vinagre o el jabón neutro son ingredientes de bajo coste cuyos vapores no resultan tan dañinos como los de los productos químicos, pudiendo utilizarlos con mayor confianza  si tienes niños o mascotas en casa. Pero, son esas las únicas razones?

  1. No necesitarás un producto específico para limpiar cristales. Ahorrarás espacio en tu despensa y evitarás depender de un producto concreto.
  2. Mas naturales, menos tóxicos. Al crear tus propias fórmulas podrás controlar los ingredientes.
  3. Mas económicos. Productos como el vinagre o el bicarbonato tienen un bajo coste.

Rasquetas para limpiar cristales

Con agua y vinagre

Si hablamos de una limpieza habitual, una solución de vinagre blanco y agua tibia tendría que ser suficiente para dejar los cristales relucientes. Mezcla los ingredientes en un recipiente y utiliza un trapo o un pulverizador para aplicar la solución en la superficie deseada. Después, espera 5 minutos y aclara el cristal con agua. Para terminar, seca con un papel de periódico

  • Una parte de vinagre blanco por cuatro de agua

Con agua, vinagre y bicarbonato

¿Llevas mucho tiempo sin limpiar los cristales? Si es así se habrá acumulado mas suciedad en ellos y habrá manchas que te resultará mas difícil eliminar. Combátelas incorporando a la fórmula anterior unas cucharaditas de bicarbonato sódico. Después, procede de la misma forma que lo has hecho con la fórmula anterior.

  • 2 tazas de agua + 1 taza de vinagre blanco + 1 cucharadita de bicarbonato sódico

Con agua y amoniaco

Otra alternativa para limpiar cristales de ventanas muy sucios, es utilizar agua caliente, con una buena proporción de amoníaco.  Aplica la solución y frota, empezando por arriba, con un estropajo muy suave o una bayeta para cristales. Después aclara y repite la operación si fuera necesario hasta que queden bien limpios.

  • Amoniaco y agua, a partes iguales

Periódicos para secar cristales

¿Por que no hemos utilizado jabón lavavajillas? A la disolución anterior podríamos haberle añadido jabón lavavajillas, pero esto nos obligaría a repetir más veces el proceso de aclarado para eliminar totalmente la espuma. De ahí que lo hayamos evitado.

Limpiar los cristales de las ventanas seguirá siendo algo tedioso, pero ahora que tenéis los recursos para hacerlo con productos comunes estamos seguras que os dará menos pereza enfrentaros a ello, ¿o no? Sea como sea, planificar bien la limpieza de forma que podáis dedicarle el tiempo necesario sin necesidad de correr o dejarlo a medias, hará que nos os frustréis y acabéis odiando esta tarea.

 

Decora tu casa con Vinilos
Si buscas Vinilos baratos para decorar tu hogar. No te pierdas esta gran colección.
Los mejores Vinilos

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.