3 formas de incorporar el rosa pastel en tu dormitorio

Formas de incorporar el rosa pastel a tu dormitorio

¿Te gustan los tonos rosas? Si siempre has pensado que quedaría fantástico un toque rosa en tu dormitorio pero hasta ahora no te has atrevido a incorporarlo ¡sigue leyendo! En Decoora compartimos hoy tres formas de incorporar el rosa pastel en tu dormitorio que estamos seguros te ayudarán a decidirte.

Las tonalidades pastel resultan, en general, muy adecuadas para crear ambientes serenos y relajados como el que se espera en un dormitorio. El rosa, concretamente, sugiere seguridad y confianza y aporta romanticismo a la estancia. Descubre cómo combinarlo y de qué forma incorporarlo a tu dormitorio.

En la pared

Pintar las paredes de rosa puede parecer una apuesta arriesgada, pero pocas veces sale mal. En un dormitorio decorado con una paleta de colores neutra de la que blancos y tonos tierra sean protagonistas el rosa encaja a la perfección tal como podéis ver en las siguientes imágenes.

Si pintar todas las pareces de rosa te parece demasiado rosa, puedes probar a pintarlas únicamente hasta dos tercios de su altura. Es una elección muy interesante si quieres que los techos del dormitorio parezcan más altos. ¿Por qué? Porque la sensación de continuidad que lograrás al pintar el último tercio y el techo de un mismo color, en este caso blanco, reforzará la idea.

¿Sigues sin atreverte con todas las paredes? Pinta únicamente la pared principal, aquella en la que se apoya el cabecero de la cama. Puedes hacerlo de arriba abajo o hacerlo hasta un poco más allá de la altura del cabecero.

En la ropa de cama

La ropa de cama es, sin duda, una forma más sutil de incorporar el rosa pastel en tu dormitorio. Menos drástica y más segura, si tienes dudas, por la facilidad que resulta revertir el cambio de color. Una funda nórdica o unos almohadones, además, no supondrán económicamente un gran desembolso.

Probablemente te estés preguntando con que colores puedes combinar el rosa en la cama para que no resulte excesivamente rosa. Hay respuestas obvias como el blanco, pero si quieres ir más allá a continuación compartimos contigo las que creemos son las apuestas más interesantes:

  • Una funda nórdica  rosa en contraste con unas sábanas y almohadones blancos aportarán al dormitorio un toque sereno, fresco y moderno.
  • Los colores tierra, como ya hemos mencionado anteriormente, también se complementan muy bien con el rosa pastel. Tonos marrones, rojizos y anaranjados aportarán además mucha calidez a la habitación, algo especialmente interesante si el color blanco domina la misma.
Ropa de cama rosa

1. Three Birds renovation, 2. Urban Outfitters, 3. I love linen, 4. At home with Asley

  • Un color vibrante como el amarillo, aportará luz a la habitación. Es un estupendo complemento del color rosa palo para decorar espacios creativos y/o juveniles. Y basta con una manta sobre la colcha o unos pequeños almohadones para que destaque. ¿Demasiado llamativo? Apuesta por los mostaza.
  • Los verdes bosque, pino o esmeralda ejercen un gran contraste con el rosa palo. Su combinación es atrevida pero armónica, perfecta para decorar tanto dormitorios como espacios familiares.

Puedes apostar por ropa de cama lisa y combinar dos y hasta tres tonos distintos o integrar los diferentes tonos en una pieza estampada. Las fundas nórdicas, colchas y almohadones con estampados étnicos, tropicales o florales son una gran elección para ello. Conseguirás un dormitorio más dinámico y llamar la atención sobre la cama si no has utilizado estampados en ningún otro lugar de la habitación.

En la alfombra

Los textiles son una gran alternativa para dar color a una habitación. La ropa de cama es cuando hablamos de textiles la primera alternativa que nos viene a la cabeza, pero ¿por qué no una alfombra? Los tonos rosas no resultan extraños en las alfombras, es más, en algunos tipos de alfombras resultan bastante habituales.

Las alfombras orientales, por ejemplo, presentan a menudo tonos rosas suaves a menudo combinados con otros como púrpuras, rojos y/o azules. Ya también podrás encontrarlo en alfombras modernas con motivos definidos en combinación con azules, verdes y/o amarillos.

Si tu dormitorio es amplio y está decorado en colores neutros te animamos a colocar una gran alfombra rosa como las de las fotografías. Una alfombra que cubra el espacio que ocupa la cama y valla más allá, siempre dejando que la madera del suelo respire alrededor de esta.

¿El dormitorio es pequeño? Si es así será preferible que coloques una o dos más pequeñas a cada lado de la cama. Lo ideal es que ningún mueble, aparte de la cama, se apoye sobre estas. ¿Por qué? Para que la sensación de espacio sea mayor.

¿Cuál de estas tres formas de incorporar el rosa pastel en tu dormitorio te gusta más? En Decoora nos encanta la idea de pintar la pared principal de rosa y añadir además toques de este color en la ropa de cama.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.