Cómo colocar un plato de ducha de resina

Platos de ducha de resina

La semana pasada hablábamos largo y tendido sobre los platos de ducha de resina, ¿lo recuerdas? Conocidos como platos de ducha de resina o de carga mineral, representan una alternativa novedosa cuyo protagonismo no ha hecho sino crecer en la última década gracias a su versatilidad.

Los platos de ducha de resina nos proporcionan la mayor seguridad y confort, por eso no es de extrañar que seáis muchos los interesados en instalarlos en vuestro hogar. Y con la intención de ayudaros, hoy  compartimos con vosotros las claves para instalar estos platos de ducha en vuestro hogar.

Características de los platos de ducha de resina

La capacidad de adaptación de los platos de ducha de resina, ha sido clave para su creciente protagonismo. También han influido sus características técnicas, mucho mas avanzadas que las de otros materiales utilizados hasta el momento. Y aunque ya hablamos de estas y de otras ventajas prácticas, no está de mas hacer un repaso rápido con el fin de que conozcáis mejor el material con el que vais a trabajar:

Platos de ducha de resina

  • Son extraplanos: Los platos de ducha de resina pueden instalarse a ras de suelo, consiguiendo una perfecta integración con el espacio y eliminando barreras al acceder a la ducha, proporcionándonos así una mayor seguridad y comodidad.
  • Se pueden cortar a medida: Se pueden ajustar sus dimensiones a cualquier baño, con un corte simétrico y juntas perfectas que combinan el mejor encaje estético con la más fácil instalación. Además pueden recortarse con facilidad para salvar bajantes, columnas, etc…
  • Ofrecen una gran resistencia y durabilidad: Dado su sistema de fabricación presentan una mayor resistencia a los arañazos y golpes que los platos de ducha acrílicos o cerámicos. Además garantizan una mayor durabilidad que estos y un perfecto mantenimiento del color de sus pigmentos minerales.
  • Son Antibacterianos: Durante el proceso de fabricación se le aplica al plato de ducha una capa superficial de Gel Coat sanitario, un material altamente resistente que le proporciona además de una mayor resistencia al plato, características antibacteriana y anti moho.
  • Son antideslizantes: Su cubierta está diseñada para evitar cualquier caída. Un acabado texturizado dota además al producto de una acentuada propiedad antideslizante que garantiza la máxima seguridad en la ducha al tiempo que ofrece una sensación muy natural y agradable al tacto.
  • Gran variedad de acabados y colores: Los platos de ducha de resina ofrecen una gran gama de acabados, colores y tonalidades, fácilmente combinables con los elementos de un cuarto de baño, mamparas, muebles, griferías etc.
  • Fácil limpieza: Un simple enjuague con agua es suficiente para su mantenimiento.

Tipos de instalación

Los platos de ducha de resina se pueden instalar a ras del suelo o sobre el pavimento. Si bien la tendencia es a colocar platos enrasados con el pavimento, cada sistema tiene pros y contras que se deben analizar. A groso modo podríamos decir que…
Platoa de ducha extraplanos

  • Instalación enrasada: Entre los pros destaca la continuidad del pavimento. Esto supone un menor obstáculo para personas con movilidad reducida y le otorga una estética mas limpia. En contra tiene la necesidad de un mayor hueco entre el nivel de acabado del pavimento y el forjado, además de una mayor dificultad para crear estanqueidad entre el pavimento y el plato.
  • Instalación sobre pavimento: Se consigue con este método una junta más estanca y limpia, al apoyarse sobre el pavimento. La estética sigue siendo limpia, ya que el grosor de los platos de ducha hoy en día es mínimo.

Pautas generales para colocar un plato de ducha de resina

Antes de comenzar la instalación de la ducha comprueba que el plato de ducha de resina no ha sufrido ningún desperfecto durante el transporte y/o que no tiene defectos de fabricación. Asegúrate que el agua fluye hacia el desagüe y no se estanca. ¿Cómo? Colocando el plato de ducha sobre una superficie plana y vertiendo agua en el plato. Una vez comprobado tendrás que…

Medir y corregir la toma del desagüe

El primer paso será medir donde está el desagüe en el plato y realizar una marca de su posición en el suelo para saber dónde quedará instalado. Una vez marcada su posición, el siguiente paso será corregir la toma de desagüe si esta no coincide.

Preparar la base

A continuación, será necesario crear una superficie plana y nivelada de cemento o mortero. De no estar nivelada podría deformarse el plato de ducha una vez instalado, así que deberás prestar especial atención a este paso. Uno de los grandes errores es darle inclinación a la base; algo innecesario ya que los platos de ducha de resina ya presentan un desnivel de 1,5 cm hacia el desagüe.

Una vez nivelada la base habrá que dejar que esta seque por completo. Si instalaras el plato sobre el cemento aún húmedo, al secarse deformaría e incluso podría romper el plato dejándolo totalmente inservible.

Colocar el plato de ducha

Una vez que la base se haya secado por completo, deberás poner masilla de poliuretano tanto en puntos de la base, como en todo el marco en tiras ininterrumpidas. Esto no solo ayudará a fijar correctamente el plato, sino que también contribuirá a un buen sellado.

Instalar el collarín de desagüe

Para terminar, será necesario conectar el desagüe, colocando el collarín de la válvula con el sistema frefijado, tornillos o roscado normalmente.

Aunque es posible realizar la instalación uno mismo, desde Bezzia os aconsejamos dejarla en manos de profesionales si no habéis hecho este tipo de trabajos antes u otros similares. ¿Te atreverías a instalar un plato de ducha de resina tu mismo?

Decora tu casa con Vinilos
Si buscas Vinilos baratos para decorar tu hogar. No te pierdas esta gran colección.
Los mejores Vinilos

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.