Cómo limpiar las persianas venecianas para dejarlas nuevas

Persianas venecianas
Las persianas venecianas son una de las muchas opciones que tenemos para vestir las ventanas y ganar privacidad en nuestro hogar. Son muy reconocibles gracias a sus características lamas que permiten regular el paso de luz. Si estás pensando en instalar unas en casa probablemente te preguntes cómo limpiar las persianas venecianas y en Decoora tenemos la respuesta.

Las lamas pueden hacer que la limpieza de las persianas venecianas resulte un poco más complicada que la de otros sistemas. Pero existe un truco muy sencillo para no tener que gastar una gran energía en ello: un buen mantenimiento. Descubre como mantener limpias tus persianas venecianas y como limpiar a fondo aquellas que ya has descuidado.

Evitar que el polvo se acomode sobre las distintas superficies en nuestros hogares es muy complicado. Pero si podemos evitar que se acumule y desluzca esas superficies con un mantenimiento mínimo. Coge el plumero y ¡no dejes que ocurra!

Limpieza habitual

¿Cuál es la mejor forma de limpiar diariamente las persianas venecianas? Una de las formas más cómodas de hacerlo es utilizando un plumero. Si, una herramienta de limpieza básica y económica que no tardarás más de 10 minutos en pasar por aquellas venecianas instaladas en tu hogar.

Plumero
No tienes que hacerlo cada día. El ritmo de vida actual suele dejarnos a diario muy poco tiempo para poner nuestro hogar al día y sabemos que resulta imprescindible priorizar. Pero, quizá si puedas comprometerte a hacerlo una o dos veces a la semana, suficientes para retirar el polvo superficial y evitar que su acumulación desluzca la persiana.

¿Tienes un aspirador con una boquilla especial o un cepillo suave con almohadilla diseñado para limpiar muebles de láminas? Estos pueden agilizar esta tarea y sustituir o complementar al plumero, pero ¡cuidado con no dañar las lamas al pasarlo!

Limpieza a fondo

Una vez al mes las persianas venecianas ubicadas en dormitorios o salas de estar podrían necesitar una limpieza más profunda con un líquido limpiador: agua con unas gotas de detergente si se trata de venecianas plásticas o de PVC o de algún productos específico si hablamos de venecianas de madera.

¿Te dispones a limpiar las persianas? Antes te meterte en faena protege con una sábana o toalla vieja el suelo bajo la ventana para que el agua al chorrear no convierta la habitación en una pista de patinaje y lo dañe si se trata de un suelo de madera.

Pulveriza el líquido limpiador
Una vez protegido, pulveriza el líquido limpiador en la veneciana y después con una bayeta o alguna de las múltiples herramientas diseñadas para este fin específico limpia una a una las lamas. Te sorprenderá las muchas herramientas que encontrarás en el mercado que te facilitarán esta limpieza: desde guantes de microfibra, hasta cepillos limpiadores con múltiples brazos que permiten limpiar hasta cuatro lamas a la vez.

Cepillos para persianas venecianas
Tan importante como limpiarlas será después aclarar aquellas que hayas limpiado con jabón y secarlas para que los restos de producto en combinación con los rayos de sol no modifiquen ni muden el color de las persianas.

¿Tienes persianas venecianas en la cocina? Por las condiciones de humedad y la acumulación de grasa que suele darse en esta estancia, puede ser recomendable una limpieza más frecuente de estas persianas. Especialmente si la capacidad de la campana extractora resulta pobre y no se ventila adecuadamente la estancia.

Limpieza extrema

¿Qué ocurre si las persianas venecianas llevan tiempo abandonadas? Si te has mudado a una nueva vivienda y no deseas invertir en nuevas soluciones, ¡dale una oportunidad a las viejas persianas! Limpiar aquellas sobre las que se ha acumulado el polvo o la grasa durante meses y dejarlas nuevas no será sencillo pero ¡vamos a intentarlo!

Mamparas de bañera
Si las persianas venecianas son de plástico o de PVC ¡tienes suerte! ¿Por qué? Porque se comportan mejor ante un gran baño. Descuélgalas, llena la bañera con agua y jabón y sumérgelas en él. Déjalas en remojo un buen rato y después frota las lamas con un estropajo muy suave o bayeta. Una vez hecho y eliminada la suciedad, vacía la bañera, aclara con la ducha la persiana y seca antes de volverla a colgar. Si es verano podrías secarlas ligeramente y colgarlas al sol para que se sequen, pero será difícil hacer esto mismo en invierno.

¿No tienes bañera pero tienes una terraza o un jardín? Cuelga o extiende la persiana en una superficie limpia dales un buen manguerazo. Después sigue los mismos pasos que en la bañera: frota, aclara y seca. Armarás más follón pero no hay otra forma de hacerlo.

Ahora que sabes cómo limpiar las persianas venecianas para dejarlas nuevas, ¡ponte a ello! Y una vez hecho, apuesta por un buen mantenimiento para que todo resulte mucho más sencillo en el futuro. ¿Aun no tienes claro si apostar por este u otro sistema para decorar las ventanas? Repasa sus ventajas y desventajas.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.